Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,08
Dólar Ahorro/Turista $156.88
Dólar Blue $143,00
Euro $113,31
Merval 0,00%
Riesgo País 1504
Bolsillos flacos: el año pasado, todos los jubilados perdieron contra la inflación

Bolsillos flacos: el año pasado, todos los jubilados perdieron contra la inflación
15 de Enero de 2021 | 09:03

Tras conocer ayer los datos de índices de precios de diciembre y el acumulado del 2020, comenzaron las comparaciones y en ese juego, un dato llamó la atención: todos los jubilados fueron grandes perdedores en la lucha contra la inflación.

Durante el año pasado se registró un 36,1% de inflación, cuando las jubilaciones mínimas se incrementaron el 35,3% mientras que la máxima fue de apenas un 24,3%. Con estos números, el resultado es que los de la mínima perdieron 0,6% y los de la máxima el 8,7%.

Otro dato que surge de las comparaciones es que los jubilados que menos perciben casi mantuvieron el retroceso real sufrido de 2016 a 2019, pese a que se otorgaron dos bonos extraordinarios en 2020 de $13.000, los cuales no se integraron a los haberes. El resto sufrió un deterioro aún mayor.  En ese periodo, las jubilaciones y pensiones padecieron una baja de salarios que se acercó al 20%, siendo el 2016 y el 2018 los años que registraron mayores caídas. 

Las cifras que arroja el sistema dan cuenta que unos 4,3 millones de jubilados, pensionados, pensiones no contributivas y PUAM recibieron el 35,3% de aumento, mientras que otros 3 millones con haberes que superan los $ 20.000,  recibieron subas menores, siendo los más perjudicados los de haberes máximos.

En ese marco se puede tomar un ejemplo que pinta la situación: los que cobraban $ 30.000 hace un año, ahora cobran $ 38.550, es decir, que el aumento nominal fue del 28,5%. Si lo comparamos con la inflación del 36,1% anunciada ayer por el Indec, la pérdida en términos reales es del 5,6%.

De esta forma, si se hubiese mantenido la fórmula aprobada a fines de 2017, y que en dos años provocó una pérdida del 15% en todas las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales, el año pasado el incremento hubiera sido del 42%, recortando en casi 6 puntos las pérdidas de 2018 y 2019. Ahora, a partir de marzo próximo, las jubilaciones y demás prestaciones sociales se actualizarán según la nueva fórmula que toma en cuenta la evolución de los salarios, la recaudación impositiva que va al sistema y los ingresos totales de la ANSeS.

De las dos primeras de esas variables (salarios y recaudación) dependerán los aumentos de marzo, junio y septiembre. Y en diciembre, se comparará el aumento de los haberes del cuarto trimestre de cada año, con la recaudación total interanual de la ANSeS, menos los aumentos de los tres trimestres anteriores. Y en ese caso, para diciembre, se elegirá el porcentaje menor.

Cabe destacar que la fórmula no contiene ninguna cláusula de compensación si la inflación supera los aumentos jubilatorios. Y tampoco contempla una recomposición por la pérdida que sufrieron todos los beneficiarios del sistema  durante los últimos años.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla