Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Mañana serán los alegatos

Juicio por Salgán: tramo final y pedido de prisión perpetua para el esposo

Juicio por Salgán: tramo final y pedido de prisión perpetua para el esposo

El acusado y sus defensores durante el juicio / dolores Ripoll

Marcelo Raúl Núñez (44), el hombre acusado de haber asesinado en 2015 con golpes y puñaladas a su esposa, la instructora de fitness Claudia Salgán (40), se negó a declarar en el tramo final del juicio oral que se le sigue en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata, que se encamina hacia un pedido de la máxima pena de presión en su contra.

Núñez tenía previsto hacer uso del derecho a decir sus últimas palabras antes de escuchar el veredicto, informaron fuentes judiciales.

Los voceros señalaron que el único sospechoso del asesinato prefirió no hablar en la audiencia de ayer ante el tribunal, tras lo cual se pasó a un cuarto intermedio hasta mañana, cuando comenzarán los alegatos de las partes que debieron ser suspendidos en la víspera por problemas de salud de la fiscal Victoria Huergo.

Por otro lado, según pudo saber EL DIA, la funcionaria solicitará la pena de prisión perpetua. En tanto, la defensa hará lo posible para morigerar la sentencia.

La postergación de los alegatos golpeó emocionalmente a la madre de Salgán, Florencia Cabrera, quien se mostró “triste y angustiada”. Núñez llegó al juicio imputado del delito de “homicidio calificado por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre a una mujer mediante violencia de género”, y si bien el hombre reconoció la autoría del crimen, su defensa pretende cambiar el agravante del contexto de violencia y plantear el hecho como producto de una emoción violenta.

Claudia Salgán fue asesinada a golpes y puntazos con un destornillador

 

El hecho que se juzga ocurrió el 8 de julio de 2015, en una finca ubicada en 493 entre 132 y 133, de Gorina, donde Salgán fue apuñalada con un destornillador y recibió varios golpes que le causaron la muerte.

Si bien en un primer momento Núñez dijo que su mujer había sido atacada por un ladrón, finalmente reconoció haberla matado por una presunta infidelidad. En esa línea, la estrategia judicial de su defensa busca demostrar que el hombre “estaba con las facultades mentales alteradas” y que no se registraba en la pareja un contexto de violencia de género.

Florencia Cabrera refirió el 6 de mayo último y relató durante 2 horas el calvario de su hija durante los 23 años de matrimonio con Núñez, y la golpiza que le aplicó de manera feroz en 1997 y motivó que la pareja se separara. “Durante años la maltrató y la golpeó”, contó Cabrera, quien pidió que el femicida de su hija no esté en la sala al momento de declarar.

Otro testimonio relevante en el juicio fue el del médico de Salgán, Horacio García, quien era su ginecólogo personal y el 8 de julio de 2015 concurrió al hospital a ver a su paciente a pedido de Cabrera. El médico revelo que al ingresar a la sala observó que Salgán “estaba desfigurada y su rostro irreconocible” y que llegó a pensar que se “había equivocado de cama”.

“Lo que más me llamó la atención fue el edema, la hinchazón que tenía el rostro, no era Claudia”, dijo García, tras lo cual agregó que sus colegas le informaron que la víctima había recibido heridas punzantes y que no había nada para hacer porque “presentaba shock hipovolémico” que había afectado sus órganos vitales.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...