Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Policiales |Tras la locura y la violencia, el dolor
La viuda de Roldán: “Siempre quiso ser policía, pero no estaba conforme con las leyes”

Según la mujer, el efectivo consideraba que limitan la tarea policial. “Veíamos las noticias que pasaban, de un policía que se defendió, disparó, mató y perdió su carrera”, dijo

La viuda de Roldán: “Siempre quiso ser policía, pero no estaba conforme con las leyes”

La esquina donde Rodrigo roza

30 de Septiembre de 2020 | 03:05
Edición impresa

La esposa de Juan Pablo Roldán, el efectivo de la Federal asesinado a puñaladas en Palermo, aseguró que su marido “era feliz” con su trabajo, ya que “era su pasión”, pero recordó que tenía cuestionamientos con las normas sobre el accionar ante hechos como el que le costó la vida.

En este contexto, ayer se informó que el agresor, un hombre de 51 años con antecedentes de problemas psiquiátricos, que habría estado en medio de un brote psicótico en la escena fatal, murió por la madrugada por los balazos que le aplicó el policía en el intento por reducirlo.

“Siempre me daba miedo, nunca me gustó que fuera policía, él lo amaba, lo llevaba en la sangre, era su sueño. En algún momento pensó (dejarlo), pero no sabíamos, si dejaba no íbamos a tener de qué vivir, era su profesión, su todo”, agregó la mujer.

Además, señaló: “Era lo que le gustaba hacer. Él siempre quiso ser policía, pero no estaba conforme con las leyes y con que un policía no puede ejercer como debería ser porque termina preso, termina su carrera, pierde todo”, dijo Carolina, esposa del efectivo asesinado, en diálogo con el canal de televisión TN.

“Siempre veíamos las noticias que pasaban, de que un policía que se defendió, disparó, mató, perdió su carrera, todo”, dijo y reclamó: “nunca un apoyo a un policía”.

La esposa aseguró que Roldán lo que le decía a la “persona era ‘mirá, calmate, te queremos ayudar’, él no le quería hacer daño”.

“Siempre me contaba su forma de trabajar, le gustaba mucho hablar y contar lo que vivía día a día en su trabajo. Él muchas veces, incluso acá en Saavedra, tuvo conflictos con gente de la calle que vive en las vías y estuvo apoyando a la Policía de la Ciudad, era uno de los que hablaba para ayudar”, indicó.

Respecto de las pistolas Taser, la mujer calculó que con su uso él se “hubiera salvado porque estaba hablando con una persona peligrosa que mentalmente no sabía lo que estaba haciendo”.

No obstante, Carolina recordó que su esposo y padre de su hijo de cuatro años decía que “siempre” que hubiera una situación “él iba a reaccionar e iba a ayudar. Siempre iba a estar ahí”, indicó.

“Si íbamos a cualquier lugar y él estaba de civil, estaba de franco, se topaba con algún problema, era el primero en salir para ayudar. Yo le decía ‘pero no estás trabajando’ y siempre me decía: ‘no importa, yo soy policía y esté de franco o esté como esté yo tengo que interceder porque es mi trabajo’”, recordó Carolina.

La mujer, de nacionalidad colombiana explicó que su esposo era “el sostén de la familia. Era todo”, dijo y aseguró que, salvo el grupo de psicólogos del Hospital Churruca que la visitó anoche, “nadie más ha venido, ni ha hecho nada”, aunque sí indicó que desde el Ministerio de Seguridad le había llegado “una carta de condolencias”.

Sin embargo, la mujer contó por la tarde que habló con la ministra de Seguridad y con el embajador de Colombia, quienes se pusieron a su “disposición”.

Sobre el trabajo de Roldán, Carolina dijo que ganaba “muy poco” y que “hacía adicional todo el tiempo para que pudiera alcanzar el sueldo”.

El nene, solo, enojado

La mujer explicó que su hijo de 4 años ya sabe lo que sucedió y dijo que “no quiere ver a nadie, esta en la habitación, enojado” e imploró una vez más que alguien la ayude económicamente para que su padre o su madre puedan venir al país desde Colombia a acompañarla y ayudarla en este momento.

Tras decretar una jornada de duelo, el presidente Alberto Fernández envió sus “sinceras condolencias” a la familia del policía y reiteró su “compromiso con todos aquellos que desde las fuerzas de seguridad arriesgan su vida para cuidar a todos y a todas”.

Un brote, sin medicación

El hombre que mató a puñaladas a Roldán murió por la madrugada a raíz de los balazos que recibió durante el hecho, había presentado “brotes psiquiátricos” días antes y “no estaba tomando la medicación” correspondiente, según informó su madre.

Fuentes policiales informaron que Rodrigo Facundo Roza (51), murió a las 3.30 en el Hospital Fernández, donde había sido intervenido quirúrgicamente debido a las lesiones de bala por lo disparos del inspector cuando se defendió del ataque a puñaladas.

Según explicaron en el centro asistencial, el hombre presentaba lesiones en una pierna y en el abdomen, con compromiso del hígado, bazo y tracto intestinal.

Marta, la madre de Roza, admitió que su hijo había tenido “brotes psiquiátricos” y no estaba tomando los remedios. Aunque aseguró que anteayer, cuando lo vio antes del episodio, “estaba perfecto”, sostuvo.

“Era un chico muy católico, buenísimo, era un amor de hijo y se ve que tuvo un brote psiquiátrico”, recordó la mujer en diálogo con Telenueve.

La madre de Roza consideró que su hijo “no fue bien tratado psiquiatricamente” y que días atrás buscó “otro psiquiatra” pero no lo había conseguido.

Por su parte, el encargado del edificio donde vivía Roza contó que los vecinos están “sorprendidos” por lo ocurrido ya que lo consideraban un hombre “normal”, que “nunca agredía a nadie, hacia una vida normal y era tranquilo”.

Todo ocurrió el lunes a las 16.30, en San Martín de Tours y la avenida Figueroa Alcorta, a metros del ingreso al museo Malba. Según imágenes de las cámaras de seguridad de la Ciudad, Roza vociferaba delante de unas personas que tomaban un café en la vereda.

Hasta allí llegó Roldán (quien prestaba servicio en la sede de la policía Montada, a pocos metros), junto a otro efectivo de la Federal y dos de la policía porteña.

En esas circunstancias, Roldán fue atacado por este hombre, quien le aplicó cuatro puñaladas con un cuchillo que llevaba en una mochila, y al defenderse, el policía lo baleó, por lo que ambos resultaron heridos y el agresor detenido.

“Siempre me daba miedo. No me gustaba que fuera policía. Él lo amaba, lo llevaba en la sangre”

Carolina - Viuda de Juan Pablo Roldán

“Era un chico muy católico, buenísimo. Era un amor de hijo y se ve que tuvo un brote psiquiátrico”

Marta - Madre de Rodrigo Roza

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla