Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $123,91
Dólar Ahorro/Turista $204.45
Dólar Blue $204,00
Euro $129,36
Riesgo País 1945
La Ciudad |Los aumentos de precios, una de las claves
La carne en un tobogán: baja en las ventas de un 30%

El porcentaje surge en comparación con enero de 2021, según fuentes del sector que atraviesa uno de los momentos más difíciles por la caída constante del consumo

La carne en un tobogán: baja en las ventas de un 30%

luis, carnicero de 20 y 50, dijo que vende el 30 por ciento menos que en enero de 2021/ roberto acosta

18 de Enero de 2022 | 02:15
Edición impresa

Carestía y, algunos no descartan, el temor de que se corte la luz -si bien los apagones no fueron masivos y muy prolongados como en el Conurbano-, inciden por estos días en la caída de ventas de las carnicerías. De todos modos, enero siempre es considerado un mes “tranquilo” en los mostradores, en muchos comercios del ramo se habla de una baja de hasta el treinta por ciento con relación al mismo mes del año anterior.

Por la razón que sea, en las carnicerías es muy poco el movimiento que se observa desde que arrancó enero. Algunos carniceros opinan que, pese a que se escucha por todos lados que “la cosa está mal”, mucha gente se fue de vacaciones y la Ciudad se ve como vacía.

Algunos opinan que la ola de calor también influyó en las actividades del Mercado de Liniers, donde en la última semana cayó sensiblemente la oferta. Carlos Riusech, CEO del Frigorífico Gorina, sostiene que el cambio de la actividad en Liniers es circunstancial y también está incidiendo la sequía que afecta al campo. De todas maneras, considera que puede haber cierta retracción en el consumo a raíz de que las compras se hacen para el día a día, por temor a los cortes de luz y a que los alimentos pierdan la cadena de frío.

Desde su carnicería de 17 y 49, Luis consigna que “enero es un mes tranquilo”, pero reconoce que en los días de altas temperaturas los cortes de luz complican cuando una interrupción obliga a la gente a tirar alimentos.

“Más allá del calor, no se viene vendiendo mucho, con relación a otros eneros, las ventas bajaron un 30 por ciento”, se sincera.

Fundamentalmente en las zonas donde se registraron los cortes de luz más prolongados es donde más se nota el cambio de hábitos, eso de comprar solo lo que se consume en el día, o a lo sumo para dos o tres comidas.

Carolina, una vecina de Parque Saavedra, dice que prefiere ir más veces a la carnicería a comprar varios cortes y freezar. “No es cómodo, pero me da miedo hacer una comprar de 3 mil o 4 mil pesos y que me corten la luz y tenga que tirar la carne, como ya me pasó hace unos días con la carne picada y el pollo, dos de los alimentos a los que más desconfianza les tengo cuando van perdiendo el frío”, afirma la vecina.

No hay un peso

Con otra mirada acerca del bajón de las ventas, el carnicero Carlos Marchán asegura que se busca cualquier pretexto para justificar que la gente ya no compra tanto en las carnicerías. “Cayó el consumo de carne porque la gente no tiene plata y no le alcanza; los valores siguen altos y es nada más que por eso, no le busquemos explicación en los cortes de luz”, apunta el comerciante.

Marchán fundamenta su idea en que la caída de las ventas ya se hizo sentir fuertemente para las fiestas, cuando se supone que la gente hace su mayor esfuerzo para armar un menú acorde con las celebraciones.

“Pasan dos cosas, la gente ya se dio cuenta de que los llamados “Cortes Cuidados” no se pueden comer y los otros no están al alcance de su presupuesto; esas son las razones por las que se vende muy poco”, concluye el comerciante.

Miguel Jairala, responsable de estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), analiza el estado de situación del sector en el 2021.

“El año fue muy difícil para la industria de la carne porque arrastró con una restricción de oferta muy fuerte, como consecuencia de ajuste en los sistemas productivos que se dio por el aumento del precio del maíz. Eso alargó los períodos de engorde, hubo menos intensividad a lo largo del año y eso derivó en menores faenas, una menor oferta y un incremento del precio”, sostiene a través del portal del IPCVA.

No obstante se muestra optimista con relación a la posibilidad de revertir la caída de los últimos años.

para tener en cuenta

Con relación a los cuidados que hay que tener por el calor, el IPCVA informa que el color de la carne está dado por una proteína que brinda el tono rojo y puede cambiar mientras se almacena en la carnicería, en el supermercado o en el hogar. Cuando se guarda de forma adecuada, los cambios en color son normales y no necesariamente indican que el producto esté deteriorado.

La carne vacuna fresca y cruda se puede conservar de 3 a 5 días en la heladera a una temperatura de entre 0° y 5°C, y hasta 6 meses en el congelador.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla