Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
FUE SUPERADO 1-0 POR GODOY CRUZ Y SUS CHANCES DE CLASIFICAR A LA LIBERTADORES 2019 SE EMPIEZAN A APAGAR

Estudiantes se quedó sin nafta y perdió contra un rival directo

El Pincha se mostró cansado física y mentalmente luego del choque por la Copa Libertadores ante Garcilaso. Fue sorprendido por su rival en el arranque, quedó en desventaja y luego hizo méritos como para empatar

Por MARTÍN CABRERA
mcabrera@eldia.com

Estudiantes fue otro equipo ayer en La Plata. No sólo porque usó un modelo de camiseta que nada tuvo que ver con su historia, sino porque no se pareció en absoluto al de las últimas fechas, tanto en la Superliga como en la Copa Libertadores. Será por eso que perdió 1-0 como local ante Godoy Cruz, resultado que parece empezar a marcar el futuro del plantel en el torneo.

El equipo de Lucas Bernardi tenía que ganar para seguir prendido en la lucha por alcanzar uno de los cinco boletos para ingresar en la Libertadores 2019, algo que ya se había empezado a complicar por los resultados obtenidos por los demás equipos en los otros partidos. Hasta ganando seguía complicado, con la derrota todo se embarró más...

Estudiantes no jugó un buen partido. Se lo vio cansado física y mentalmente luego del terrible esfuerzo realizado el miércoles contra Real Garcilaso por la Libertadores. No tuvo solidez en la mitad de la cancha y le faltó (como a lo largo de todo el semestre) contundencia de mitad de cancha para adelante. Iván Gómez y Fernando Zuqui siempre estuvieron en desventaja en el medio, Gastón Giménez se tomó más licencias que de costumbre y aportó poco y nada y Lucas Melano tuvo entrega pero nada de gol. Encima Mariano Andújar se equivocó en una de las pocas pelotas que fue al arco... El cóctel fue letal para el Pincha, que de todos modos mereció llevarse un empate del Único.

En el primer tiempo la visita manejó la pelota. Recuperó en la mitad de cancha y soltó muchos jugadores para la contra. Así generó más de un dolor de cabeza, además del gol, que llegó cuando el reloj marcaba los 3 minutos. Una falta desde atrás (así lo consideró Paletta pero quedaron dudas) le permitió a Guillermo Fernández probar al arco desde el vértice izquierdo del área albirroja. La pelota fue al palo opuesto al de Andújar, que se arrojó y quiso despejarla de manera poco ortodoxa, al punto que se le filtró por debajo de su cuerpo.

Luego siguió mejor Godoy Cruz, lastimando por las bandas, luego de recuperar en el medio. Pudo aumentar a los 32, cuando Ángel González eludió al arquero y remató al gol. Salvó Jonatan Schunke en la línea.

Minutos antes de esa jugada y todo el resto del partido fue Estudiantes el que tuvo la iniciativa y las mejores chances como para empatar el partido, que hubiese sido lo más justo.

En el primer tiempo el local tuvo un remate desde la izquierda de Giménez que se fue desviado, un cabezazo de Gastón Campi que pasó cerca y un tiro también desde la izquierda de Tití Rodríguez.

En la parte final, ya cuando el cansancio físico se hizo más notorio (pases errados a pocos metros, centros a cualquier parte y poca lucidez dentro del área) Estudiantes vendió cara su derrota. Lucas Bernardi armó un mediocampo con mayor movilidad y menos marca, intentó ingresar al área rival por la izquierda y mandó a pelear con los centrales a Mariano Pavone.

El Tanque, en los pocos minutos que estuvo en cancha, hizo levantar a la tribuna porque se generó dos chances claras de gol. Primero el palo salvó al Tomba, luego el arquero Leonardo Burián. En el final el equipo entendió cuál era la mejor manera de romper a la defensa rival. Y lo buscó, aunque cansado, sin ideas y con el nerviosismo del reloj.

Estudiantes no pudo llegar ni al empate, se quedó con las manos vacías y lentamente se empieza a despedir de uno de sus objetivos. Es verdad que tal vez no tenga tanto poderío como otros años para dar pelea, pero es cierto que si ayer estaba un poco más lúcido hubiese podido enhebrar otro triunfo para seguir prendido. Bernardi necesita recuperar física y futbolísticamente a algunos jugadores y modificar algo de su sistema. El resto llegará solo y no parece ser poco. Sigue con el crédito abierto.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...