Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
La Ciudad |Hace un siglo contaba con casi 100 mil árboles. Hoy queda poco y en mal estado
Advierten que si sigue su destrozo, el Bosque será “un barrio más”

Vehículos, construcciones que avanzan, descuido, deforestación, falta de un plan integral para su recuperación. Especialistas alertan sobre la suerte de un emblema de la calidad de vida

Advierten que si sigue su destrozo, el Bosque será “un barrio más”

No sólo no se quitan edificios sino que avanzan nuevos. Lo público se redujo a un gran parque / Dolores Ripoll

Carlos Altavista

Por: Carlos Altavista
caltavista@eldia.com

2 de Agosto de 2020 | 03:12
Edición impresa

Hace 143 años se sabía cuántos árboles tenía el Bosque de La Plata. Hoy, no. ¿Simple paradoja o consecuencia inevitable de décadas de inexcusable desidia? No sólo se desconoce la cantidad de ejemplares, sino las especies, su estado fitosanitario, qué se debe quitar, dónde y con qué se requiere reforestar. En fin, la Ciudad viene perdiendo a diario un espacio por el que en muchas capitales del mundo darían lo que no tienen. Y lo viene perdiendo al ritmo de una actitud tan pasiva que asusta.

Sin gestión, sin cuidados mínimos, sin mantenimiento básico, es decir, sin planificación ni siquiera de corto plazo, el emblema platense se debate entre una “multitud” de vehículos que circulan y estacionan, enormes ramas secas que se parten y allí quedan, construcciones que le quitaron aire y encima lucen deterioradas o directamente abandonadas (Teatro del Lago, por caso), árboles centenarios y majestuosos agredidos con pintura de los equipos de fútbol, lugares descuidados, suciedad, más ladrillo y cemento atacándolo o en vías de hacerlo. Historia, riquísima historia. Pulmón verde de la Región. Recreación y vida saludable. Patrimonio cultural. Todo eso y más es el Bosque. Pero no se nota.

“Estamos a tiempo de salvaguardar ciertas características de esta pieza urbana principal del modelo territorial fundacional. (Si no lo hacemos) nuestro legado a las futuras generaciones será la transformación del Bosque en un nuevo barrio de la Ciudad”, sentenció el arquitecto Juan Carlos Etulain, docente e investigador en la Facultad de Arquitectura (UNLP-CONICET), al finalizar una charla donde propuso “un camino de gestión posible para la recuperación del Paseo”.

En la presentación del Taller de Ideas 2020 del Taller Vertical de Arquitectura Nº 8 Pagani-Etulain, se indica que “en el plano fundacional de la Ciudad, el Paseo del Bosque presentaba la forma de un trapecio con base en la avenida 1, anterior Camino Real (…) La composición era de carácter mixto: el trazado simétrico y regular se combinaba con el paisajístico. Sin embargo, la simetría nunca llegó a concretarse a raíz de la pronta decisión de construir el Hipódromo en el sector noroeste”.

El Bosque supo tener 100.000 árboles en 250 hectáreas. Hoy se redujo a menos del 60 por ciento

A la tempranísima intrusión en el Bosque mediante el Hipódromo (1883-1884) se sumó el ensamblado del Chalet de los Gobernadores en 1884 (cedido en 1905 a la UNLP, que lo demolió para levantar el Colegio Nacional). El Museo de Ciencias Naturales y el Observatorio fueron inaugurados en 1888. Siguió el Arco de Ingreso (finalizado en 1884 y demolido inexplicablemente en 1914). Entre 1902 y 1905, la Provincia cedió más terrenos a la Nación para uso de la Universidad, incluyendo los que albergan a las actuales facultades de Agronomía, Veterinaria y Medicina. En 1906 se entregaron sendos predios a Estudiantes de La Plata y a Gimnasia y Esgrima. Se hizo el Zoológico (1907), la estación de carga del Ferrocarril del Sud (1909), el Lago (1911), el Industrial Albert Thomas (1915), Policía (1928) y el Club Hípico (1938). Otras facultades y también la Escuela Anexa.

En el Taller de Arquitectura Pagani-Etulain explican que “estas ocupaciones son producto de la dinámica de los procesos urbanos que el tejido de la Ciudad no pudo absorber. Hoy, el espacio fundacional del Paseo del Bosque se encuentra fragmentado en diversas bandas o islas determinadas por usos específicos no recreativos. Asimismo, es atravesado por dos avenidas (52 y 60) de conexión con el sistema circulatorio regional que acentúa esta desarticulación y deja sólo la porción central del predio original como parque urbano”.

Vale recordar que la expropiación de la estancia Iraola, que contenía el bosque original, fue la primera de tantas. Sobre ese punto ahondaremos más adelante. Pero es de destacar la apreciación de Alberto de Paula en “La ciudad de La Plata, sus tierras y su arquitectura” (1987). “La expropiación de tierras para la fundación de La Plata y su éjido, hipotéticamente podría haberse circunscripto a la superficie necesaria para los edificios gubernativos, espacios verdes (planificados), calles y otros usos públicos”.

Fue Martín Iraola -hijo de Gerónimo Iraola, que compró la estancia en 1857- quien creó uno de los primeros bosques artificiales del país. Las plantaciones iniciales datan de 1862. Como se dijo, hace 143 años, en 1877, el número de ejemplares plantados “alcanzaba la cifra de 99.750”, relataron Rubén Correa, Gustavo Delucchi y Alberto Jualianello, profesores e investigadores del Museo de La Plata, en “Los espacios verdes y el arbolado urbano en el área de La Plata” (1985).

Dos años más tarde, en 1987, De Paula especificó que por los 99.750 árboles se pagó más que por la majestuosa casona, demolida sin explicaciones ni documentos oficiales en torno a 1917.

A la plantación de Martín Iraola, que aproximadamente ocupaba el espacio delimitado por las actuales calles 38, 66, 3 y 122, Delucchi, Jualianello y Correa añadieron un robledal previo, incluso, a la compra de la estancia por su padre. Data de 1956 y aún se conserva. ¿Debería ser espacio protegido? ¿Todo el Bosque debería serlo, como propone Juan Etulain?

¿Qué problemáticas presenta el Paseo del Bosque?, se pregunta el arquitecto. Y responde: “La privatización indiscriminada por sucesivas cesiones a entidades públicas, lo que derivó en la reducción exponencial del espacio (de 250 has. fundacionales a 60 has. actuales); su fragmentación, acentuada por la falta de resolución del sistema de movimiento tanto a escala regional como interna del Paseo, situación potenciada por el uso de los estadios de fútbol; actividades incompatibles con el uso recreacional; falta de control y renovación de las especies arbóreas existentes, sumado a la deforestación indiscriminada”.

¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron a la situación actual? “Algunos de los problemas provienen de años de desatención o, más precisamente, desaprensión de este verdadero pulmón de la Ciudad, que careció de una estrategia de gestión y de una falta de conceptualización como pieza urbana del trazado fundacional. Otros problemas provienen de su pertenencia a una nueva configuración territorial conformada por los partidos de La Plata, Berisso y Ensenada. La responsabilidad principal de la situación señalada recae, sin dudas, en los distintos gobiernos municipales que condujeron el devenir histórico de la Ciudad, pero también es responsabilidad de los ciudadanos e instituciones que no hemos exigido la preservación y el mantenimiento del único parque regional que integraba el modelo territorial fundacional. En este contexto: ¿Qué acciones resultarían necesarias para revertir la situación actual? Pasar de lo discursivo a la acción concreta declarando al Paseo del Bosque, en su extensión fundacional, de utilidad pública; acordar el realojamiento gradual de las instituciones incompatibles; gerenciar la recuperación del espacio, desde la adquisición de las tierras cedidas, pasando por la programación, hasta la realización del proyecto aprobado”.

Se está a tiempo.

Desinterés
Muchos de los problemas del Bosque provienen de años de desatención o, más precisamente, desaprensión por este verdadero pulmón de la Ciudad, que careció de una estrategia de gestión y de una falta de conceptualización como pieza urbana del trazado fundacional de La Plata.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

HACE 25 AÑOS, EL DIA ADVERTÍA SOBRE EL VISIBLE DETERIORO DEL BOSQUE Y LA NECESIDAD DE UN "CUIDADO INTENSIVO"

A la falta de cuidado del arbolado se suma la “vía libre” para el ataque a los añosos ejemplares / Dolores Ripoll

No sólo no se quitan edificios sino que avanzan nuevos. Lo público se redujo a un gran parque / Dolores Ripoll

Por el Bosque circulan todo el tiempo automóviles. Y además es un estacionamiento al aire libre / D. Ripoll

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla