Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UN ÁREA DE LA SALUD QUE CRECE SIN TECHO. LA VISIÓN SOCIAL Y MULTIDISCIPLINARIA

Medicina albergará una nueva carrera que promete un auténtico aluvión de inscriptos

Se trata de la licenciatura en Kinesiología. Un prestigioso profesional y una entidad del sector ya trabajan con la unidad académica y la UNLP

Medicina albergará una nueva carrera que promete un auténtico aluvión de inscriptos

Roberto Bay y Jorge Murua, impulsores de un proyecto académico que promete tener mucho impacto / D. Alday

La semilla fue plantada. Nadie se anima a decir cuánto demorará el proceso de germinación. Pero los promotores de la iniciativa prevén que el embrión no se convertirá en una planta, sino en un frondoso árbol.

En criollo: un eminente kinesiólogo y la caja de seguridad social para profesionales de la kinesiología de la provincia de Buenos Aires dieron el primer paso para crear la carrera de esa disciplina en la facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata. Proyecciones realizadas sobre datos de otras casas de estudios “prometen” un aluvión de estudiantes, que la podría convertir en una de las opciones más elegidas de la UNLP.

“Desde otras actividades se ocupan espacios propios de la kinesiología”

 

“Llegué de Entre Ríos para estudiar en la UBA. Luego vine a trabajar a La Plata. Y siempre me llamó la atención que la Universidad local, reconocida a nivel nacional e internacional, no tuviese la carrera de Kinesiología”, recuerda el licenciado Jorge Murua, integrante del cuerpo médico de Gimnasia, creador de una revolucionaria técnica en el campo de la medicina deportiva (que hoy se utiliza en decenas de países) y “dueño” del puntapié inicial del proyecto académico.

“Yo hablo con muchos estudiantes de Educación Física que me dicen ‘a mi no me interesa la docencia, sino la rehabilitación’. Entonces les digo que se equivocaron de facultad. Porque nada tiene que ver una cosa con la otra”, puntualiza Murua.

A su lado, Roberto Bay, titular de la caja de kinesiólogos y especialista en ortopedia y traumatología, subraya que “desde la entidad nos sumamos fervientemente a la propuesta de Jorge, y ya dimos dos pasos muy importantes. Nos reunimos con el decano de Medicina (Jorge Basualdo), que nos brindó todo su apoyo, y también con gente de la presidencia de la Universidad, donde obtuvimos la misma respuesta. Ahora comienza un camino arduo: diseñar el programa de estudio, para lo cual ya hay especialistas designados, y recorrer todos los pasos que demanda el ministerio de Educación de la Nación y la Coneau”, apunta.

Comenta que “existe un sentido instrumental y uno más estratégico” para el futuro desembarco de la disciplina en “una de las tres universidades nacionales más grandes del país”. ¿El instrumental? Retoma la idea de que “la Región no puede prescindir de una propuesta de este tipo en una casa de altos estudios pública. El enorme prestigio de la facultad de Medicina es el lugar por excelencia para brindar una formación gratuita y de máxima calidad en un área del conocimiento que se extiende cada día más”.

¿El estratégico? “Arrastramos más de dos décadas con problemas de incumbencias. Desde otras actividades se ocupan espacios propios de la kinesiología, con el riesgo que ello implica para la salud de miles de personas. Existe una situación de intrusismo grave”, alerta Bay.

CON SELLO PROPIO

Respecto del diseño curricular, Jorge Murua enfatiza que no van a hacer “un copia y pegue de programas de otras universidades ni mucho menos. Queremos que la carrera tenga una impronta muy específica”, dice y explica que apuntan a “formar kinesiólogos con fuerte conciencia social. Hay muchísima gente que no tiene acceso a los tratamientos; tampoco se hace prevención. En ese sentido, la Universidad no sólo permitirá trabajar con los sectores más vulnerables de la comunidad, incluso desde que los jóvenes estén cursando la carrera, sino que abre posibilidades infinitas para realizar proyectos multidisciplinarios”.

Roberto Bay habla de un “abanico de oportunidades, como el de fabricar ortesis para el Hospital de Niños en la facultad Ingeniería mediante impresoras 3D (proyecto que ya lanzó la entidad que preside), trabajar con las personas con discapacidad, abordar junto con la facultad de Arquitectura las barreras arquitectónicas de la ciudad, articular con los profesores de educación física”. Y sigue la lista.

“La idea es formar kinesiólogos con una fuerte base generalista, que luego puedan profundizar en una de las múltiples orientaciones que tiene esta profesión, como auditoría, ortopedia y traumatología, gerontología, pediatría, neurología, estética, kinesiología cardiorrespiratoria, kinesiología del deporte y tantas más”, enumera Murua.

Se viene la licenciatura en Kinesiología a la UNLP. La Universidad Nacional Arturo Jauretche, con apenas ocho años de vida, tuvo en primer año 1.800 inscriptos. En La Plata, habrá que empezar a sacar cuentas.

 

1.800
Inscriptos tuvo en primer año la Licenciatura en Kinesiología que se dicta en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, nacida en 2010. Es sólo uno de los números que se manejan para proyectar el impacto que tendrá la creación de la carrera en la Facultad de Medicina de La Plata.
  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...