Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Política y Economía |APUNTÓ CONTRA MONZÓ, MANES, MORALES, FRIGERIO Y BULLRICH
Huracán Lilita: contra quiénes disparó, qué les dijo y cuáles fueron las respuestas que recibió

Elisa Carrió prendió el ventilador y cuestionó los vínculos de algunos dirigentes de Juntos por el Cambio con Sergio Massa. Le salieron a contestar con dureza y se generó una nueva grieta en la coalición. De todas formas, aseguran que no habrá ruptura

11 de Agosto de 2022 | 01:28
Edición impresa

Elisa Carrió no se anduvo con chiquitas. Disparó munición gruesa sobre varios dirigentes de Juntos por el Cambio por sus vínculos con Sergio Massa, repartió acusaciones y generó una tormenta política en la coalición opositoria.

La novedad, esta vez, fue que los apuntados no se quedaron con la boca cerrada y salieron a responder con inusual dureza. Patricia Bullrich, por caso, escribió en su cuenta de Twitter: “Basta, Carrió”.

La exdiputada nacional arrancó un raid mediático el lunes por la noche y lo siguió el martes. Transitando la misma línea discursiva, acusó a varios dirigentes como Emilio, Monzó Rogelio Frigerio, Gerardo Milman (mano derecha de Bullrich), Cristian Ritondo y los radicales Gerardo Morales y Facundo Manes, por sus supuestos vínculos con el recientemente designado ministro de Economía.

Carrió lanzó, con forma de metralla política, críticas furibundas. “En el gobierno de María Eugenia Vidal la connivencia, la amistad y eventualmente los negocios entre Ritondo y Massa son absolutos”, disparó. Ritondo era ministro de Seguridad y el bloque de legisladores provinciales del Frente Renovador fue clave para que Vidal lograra gobernabilidad en la Legislatura.

Continuó: “Lo de Frigerio apoyando a todos los candidatos massistas y denigrando a los nuestros también lo vi yo”. Sobre el diputado nacional y probable candidato a gobernador de Entre Ríos fue un paso más y mencionó una supuesta relación sentimental con Joanna Picetti, quien había sido anotada como candidata a diputada porteña y fue bajada de la lista por presunto maltrato infantil. En forma genérica, dijo que “hay personas clave de Juntos por el Cambio que hacen negocio” y que “hay sociedad con el massismo” .

Carrió acusó a dirigentes de Juntos por el Cambio de tener una “sociedad con el massismo”

 

Si bien en un principio pareció primar la decisión de ignorar las acusaciones, la que rompió el fuego fue Bullrich. Como efecto reflejo, le siguieron Monzó, Frigerio, Morales y el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, que en la interna de Juntos muestra sintonía con Carrió.

La titular del PRO dijo que no puede ver “con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”.

En un hilo publicado en Twitter, Bullrich agregó: “Se tiene que terminar la impunidad de la palabra. Degradar a Gerardo Morales, presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, a Cristian Ritondo, presidente del Bloque PRO de la Cámara de Diputados, a Emilio Monzó, diputado nacional por Juntos por el Cambio, a Rogelio Frigerio, diputado nacional por el PRO y candidato de JxC en Entre Ríos, a Gerardo Milman, vicepresidente del Bloque PRO en la Cámara de Diputados, y a Facundo Manes, diputado nacional por la UCR, para defender posiciones de poder de su fuerza, no es aceptable”.

Tras las réplicas, Carrió redobló la apuesta. “Si quieren, me retiro, pero no voy a mentir. No me voy a ir de la política sin decirle la verdad a la sociedad”, disparó.

En medio del tembladeral generado, fuentes de la Coalición Cívica aseguraban que no se irán de Juntos por el Cambio. “No habrá ruptura”, afirmaban.

Las críticas a Carrió también llegaban en off de récord. “Justo en este momento de crisis económica y un gobierno que parece en retirada, no podemos dar esta imagen de pelearnos de cara a la sociedad”, evaluaban diversos dirigentes.

Mauricio Macri, mientras tanto, mantenía un silencio sepulcral. En su entorno, sólo dejaban trascender el rechazo a las afirmaciones de Carrió en el sentido de que había hablado con el expresidente antes de prender el ventilador. Una prudente toma de distancia sin romper lanzas con Lilita.

En la Coalición Cívica creen que la postura de su jefa no afecta a la unidad, contribuye

 

En forma paralela, la Coalición Cívica salió a bancar las críticas de Carrió, pero al mismo tiempo sus dirigentes preferían no echar más leña al fuego. “Consideramos que (la postura de Lilita) no se afecta la unidad sino que contribuye a un Juntos por el Cambio mejor, más sincero y plural”, dijo el partido en un comunicado. Y añadió: “Mauricio Macri y otros líderes de Juntos por el Cambio han hecho las mismas observaciones que Carrió en otras oportunidades y no han provocado este escándalo y este pedido de silencio”.

Lo cierto es que las críticas de Lilita abrieron una nueva grieta en Juntos por el Cambio, ya cruzado por la dura pelea en el PRO por la candidatura presidencial entre Rodríguez Larreta y Bullrich y el desafío que le plantean los radicales Manes y Morales, que quieren ir por el mismo premio.

Esas tensiones se amplifican a las políticas de alianzas del espacio, ya que por un lado el ala dura del PRO intenta cerrar con los libertarios mientras que otros sectores intentan un acercamiento con sectores del peronismo no kirchnerista.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla