COMENZÓ A ESTUDIAR EN EL 2010 EN LA ESCUELA DE JORGE VIGLIANO Y TRES AÑOS MÁS TARDE INGRESÓ EN LA ASOCIACIÓN DEL FÚTBOL ARGENTINO

Carla Belén López, la platense que busca romper los prejuicios del arbitraje argentino

| Publicado en Edición Impresa

Por LAUTARO SEGURA
lsegura@eldia.com

El mundo del fútbol argentino expresa, a la perfección, el machismo existente en nuestra sociedad. Es por eso que a las mujeres le ha costado mucho tiempo poder ingresar, y la lucha aún continúa en los distintos ámbitos que conforman el deporte más popular de nuestro país. En el arbitraje, por ejemplo, recién el año pasado una mujer logró integrar una terna de Primera División, aunque aún siguen existen ciertos prejuicios.

En este contexto, la platense Carla Belén López es parte del staff arbitral de la AFA desde el 2013 y en la actualidad es designada para encuentros de la Primera C y D, como así también Reserva, Juveniles y el campeonato de fútbol femenino. En el Día de la Mujer habló con este medio y contó su historia, haciendo además un análisis del lugar que ocupa la mujer hoy por hoy en el arbitraje nacional.

- ¿Cómo empezaste con el arbitraje?

- Empecé el curso en la escuela de Jorge Vigliano en el 2010. Arranqué porque siempre me gustó el fútbol y yendo a la cancha me llamó la atención el labor del árbitro, porque falta que cobraba o no los jugadores se le iban al humo y los hinchas le dedicaban cánticos. Me generó curiosidad y quise saber si era tan difícil como parecía.

-¿Y es tan difícil como parecía?

-Es difícil pero lindo a la vez. Disfruto estar dentro de una cancha, sino no hubiese aguantado tantos años.

-¿Hace cuanto estás en AFA?

-Entré en un 2013. Tuve que rendir una prueba física, una teórica y una médica. Una vez hecho todo eso me llamaron para poder dirigir. Actualmente estoy casi todos los fines de semana dirigiendo entre la C y la D.

LA MUJER EN EL ARBITRAJE NACIONAL

-¿Qué lugar tienen hoy por hoy la mujer en el arbitraje argentino?

-La oportunidad que nos están dando es más que positiva porque hace años atrás era impensado que una mujer esté debute en Primera División o esté en el ascenso. Gracias a Dios con todos los cambios que hubo en AFA hoy estamos en todas las categorías. Los veedores van a la cancha y estamos siendo vistas, eso es bueno.

-¿Sentís que dentro de poco una mujer va a ser jueza principal en un partido de la Superliga?

-Siento que falta bastante. No es lo mismo la posibilidad que se nos da para ser juez principal en Primera. A Salomé Di Iorio, que tiene una trayectoria reconocida, le siguen dando partidos de la Primera D.

-¿Esa sensación que tenés es porque existe un cierto prejuicio hacia la mujer?

-Argentina está bastante por debajo de otros países en relación al tema machismo en el mundo del fútbol. No es lo mismo la responsabilidad de un árbitro principal que de un asistente, y por eso aún no se animan a designar a una mujer. Ojalá que se dé, porque hay mujeres con condiciones. Es un cambio de mentalidad de todos los que componen el fútbol argentino.

-¿Cómo se comportan los jugadores hombres cuando te toca dirigirlos?

-Son bastante educados. A veces es más difícil dirigir fútbol femenino por el trato que tenemos mujer con mujer. En muchas ocasiones, cuando piensan que se sobrepasaron, termina el partido y te piden disculpas.

“NO LO CONSIDERO MALO AL ARBITRAJE ARGENTINO”

-En momentos que está tan cuestionado, ¿cómo ves al arbitraje argentino?

-La crítica al arbitraje es exigente, y la mayoría lo ve desde una pantalla con repetición desde mil ángulos, y dentro de la cancha uno tiene milésimas de segundos. El que peor se siente al haberse equivocado es el árbitro, más aún si es algo decisivo. No considero que sea malo, pero sí que ocurrieron varios errores, pero eso se puede trabajar.

-¿Cómo ves la utilización del VAR?

Es positivo, siempre y cuando se utilice bien. El juez es el que decide cuándo aplicarlo, pero la clave creo es que todos tengan la misma formación para su utilización. Pero si se aplica bien, va a ser positivo, para solamente para jugadas decisivas.