Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Qué le hace el coronavirus al cerebro, según expertos mundiales

Qué le hace el coronavirus al cerebro, según expertos mundiales
1 de Julio de 2020 | 14:03

A medida que pasa cada semana, cada vez es más claro que el coronavirus puede desencadenar una gran variedad de problemas neurológicos, asegura un artículo periodístico firmado por el corresponsal médico Fergus Walsh de la BBC y publicado en el sitio de esa cadena. Allí asegura que varias personas que se han puesto en contacto con el autor del artículo para dar cuenta de que después de una enfermedad relativamente leve han sufrido el persistente impacto cognitivo de la enfermedad: problemas con su memoria, cansancio y concentración.

"Pero es en el extremo más severo que hay mayor preocupación", sostiene, y agrega que "al conversar con Paul Mylrea, es difícil imaginar que tuvo dos accidentes cerebrovasculares masivos, ambos causados ​​por una infección por coronavirus. El hombre de 64 años, que es director de comunicaciones en la Universidad de Cambridge, es elocuente y, a pesar de cierta debilidad persistente en su lado derecho, es capaz. Ha realizado una de las recuperaciones más notables jamás vistas por los médicos en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía (NHNN) en Londres".

Cuenta que su primer accidente cerebrovascular ocurrió mientras estaba en cuidados intensivos en el University College Hospital. También se encontraron coágulos de sangre potencialmente mortales en sus pulmones y piernas, por lo que se le administró potentes medicamentos anticoagulantes (anticoagulantes). Un par de días después sufrió un segundo accidente cerebrovascular aún más grande y fue transferido de inmediato al NHNN en Queen Square. El neurólogo consultor Dr. Arvind Chandratheva estaba saliendo del hospital cuando llegó la ambulancia.

"Paul tenía una expresión en blanco en su rostro", dice. "Solo podía ver por un lado y no podía entender cómo usar su teléfono o recordar su contraseña. Inmediatamente pensé que los anticoagulantes habían causado un sangrado en el cerebro, pero lo que vimos fue muy extraño y diferente", agrega.

Paul había sufrido otro accidente cerebrovascular agudo debido a un coágulo, privando a las áreas vitales del cerebro del suministro de sangre. Las pruebas mostraron que tenía niveles asombrosamente altos de un marcador para la cantidad de coagulación en la sangre conocida como dímero D. Normalmente estos son menos de 300, y en pacientes con accidente cerebrovascular pueden aumentar a 1,000. Los niveles de Paul Mylrea fueron más de 80,000.

"Nunca antes había visto ese nivel de coagulación: algo sobre la respuesta de su cuerpo a la infección había causado que su sangre se volviera increíblemente pegajosa", dice el Dr. Chandratheva. Durante el cierre hubo una caída en el número de admisiones por accidentes cerebrovasculares de emergencia. Pero en el lapso de dos semanas, los neurólogos del NHNN trataron a seis pacientes de Covid que habían sufrido accidentes cerebrovasculares importantes. Estos no estaban relacionados con los factores de riesgo habituales para el accidente cerebrovascular, como la presión arterial alta o la diabetes. En cada caso vieron niveles muy altos de coagulación.

Parte del desencadenante de los accidentes cerebrovasculares fue una reacción exagerada masiva por parte del sistema inmune que causa inflamación en el cuerpo y el cerebro, sostiene Walsh en su nota. El Dr. Chandratheva proyectó las imágenes del cerebro de Paul en una pared, destacando las grandes áreas de daño, mostradas como borrones blancos, que afectan su visión, memoria, coordinación y habla. El derrame cerebral fue tan grande que los médicos pensaron que probablemente no sobreviviría o quedaría enormemente discapacitado.

"Después de mi segundo accidente cerebrovascular, mi esposa y mis hijas pensaron que eso era todo, nunca volverían a verme", dice Paul. "Los médicos les dijeron que no podían hacer mucho más que esperar. Luego, de alguna manera, sobreviví y me fui volviendo cada vez más fuerte", agrega. Una de las primeras señales alentadoras fue la habilidad de Paul con los idiomas (habla seis) y cambiaba del inglés al portugués para hablar con una de sus enfermeras. "Inusualmente aprendió varios de sus idiomas cuando era adulto, y esto habrá creado diferentes conexiones de cableado en el cerebro que sobrevivieron a su accidente cerebrovascular", sostiene el Dr. Chandratheva.

Paul dice que no puede leer tan rápido como solía hacerlo, y que a veces se olvida, pero eso no es sorprendente dadas las áreas de daño en su cerebro. Su recuperación física también ha sido impresionante, lo que los médicos atribuyen a su alto nivel de condición física anterior. "Solía ​​andar en bicicleta durante una hora al día, hacer un par de sesiones de gimnasio a la semana y nadar en el río. Mis días de ciclismo y buceo han terminado, pero espero volver a nadar", asevera Paul.

La nota de la BBC indica que un estudio en Lancet Psychiatry encontró complicaciones cerebrales en 125 pacientes con coronavirus gravemente enfermos en hospitales del Reino Unido. Casi la mitad había sufrido un derrame cerebral debido a un coágulo de sangre, mientras que otros tenían inflamación cerebral, psicosis o síntomas similares a la demencia. Uno de los autores del informe, el profesor Tom Solomon, de la Universidad de Liverpool, dijo que "ahora está claro que este virus causa problemas en el cerebro, mientras que inicialmente pensamos que se trataba de los pulmones. Parte de esto se debe a la falta de oxígeno al cerebro. Pero parece haber muchos otros factores, como problemas con la coagulación de la sangre y una respuesta hiperinflamatoria del sistema inmune. También deberíamos preguntarnos si el virus mismo está infectando el cerebro ".

En Canadá, el neurocientífico Prof Adrian Owen ha lanzado un estudio global en línea sobre cómo el virus afecta la cognición . Owen manifestó: "Ya sabemos que los sobrevivientes de la UCI son vulnerables al deterioro cognitivo. Por lo tanto, a medida que el número de pacientes recuperados de Covid-19 continúa aumentando, cada vez es más evidente que el envío a casa desde la UCI no es el final para estas personas. Es solo el comienzo de su recuperación ".

"Sars y Mers, ambos causados ​​por coronavirus, se asociaron con alguna enfermedad neurológica, pero nunca antes habíamos visto algo así", manifestó el Dr. Michael Zandi, neurólogo consultor de la NHNN. "La comparación más cercana es la pandemia de gripe de 1918. Vimos que hubo muchas enfermedades cerebrales y problemas que surgieron en los próximos 10-20 años", apuntó.

Walsh reflexiona en su artículo: "Como corresponsal médico de la BBC, desde 2004 he informado sobre amenazas globales de enfermedades como la gripe aviar, la gripe porcina, Sars y Mers, ambos coronavirus, y el ébola. He estado esperando gran parte de mi carrera por una pandemia mundial y, sin embargo, cuando apareció Covid-19, el mundo no estaba tan listo como podría haber estado. Lamentablemente, es posible que tengamos que vivir con coronavirus indefinidamente. Aquí, reflexionaré sobre esa nueva realidad. Cómo se descubrió la dexametasona del fármaco coronavirus revolucionario. ¿Estaba el coronavirus aquí antes de lo que pensábamos?. 'Me quedé boquiabierto al dar positivo por anticuerpos contra el coronavirus'". 

Luego agrega que un misterioso síndrome neurológico conocido como encefalitis letárgica apareció alrededor del final de la Primera Guerra Mundial y llegó a afectar a más de un millón de personas en todo el mundo. Hay evidencia limitada de sus causas y de si el desencadenante fue la influenza o un trastorno autoinmune posinfeccioso. Además de un coma de somnolencia, algunos pacientes tenían trastornos del movimiento que se parecían a la enfermedad de Parkinson, que los afectaron por el resto de sus vidas.

También da cuenta de que en su libro Awakenings, el neurólogo Oliver Sacks contó la historia de un grupo de pacientes que habían estado congelados en el sueño durante décadas, y cómo usó el medicamento L-Dopa para liberarlos temporalmente de su estado encerrado. "Debemos tener cuidado antes de leer demasiado en las comparaciones entre Covid-19 y la pandemia de gripe española de 1918 . Pero con tantos pacientes de Covid que tienen síntomas neurológicos, será importante observar los efectos a largo plazo en el cerebro", termina diciendo Walsh.

Fuente: https://www.bbc.com/news/health-53081022

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla