Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pese a las recomendaciones, los argentinos consumen cada vez menos frutas y verduras

Así lo señalan especialistas y lo confirman datos oficiales. En los últimos veinte años se ingiere un 41% menos de frutas y 13% menos de vegetales. Cuáles son las recomendaciones y el perfil de los que prestan mayor resistencia a las hortalizas

Pese a las recomendaciones, los argentinos consumen cada vez menos frutas y verduras

Debemos tratar de variar la selección de nuestros alimentos para lograr el equilibrio que nuestro cuerpo necesita / Shutterstock

27 de Octubre de 2019 | 01:56
Edición impresa

Hay algo que los nutricionistas repiten como un mantra sagrado y que todos ya sabemos de memoria: las frutas y los vegetales son esenciales para nuestra salud. Sin embargo, y pese a que todos reconocen que estos alimentos son fundamentales para una dieta saludable y prevenir enfermedades, los datos oficiales y los expertos en nutrición coinciden en señalar que en nuestro país se come cada vez menos frutas y verduras. Concretamente, de acuerdo a datos de la propia Secretaría de Salud de la Nación, en los últimos veinte años los argentinos consumen un 41% menos de frutas y 13% menos de vegetales. ¿De verdad?

“Es importante ser conscientes de la calidad y cantidad de nutrientes que consumimos”

 

Según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, sólo el 6% de la población adulta cumple con la recomendación de consumo de cinco porciones diarias de frutas y verduras en Argentina. Al mismo tiempo, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada por el Ministerio de Salud de la Nación, de la población adolescente de entre 13 y 15 años, sólo el 17,6% cumple con la recomendación de consumo de este tipo de alimentos.

“Pese a saber los beneficios que trae -dice la nutricionista Clara Olivera-, todavía muchos se resisten a incorporar las frutas y las verduras a la dieta diaria. Por eso siempre recomendamos que la educación alimentaria tiene que arrancar de chicos, en la infancia, porque todo lo que se quiera revertir de grande va a ser mucho más complejo y trabajoso”.

Si separamos a los consumidores según sus perfiles, en Argentina el mayor consumo de frutas y verduras se ubica en los sectores medios y bajos, diferenciándose ambos en el tipo de producto que priorizan. El nivel medio es el principal consumidor de frutas, mientras que el nivel bajo lo hace preferentemente sobre hortalizas. Por su parte, los sectores de mayor poder adquisitivo consumen en mayor proporción brócoli (24%), acelga (18,6 %), zapallito (13%), batata (12,6%) y tomate (12,3 %). Además, se destaca que el hombre es mayor consumidor de zanahoria, banana y uva, y la mujer de durazno, kiwi, pera, mandarina, manzana, melón, pomelo, naranja, lechuga, brócoli, choclo, pimiento, zapallito, batata y acelga. A su vez, ambos géneros consumen limón, cebolla, papa y tomate.

“Es importante ser conscientes de la calidad y cantidad de nutrientes que consumimos al momento de elaborar cada plato”, dice por su parte la licenciada en nutrición Florencia Dorronsoro, quien precisa además que a diario les sugiere a sus pacientes “poder tener en sus platos 50% alimentos ricos en fibras (vegetales), 25% de alimentos fuertes en proteínas (carnes y lácteos) y 25% de alimentos fuertes en carbohidratos (cereales, pastas y legumbres) o ir variando estos porcentajes de manera armónica y equilibrada a lo largo de la semana. Aunque sabemos que no todos los platos incorporan la misma cantidad de nutrientes, debemos tratar de variar la selección de nuestros alimentos para lograr el equilibrio que nuestro cuerpo necesita”.

Nada distinto es lo que aporta Olivera, quien reconoce que el consumo de frutas y vegetales en el país “viene cayendo desde hace tiempo”, y que esto se debe, en parte, “ a la falta de campañas para concientizar. Los kioscos saludables en las escuelas o las publicidades en los medios públicos deberían ser una cuestión de Estado. Sin embargo, vemos que nada se cumple y que los niveles de obesidad y sobrepeso en los chicos siguen en franco aumento”.

A la hora de precisar perfiles de los consumidores, los expertos indican que las mujeres consumen mayor cantidad de frutas y verduras que los hombres, mientras que los jóvenes y adolescentes varones no parecen encontrar incentivos para consumir frutas y hortalizas. De todos los integrantes del hogar, los niños son los que ofrecen la mayor resistencia al consumo de estos alimentos.

 

Multimedia

Debemos tratar de variar la selección de nuestros alimentos para lograr el equilibrio que nuestro cuerpo necesita / Shutterstock

50% alimentos ricos en fibras (vegetales), 25% de alimentos fuertes en carbohidratos (cereales, pastas y legumbres), 25% de alimentos fuertes en proteínas (carnes y lácteos)

Cinthia Kwaterka (Nutricionista).-​​​​​​​ “La alimentación saludable engloba mucho más que un cuerpo: vehiculiza un estado de salud adecuado que ayuda a prevenir enfermedades y a sentirse bien. La alimentación saludable es un trabajo permanente, que se logra mediante buenos hábitos alimentarios que incluyen aprender a elegir alimentos, controlar las porciones y, en lo posible, acompañar con una actividad física adecuada”

Virginia Busnelli (Médica especialista en nutrición).- “Es importante recordar que el consumo de frutas y vegetales nos aporta fibra, agua, e infinidad de vitaminas y minerales necesarias para nuestro organismo. Hay que aprovechar aquellos que son de estación para obtener los beneficios de un alimento mucho más sabroso, nutritivo y también económico”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla