Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $190,00
Euro $96,54
Merval 0,00%
Riesgo País 1445
Si con Venezuela no se ponen de acuerdo, qué se puede esperar que haga el Gobierno con la economía

Si con Venezuela no se ponen de acuerdo, qué se puede esperar que haga el Gobierno con la economía

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela / web

Por: OSVALDO GRANADOS
osvaldoperiodista@gmail.com

11 de Octubre de 2020 | 06:13
Edición impresa

El gobierno de un país puede tener distintas miradas sobre la economía.

Pueden discutirse políticas cambiarias, financieras, sobre controles de precios y tarifas.

Lo que es imposible, es que se discuta la política exterior.

Es inimaginable que un embajador en la OEA, discrepe con un informe de Michelle Bachelet, diga que es sesgado y estigmatizante contra Maduro y otro en las Naciones Unidas, del mismo país lo condena por violar los derechos humanos.

Esto fue posible, en Argentina.

Incluso se le exigía al Presidente de la Nacion que le diera explicaciones a Maduro.

Un ex montonero me explicaba que no podían expulsar al embajador ante la OEA, porque este había recibido “luz verde”, de alguien muy importante del Poder Ejecutivo, que no es Alberto. “Los muchachos necesitaban algo para festejar”, fue la explicación.

Mientras tanto, la frase de uno de los principales dirigentes de la CGT, tuvo fuerte repercusión en la Casa de Gobierno , Hector Daer en un reportaje televisado, señaló: “Hay que volver a San Martin, Irigoyen y Perón del ‘74. Esto es lo que hay que recuperar”.

¿Cuál fue ese Perón de 1974?

En ese año, siguió apuntando a la unión de los argentinos, pero el hecho clave, fue que expulsó a los Montoneros de Plaza de Mayo y según consta en documentos, acordó su eliminación.

¿Qué quiso decir?

En la CGT, nadie quiere ser demasiado explícito, pero indagando subrayan la necesidad de que Alberto se saque de encima a Cristina, La Cámpora y el Instituto Patria.

¿Por esa razón, decidió presidir el Partido Justicialista?

¿Será el inicio de un gobierno puramente peronista?

¿Vuelve el ni yanquis ni marxistas?

Hasta ahora, las presiones del Instituto Patria eran evidentes.

La pregunta es, ¿se puede tomar distancia, sin romper?

Mientras tanto, Martín Guzmán, ante una pregunta en televisión, explico con énfasis: ¿Bajar el gasto publico? “No, nunca, en todo caso si se puede se aumenta”.

Todo bien, ahora la pregunta es, ¿Cómo se financiaría?

Uno: nadie le presta a la Argentina

Dos: ¿con más impuestos?. Imposible, ya que mucha gente no puede pagar los actuales.

Tres:con emisión. Si, es la única salida.

Fabricaron 1,8 billones de pesos. Una parte la absorben con Leliq. Unos 500.000 millones de pesos están en la calle y otra parte fue al dólar.

Mientras, la brecha del tipo de cambio oficial y el resto, permanece cerca del 90 por ciento. Así cualquier política económica es imposible.

El equipo económico decidió que no habrá una devaluación brusca, porque los precios serian incontenibles.

Los cambios serán diarios y a mayor velocidad.

Saben que el déficit fiscal es muy alto. Solo quedan tres palabras : emitir, emitir y emitir.

Consideran que el problema principal es la confianza. Nadie les cree. Por eso, quieren poner marcha el demorado “Pacto social”.

Alberto está con estos temas, y una parte del gobierno esta en otro campo de batalla.

En ese lugar se desarrolla otra guerra. Es con la Justicia y la necesidad de salvar a su líder.

Al mismo tiempo se nota que la solución de los problemas se posterga. Te dicen que en lugar de gestionar, varios funcionarios se dedican a militar. Mucho voluntarismo, ideología, pero poco pragmatismo.

Las medidas se quedan a mitad de camino. No se logra bajar la brecha cambiaria.

Se ven oportunidades de negocios con este tipo de dólar, pero el ruido que meten los ultra kirchneristas les provoca temor. Proyectos inmobiliarios que podrían funcionar, se paralizan por la incertidumbre.

La única verdad es la realidad. Los pesos que sobran en la economía van al dólar, cualquiera sea el precio.

Los funcionarios, exclaman, que está muy caro para comprar.

No convencen a nadie. El peso es un material de descarte.

Ahora bien, si existen estos enfrentamientos en política exterior, qué se puede esperar en la economía.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla