Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,62
Dólar Ahorro/Turista $133.02
Dólar Blue $146,00
Euro $92,77
Merval 0,00%
Riesgo País 1299
Espectáculos |Destacado de la cartelera virtual
María Onetto: “Me protejo mucho de la mentira, estoy interesada en lo auténtico”

La actriz estrena mañana por streaming su exitoso unipersonal “La persona deprimida”, una “propuesta de una honestidad brutal, sin hipocresías, muy gozoso de escuchar”, según define en diálogo con EL DIA

María Onetto: “Me protejo mucho de la mentira, estoy interesada en lo auténtico”

La actriz María Onetto se lanza al streaming

Pedro Garay

Por: Pedro Garay
pgaray@eldia.com

16 de Julio de 2020 | 05:25
Edición impresa

¿Cómo transitar las profundidades insondables de la depresión? En 1998, David Foster Wallace eligió enfrentar ese agujero negro de tristeza en su texto, “La persona deprimida”, y lo hizo con brutal honestidad, pero también con un sanador y poderoso sentido del humor. “La anti melancolía”, define María Onetto, que mañana volverá a recitar el texto, adaptado para teatro por Daniel Veronese, en el monólogo del mismo nombre que se verá por la plataforma de Plateanet desde las 21.

Un unipersonal que la prestigiosa actriz ya mostró en el Centro Cultural San Martín, como parte de un díptico dirigido por Veronese a partir de dos textos de Foster Wallace, y que luego tuvo numerosas funciones en Timbre 4 y hasta fue invitada a varios festivales, invitaciones, claro, truncas. “Es la descripción de un estado de angustia de una manera tan desopilante, tan desmesurada, tan llena de humor y dolor a la vez”, revela sobre “La persona deprimida” Onetto, en diálogo con EL DIA, obra que ahora volverá a través de la pantalla, adaptada para estos tiempos de cuarentena.

Onetto, que cuenta entre risas que en preparación para la función de mañana (entradas a $500) “estoy entrenándome, como los futbolistas, estoy en la concentración”, compartirá una obra distinta a las que muestra la grilla virtual de Plateanet, que hasta aquí había privilegiado unipersonales más comerciales. Por otro lado, “La persona deprimida” “es perfecta”, dice la actriz, para esa propuesta online: “Tiene solo una mesa y una silla, y todo el trabajo está sostenido por la actriz, que soy yo en este caso”.

En la obra el personaje se dirige al público, rompiendo la cuarta pared e interpelando al espectador. Más aún, analiza la actriz, en este momento de angustia pandémica: “A raíz de describir con humor y desmesura lo que es un estado de angustia, se genera una situación muy estimulante para ver en estos tiempos donde vamos y venimos con nuestros estados emocionales”, explica, aunque acepta que el título quizás no invite al espectador abrumado por las circunstancias.

“Sabíamos que es un título riesgoso”, se ríe, “pero a pesar de eso nunca quisimos modificarlo: es parte del riesgo de la propuesta, una propuesta que por otro lado es la anti melancolía, el anti bajón. Porque creo que es exactamente al revés: las personas que dentro de todo mejor la pasan en la cuarentena son esas personas que están sumergidas, dispuestas a nadar en las aguas de los estados que van atravesando, sin resistirse, dialogando con el universo en relación a lo que te propone”.

En ese sentido, la obra muestra a una mujer que “está lanzada a sus estados. Una propuesta de una honestidad brutal, sin hipocresías. Y eso también es muy gozoso de escuchar”.

Como el texto, la obra trabaja contra las habituales representaciones de la depresión, oscuras y solemnes, y ofrece una mirada refrescante y también potente. Recibida de psicóloga (no ejerció, “pero sí tengo mucho psicoanálisis sobre mi”) e hija de una madre depresiva, “conocía la dinámica de la depresión, pero de Foster Wallace escuché algo que me sacudió: que una de las características de las personas con depresión es que están obsesionados consigo mismos, no pueden salir de esa mirada patologizada sobre sí, no pueden tener empatía y solidaridad con el que tienen enfrente. Aún para criticarse, para darse con un caño, siempre son los protagonistas, nunca hay un otro. Así que no es una propuesta condescendiente con la depresión, sino que la saca de un lugar victimoso para describirla desde un lugar descarnado”.

Quizás sacudir al espectador, propongo, sea una de las capacidad del arte en estos tiempos de quietud. Onetto acepta, pero agrega: “No solo en este momento de pandemia, sino en este momento social-histórico, la ficción ofrece la posibilidad de la verdad. Siento que la realidad, con sus manipulaciones diarias que hacen y que hacemos nosotros sobre nosotros mismos, con la posverdad, las fake news, no tiene posibilidades de verdad. Es en la ficción donde vos hacés circular tus verdades de una manera más honesta, donde el otro las escucha, donde se puede compartir, donde está el campo emocional, la subjetividad, el imaginario circulando”.

“La ficción es ese acuerdo que permite, con el que lee, con el que mira, con el que escucha, compartir un mundo más verdadero, menos mentiroso, donde yo me relajo mucho”, continúa Onetto, y revela que “padezco mucho la mentira a mi alrededor, me protejo mucho de no teñirme de ese lugar. Estoy interesada en lo auténtico, lo genuino, lo no careta. Y la posibilidad de eso me la ha dado el teatro”.

TEATRO EN CUARENTENA

La conversación sobre lo genuino conduce a la autenticidad de la propuesta teatral por streaming, y un debate repetido, aunque algo remanido: ¿es teatro este teatro virtual? “Es una experiencia teatral, es en vivo, es fuerte, pero no es la ceremonia teatral”, opina la actriz de importante trayectoria teatral y numerosas participaciones en cine, en cintas como “La mujer sin cabeza” y “Relatos Salvajes”.

Pero aunque no obedezca al rito teatral, la puesta sí le permite salir de la quietud impuesta por la pandemia: “La mayoría de los que abrazamos esta profesión estamos atravesados por el deseo, incluso por la necesidad de actuar, de estar frente a otros, de intercambiar”, dice la intérprete porteña al respecto.

Y además de ese deseo profundo, agrega, “en esta época, uno se pregunta qué es lo que puede dar: no somos trabajadores esenciales, nos lo dicen cada cinco minutos, cada cinco minutos sabemos que somos los últimos que vamos a volver, y entonces también te angustia no poder dar, no poder compartirte”.

La angustia ha sido parte de su cuarentena, como para todos: la actriz cuenta que los primeros días fueron de emociones a flor de piel y encontradas, “con angustias, pero también muchísimos descubrimientos, situaciones donde uno se reconoce que estaba en tiempos más alienados, más automáticos”. También, dice, floreció en algunos momentos la creatividad, no solo en lo artístico: probó nuevas comidas, se amigó con Netflix, “que nunca había mirado”, se vinculó con su casa, escuchó clases por internet, profundizó la meditación para “elevar mis defensas internamente ante el virus”.

Pero a los pocos días de iniciado el encierro, que transita en soledad, Onetto cuenta que se topó con un texto que decía que si bien existirían por un tiempo obras online, charlas y otras propuestas artísticas virtuales, el teatro estaba prohibido. “Ese día, sin darme cuenta, me encontré llorando sin darme cuenta que estaba en ese estado, que esa zona estaba en mi”, confiesa. La actriz debía estar partiendo a España para mostrar “Valeria Radioactiva” y “La persona deprimida”, luego tenía programados viajes a Brasil, Chile y nuestro sur para mostrar “La persona deprimida” y “Potestad”, de Tato Pavlovsky. En cambio, estaba en su casa: un año que pintaba “movido, con novedades”, quedaba trunco.

Pero Onetto consiguió salir de ese círculo de pensamientos nocivos: “Me orientó mucho una pregunta que leí de un astrólogo: ¿nuestras vidas solo tienen sentido cuando se confirman nuestros planes? Y me di cuenta que no: yo quiero vivir con sentido mi vida aun sin estar haciendo lo que mejor hago, que es actuar. Eso es lo que estoy tratando de hacer ahora”.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla