Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DE UN AÑO A OTRO SE DUPLICARON LOS CASOS EN LA PLATA

Abuso infantil: un drama antes silenciado que la sociedad se anima a denuciar cada vez más

Aseguran que la gente hoy duda menos en hacerla cuando sospecha que un niño puede estar siendo víctima de un familiar

solo durante el primer semestre del año pasado se registraron casi 3 mil denuncias de abuso en la provincia

“Con la nueva ley la escuela ha adoptado un rol más activo y hoy no se duda tanto en denunciar” - Florencia Morelli - Integrante del Foro por los Derechos de la Niñez de La Plata

“No puede ser que la repuesta del Estado hoy sea muchas veces el alejamiento del niño abusado” -  Rosario Hasperué - Integrante del Foro por los Derechos de la Niñez de La Plata

A diferencia de la actitud que predominaba hace un tiempo, cuando lo que ocurría puertas adentro de la casa del vecino sólo era un asunto de él, hoy la gente tendería a involucrarse más cuando percibe que algun menor podría ser víctima de una situación de abuso sexual en su hogar.

Así explican al menos desde el Foro por los Derechos de la Niñez de La Plata el hecho de que las denuncias por este tipo de delito se haya duplicado en el término de un año, según datos del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia.

Como publicó EL DIA en su edición de ayer, solo durante el primer semestre de 2017 el Registro Estadístico Unificado de Niñez y Adolescencia (R.E.U.N.A) incorporó 188 denuncias de abuso infantil en nuestra ciudad. Esta cifra, que equivale a hablar de una caso por día, casi duplica la registrada a lo largo de 2016, cuando fueron los 170 episodios en total.

La cruda estadística surgió a partir de un pedido de informes elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Provincia e Buenos Aires, y se basa en las acciones adoptadas por el Organismo de Niñez y Adolescencia a partir del momento en que toma conocimiento, por distintas vías (el 30% son recibidas por llamados al 911), de episodios vinculados a abusos sexuales.

Con respecto al notable aumento de casos de un año al otro, desde el Foro por los Derechos de la Niñez se señalaba ayer a EL DIA que “sin dudas, el fenómeno no obedece a un aumento de casos, sino a una mayor tendencia a denunciarlos”.

“No creo que hayan aumentado los casos de abuso infantil en estos últimos años; lo que creo que ha pasado es que aumentó la consciencia social en torno al fenómeno y hoy se lo denuncia más. Con la ley de Promoción y Protección de Derechos, los niños, que siempre fueron invisibilizados, han comenzado a ser oídos. Pero además, como esta ley nos convierte a todos en responsables de que se respeten sus derechos, también la escuela ha tomado un rol más activo y ahora no duda en hacer la denuncia ante la sospecha de que puede estar ocurriendo una situación de abuso intrafamiliar”, explicó Florencia Morrelli, referente en temas de abusos dentro del Foro por la Niñez.

LA DOBLE VICTIMIZACIÓN

Con todo, “el hecho de que se denuncien más casos de abuso infantil no ha sido correspondido por un mejor manejo de ellos por parte de la Justicia Penal -añadió Morelli-. A pesar de ser un delito grave, muchas veces no hay avances en las causas y no se llega a condenas por la lentitud en la investigación. Un elemento clave para lograr avances, como es la Cámara Gesell, debería aplicarse en forma inmediata, pero esto hoy ocurre rara vez”.

“Donde sí ha habido avances, es en el sistema de protección de Derechos -aclara la integrante del Foro- apenas se presentan las denuncias se dictan medidas inmediatas de separación provisional para cesar la situación de vulnerabilidad en la que podría estar ese menor. Lamentablemente muchas de esas medidas hoy no derivan en el alejamiento del adulto sospechado de abuso sino de los chicos. Es así que cuando no tienen otros familiares que puedan hacerse cargos de ellos, muchos terminan institucionalizados, lo que constituye una doble victimización”.

Por otra parte, el alto grado de institucionalización de los menores que son víctimas de abuso infantil es algo que queda en evidencia en la estadística del Organismo Provincial de Niñez.

En una cuarta parte de los 2.946 casos registrados en territorio bonaerense durante el primer semestre del año pasado (496), los niños y niñas víctimas de abuso fueron llevados a centros de día o a instituciones provinciales para mantenerlos a salvo del adulto abusador.

“No puede ser que ante una denuncia de abuso infantil, la repuesta del Estado hoy sea, muchas veces, el alejamiento del niño que se sospecha que está siendo víctima de un abuso. Al que hay que alejar es al supuesto abusador, que generalmente es un adulto de su propio grupo familiar”, señaló por su parte Rosario Hasperué desde el Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud.

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...