Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Dormían y los despertaron para robarles
Una larga pesadilla por la madrugada para un hombre de 94 años y su hijo

Fue en 115 entre 39 y 40. Tres ladrones los despojaron de 7 mil dólares, 10 mil pesos y una notebook, según contó un familiar

Una larga pesadilla por la madrugada para un hombre de 94 años y su hijo

daniel cappa, hijo y hermano de las víctimas, en la puerta. Tuvieron que cambiar la cerradura / demian alday

2 de Junio de 2020 | 05:10
Edición impresa

Los asaltos a jubilados en viviendas de diferentes zonas de la Ciudad se repiten y ya constituyen una preocupación latente tanto para adultos mayores como para sus familiares.

El último de estos casos se produjo en una casa de dos plantas de Barrio Hipódromo. Según informó la Policía, en las primeras horas del sábado, en grupo de tres ladrones eligió dar el golpe en una vivienda de 115 entre 39 y 40, donde viven un hombre de 94 años y su hijo de 64.

Fue justo en momentos en que las víctimas dormían. Según le contó a este diario un familiar de los damnificados, los delincuentes entraron luego de acceder al fondo de la planta alta y arrancar la reja protectora de una ventana de una de las habitaciones.

El familiar en cuestión es Daniel Cappa (56), hijo del jubilado de 94 años y hermano del restante damnificado por el asalto.

Sobre el episodio, relató que “una vez que los ladrones entraron, fueron a la planta baja, donde mi papá y mi hermano dormían en sus dormitorios”.

“Eran las 3 y media de la mañana (del sábado) y primero se metieron en la habitación de mi hermano, a quien le prendieron la luz y lo despertaron”, señaló.

Agregó que “mi papá se despertó al ver que la luz de la pieza de mi hermano estaba encendida y que había personas conversando”.

Por eso, cuando los asaltantes fueron hacia el cuarto del padre de ambos hermanos, lo encontraron aterrado.

Sobre esa escena, Daniel precisó que “lo primero que papá les pidió es que no les peguen y le aseguraron que no lo harían. Pese al susto que les hicieron llevar, al menos cumplieron en no golpearlos ni atarlos o encerrarlos, como sucedió en otros episodios de inseguridad”.

“TRANQUILO ABUELO”

Es más: indicó que uno de los tres jóvenes que fueron a robar a esa casa, “se quedó vigilando a mi papá, al que dejaron sentado en la cama, y le dijo `tranquilo abuelo, estos es sólo un tema de plata´ mientras sus cómplices revisaban apurados muebles y cajones de los dormitorios”.

Daniel reveló a su vez que “de entrada, los delincuentes dijeron que buscaban una caja fuerte, una caja marrón con dólares y preguntaron a qué hora llegaba la chica”. Todos, mensajes que las víctimas no supieron decodificar.

En rigor, según lo afirmado por Daniel “se trató de una estrategia para ver si se coincidía con la realidad, ya que acá no hay ninguna caja fuerte ni trabaja ninguna chica”.

En cambio, en esa especie de suerte y verdad, los ladrones sólo encontraron un ahorro en dólares que les quitaron de inmediato.

En tal sentido, Daniel admitió que “se llevaron 7.500 dólares”. También, un monto en pesos, sobre el cual aseguró que “eran algo más de diez mil”.

Según la Policía, los billetes de moneda nacional totalizaban 20.000 pesos.

No sólo de una gruesa suma de dinero los despojaron. “Además les robaron una notebook, el celular de mi hermano y las llaves de la puerta de calle”, enumeró después Daniel.

Por esta última circunstancia, los damnificados se ocuparon rápidamente, el mismo sábado, de reemplazar la cerradura de la puerta de entrada.

“SUBÍ DESPACIO”

Como la plata de la casa se encontraba en la planta alta y así se lo hicieron saber a los delincuentes, uno de ellos “le ordenó a mi hermano Eduardo que suba con ellos. Él les comentó que hace poco lo operaron para colocarle una malla protectora en el estómago y le contestaron `no importa, subí despacio´y permitieron que así lo haga”.

Sus familiares le contaron que los intrusos “se quedaron como media hora”, que “dos de ellos estaban a cara descubierta y el otro encapuchado”, al igual que “en ningún momento mostraron armas”. Y citó que “la Policía vino rápido, pero los `chorros´ igual escaparon”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla