Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Crudos relatos de denunciantes sobre la granja de rehabilitación que promocionaba Teto Medina

Crudos relatos de denunciantes sobre la granja de rehabilitación que promocionaba Teto Medina
23 de Septiembre de 2022 | 09:27

Apenas unas horas después de que se conocieran los allanamientos en la organización "La razón de vivir" en Florencio Varela y Berazategui, y se realizaran además una veintena de procedimientos policiales que abarcaron también a la provincia de Córdoba y la Capital Federal, en donde fue detenido el mediático presentador televisivo Marcelo "Teto" Medina, empezaron a conocerse los primeros testimonios de los denunciantes de la organización acusada de reducción a la servidumbre, trabajo forzado y abandono de persona, entre otros posibles delitos. 

El caso cobró mayor resonancia por el posible involucramiento de Medina como asesor terapéutico y como promotor de "La razón de vivir" en las redes sociales como forma para captar usuarios de drogas y reclutarlos. Según trascendió, Medina pedía jugosas comisiones por derivar personas vulnerables a la entidad que se presentaba como una "comunidad terapéutica" cuyo fin era ayudar a sus pacientes a salir adelante frente al drama de los consumos problemáticos. 

De acuerdo con lo que se conoció hasta el momento en torno al expediente que investiga a la polémica organización y al conocido presentador televisivo, fue un cura de estrecho contacto con una de las granjas de rehabilitación quien se animó a formalizar una denuncia. "A medida que me fui acercando noté cuestiones referidas a la explotación servil y laboral en la que estaban sumergidas las víctimas", dijo. Y agrego que un hombre llamado Néstor Zelaya, alias "Pipi, se presentaba como "el líder".  

 "Lo conozco a él hace muchos años‚ pero me acerqué por un problema con una persona conocida. Esta persona conocida mía tuvo que pagar 30 mil pesos por mes. Zelaya en todo momento mencionaba que él los ‘salvó’ a los chicos. También que no le deben nada a Dios, despreciando toda creencia distinta de las víctimas. Además, decía que él va a ser siempre su director adentro de la quinta y también una vez que ya no estén en ella, como medio para continuar su influencia luego de externados", testimonió el religioso. 

"Néstor mencionaba en ocasiones frases de tinte religioso como ´Muchos son los elegidos y pocos los que se salvan´, como haciendo alusión a la biblia. Refería también que en la quinta no se trataba de ser inteligente, sino obediente. La indicación a los adictos era que las mujeres los iban a hacer recaer en las adicciones y por eso Néstor le exigía a las chicas que iban de visita que no lleven ropa ´provocativa´", amplió sobre quien estaría al frente de la organización. 

El párroco no dudó en señalar que "desde mi oficio religioso, puedo indicar que la organización de la asociación es similar a una secta". 

La investigación avanzó a partir de los testimonios de persona que se "internaron" en el lugar para dejar atrás el infierno de las drogas y que, según manifestaron, vivieron allí situaciones de explotación laboral y encierro, entre otras formas de maltrato. Uno de ellos dijo que recurrió a "La razón de vivir por Facebook y que la cuota era de $30.000 por mes". 

"Cuando entré y se enteraron de que tenía el oficio de albañil me pusieron a trabajar. Comencé por terminar cuatro habitaciones, con revoque, contrapiso, carpeta y aberturas, con la ayuda de algunos internos y desde horas de la mañana hasta las siete de la tarde. Luego construí una oficina completa. Nunca recibí un pago a cambio de ello, ya que me decían que todo era ´parte del tratamiento´", sostuvo. 

El denunciante amplió que "durante este período tenía prohibido comunicarme con mi familia, aunque Zelaya designó a una persona de nombre ´Nico´ para que sacara fotos y las subiera a un grupo de WhatsApp donde estaban nuestra familia. Eso era para simular que estábamos bien y no siendo explotados como realmente sucedía". 

Asimismo, detalló formas de "castigo" aplicadas en el lugar. “Si intentábamos dejar la clínica, ya que esto estaba prohibido, había castigos. En ocasiones nos insultaban o nos obligaban a hacer guardia toda la noche sin dormir para prevenir que otros internos se escapen. Todas las tareas diarias debían realizarlas los mismos internos. No hacíamos ningún tipo de tratamiento contra las adicciones con psicólogos o terapeutas, sino que solo trabajábamos o servíamos a los directores o coordinadores. También mendigábamos dinero en las iglesias”. 

Otro testimonio de víctimas le apuntó al "líder". "Néstor Zelaya me dijo que estaba ´negativizado´ y que hiciese ´fuerza´ para curarme. Me negó la atención médica que necesitaba. Tampoco me brindaron ningún tratamiento contra adicciones ni atención médica por una lesión que tenía en mi pie. Los integrantes de la asociación comenzaron a decirme que el ´tratamiento´ del lugar consistía en hacerme pasar necesidades físicas y psíquicas para que ‘valorara’ más las cosas", declaró. 

Respecto de las necesidades, denunció que "nos privaban de diferentes cosas como alimentos, bebidas, descanso y comunicación con la familia. Los coordinadores nos decían que el tratamiento consistía en el dolor. Nos repetían que el tratamiento sólo servía si nosotros servíamos al resto. Lo que siempre escuchábamos era que nosotros no éramos personas sino enfermedades y nada más y por eso debíamos quedarnos en las quintas". 

Las situaciones más extremas, según publicó Infobae, la vivió un hombre que sufrió la amputación de una pierna en plena internación en el espacio de rehabilitación, a causa de una diabetes avanzada.  "Luego de eso no recibí los cuidados médicos necesarios. Los miembros de La razón de vivir obligaron a otros de los adictos a que me realizaran las curaciones correspondientes", deslizó. 

Otro denunciante que estuvo largo tiempo en una granja de "La razón de vivir" refirió a distintas etapas. "Al ingresar había un período de ‘adaptación’, donde se podían dar gustos. Pero a los tres días entrabas en la etapa ´soy calabaza´", dijo. En el relato aludió al cuento infantil Cenicienta: "Cuando entrabas en esa calificación quería decir que pasaba a ser servidumbre", afirmó. 

Un denunciante deslizó que el lugar funcionaba con grupos denominados "chicos de tiempo", que eran internos que llevaban bastante tiempo y que tenían la función de controlar a quienes tenían "salidas transitorias". Esas salidas, explicaron, eran supervisadas por integrantes de esos grupos. 

En torno al caso, esta mañana el conductor de televisión Marcelo "Teto" Medina y otros detenidos de la comunidad terapéutica "La Razón de Vivir" fueron trasladados desde la comisaría 1 de Berazategui rumbo a la fiscalía Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming, de esa localidad bonaerense, para ser indagados en la causa en la que se investiga explotación laboral y reducción a la servidumbre en ese establecimiento de rehabilitación de personas con consumo problemático de drogas. 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla