Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $91,97
Dólar Ahorro/Turista $151.75
Dólar Blue $156,00
Euro $109,48
Merval 0,00%
Riesgo País 1433
El Mundo |DESARROLLO DEL IMPEACHMENT
Un proceso que podría tener su veredicto en el mandato de Biden

14 de Enero de 2021 | 02:03
Edición impresa

Donald Trump, que dejará la Casa Blanca el 20 de enero, podría pasar a la historia como el único presidente estadounidense que ha sufrido dos veces la infamia de un juicio político.

La Constitución de EE UU establece que el Congreso puede destituir al presidente (o vicepresidente, o jueces federales...) por “traición, corrupción u otros delitos y faltas graves”.

El procedimiento tiene dos etapas. Primero, la Cámara de Representantes vota, por mayoría simple (218 votos en 435), los artículos de acusación que detallan los cargos contra el presidente: esto se llama “impeachment” en inglés.

En el caso de Trump, hay un solo cargo: “incitación a la insurrección”, motivado por el encendido discurso de Trump antes del asalto de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero.

Tras la acusación formal en la Cámara Baja, el Senado debe organizar el juicio político. Al final de los debates, los 100 senadores votan sobre la acusación. Se necesita una mayoría de dos tercios para aprobar una condena, en cuyo caso la destitución es automática e inapelable. Si no se llega a los votos necesarios, el mandatario es absuelto.

Los senadores pueden votar después, por mayoría simple, otras penas, como la prohibición de presentarse a un nuevo mandato.

La oficina del líder republicano del Senado, Mitch McConnell, confirmó ayer que no volverá a convocar al Senado hasta el martes 19 de enero, la víspera de la jura de Biden, lo que significa que es casi seguro que Trump cumplirá su mandato.

Sin embargo, una futura condena en el Senado (ya que el juicio puede seguir con Trump ya fuera del cargo) podría inhabilitar al expresidente a postularse nuevamente en 2024, un alivio para muchos republicanos que quieren dar vuelta la página de la era Trump.

Otros procesos

Hubo tres procesos de juicio político en la historia de EE UU, y todos acabaron con una absolución: los casos de los mandatarios demócratas Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998.

En diciembre de 2019, el republicano Trump ya fue acusado en la Cámara de Representantes por “abuso de poder” y “obstruir el buen funcionamiento del Congreso”, al pedirle a Ucrania que investigara presunta corrupción vinculada a su rival demócrata y actual presidente electo Joe Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para el país en guerra. El Senado, con mayoría republicana, lo absolvió el 5 de febrero de 2020 tras dos semanas de juicio.

El republicano Richard Nixon, en 1974, prefirió renunciar para evitar una destitución por parte del Congreso a causa del escándalo de Watergate.

La Constitución no especifica cómo actuar después de que el acusado haya dejado el cargo. En 1876, los senadores discutieron si eran competentes para juzgar al entonces secretario de Guerra William Belknap tras dejar su cargo. Finalmente decidieron que sí y lo absolvieron de los cargos de corrupción en su contra.

La Constitución tampoco fija un calendario. Por lo tanto, la Cámara podría esperar antes de transmitir el expediente de acusación al Senado, para darle tiempo a confirmar el nuevo equipo en el poder y validar las primeras medidas de Biden. (AFP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla