Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El botón antipánico y la perimetral no evitaron que su ex volviera a agredirla

El ataque fue en un edificio de diagonal 80 entre 115 y 116. La víctima, de 30 años, está fuera de peligro. El agresor permanece prófugo

El botón antipánico y la perimetral no evitaron que su ex volviera a agredirla

El ataque fue en una vivienda del primer piso de este edificio / R. Acosta

26 de Junio de 2019 | 01:54
Edición impresa

Para los familiares y allegados a Melina Natalia Cruz (30), el violento episodio que ella sufrió en su departamento de barrio Hipódromo, donde resultó con varios cortes en su cuerpo al ser agredida por su ex pareja, fue un eslabón más de una larga cadena de ataques que le endilgan al mismo sujeto.

Este caso de violencia de género ocurrió en el primer piso de un edificio de diagonal 80 entre 115 y 116, cerca del mediodía de ayer.

Hasta allí fue el agresor, quien, tras algunos reproches y palabras subidas de tono, la atacó a golpes y luego le causó algunas heridas en la cabeza, el cuello y las manos, confirmaron a este diario fuentes policiales.

La víctima expuso que esos cortes fueron provocados con un arma blanca, aunque personal médico del SAME que la atendió en el lugar y le practicó las curaciones de rutina, relativizó la posibilidad de que las heridas hayan sido provocadas con algún elemento cortante. Lo indiscutible, más allá de qué las haya causado, es que Melina terminó lastimada y tuvo que pulsar un botón antipánico para ponerse a salvo.

Sin embargo, antes de que arribaran a la escena los policías de la Local y del Comando de Patrullas, además de los sanitaristas, el acusado del ataque había logrado escapar y al cierre de esta edición continuaba siendo intensamente buscado.

Una vez que pudo sobreponerse del shock nervioso que le produjo el episodio, la víctima radicó una denuncia por violencia de género, trámite que ya conoce de cerca.

Según reveló ayer Estefanía (35), vecina de la zona que conoce desde hace un tiempo a la protagonista de esta penosa historia, “Melina ya denunció por violencia de género muchas veces a su ex pareja, inclusive desde antes de que naciera su hija de 7 años”. Sin embargo, el acusado “nunca fue detenido y ella hasta llegó a tener vigilancia en su departamento de más de un familiar, porque se sentía aterrada de sufrir algún nuevo ataque a golpes y amenazas, como era común que padeciera”.

Recursos

Según fuentes policiales, en virtud de las reiteradas exposiciones a nivel policial y judicial que presentó por el hostigamiento y agresiones a los que era sometida, a la víctima se le concedió “un botón antipánico” y se dispuso “una restricción perimetral” para que su ex pareja no se acercara a ella. Pero, se sabe, los papeles no impiden que eso pase.

“ESTÁ TRAUMADA”

“Melina está traumada desde hace mucho tiempo con este tipo, por el hostigamiento, los golpes y porque no es la primera vez que le provoca cortes con un cuchillo”, explicó Estefanía.

En este punto, la mujer recordó que “hace un año (la ex pareja) la atacó en 2 y 42, haciéndole cortes en un brazo”. La vecina no pasó por alto que Melina convive con el tiempo: “Cada vez que se va mira para todos lados por temor de que aparezca” este sujeto.

La víctima le confesó a distintos allegados que debe “tomar pastillas para dormir porque le cuesta conciliar el sueño”, básicamente, de nuevo, por miedo.

Las alteraciones en la vida de Estefanía van más allá que el terror permanente, los desfiles por la comisaría y las alteraciones del sueño. “Hasta tuvo que dejar de trabajar en un comercio de venta de ropa, porque al jefe le molestaban los frecuentes llamados telefónicos que Melina recibía de los juzgados donde denunciaba a su ex”. Además, la vecina dijo estar al tanto de que “el papá de Melina se ha movido bastante para ayudarla en su lucha contra este tipo” y cerró: “Ojalá la Justicia actúe antes que sea muy tarde”.

 

877.036
PROCESOS PENALES Se iniciaron en toda la Provincia durante 2018 por Violencia Familiar y de Género, incluyendo los que se abrieron en el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil. En 2017 fueron 824.599.
4.875
CAUSAS Se abrieron en 2018 solamente en el Departamento Judicial La Plata. En el mismo distrito y lapso hubo 12 femicidios, es decir, 18% del total de asesinatos (67)

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla