Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
INTERVINO EN IGLESIAS DE VARIOS PAISES

Vino de Estonia para terminar la Catedral y ahora está en la calle

Es un reconocido artista que llegó en el ‘97. Lo perdió todo

Vino de Estonia para terminar la Catedral y ahora está en la calle

El artista estoniano Segey Spivak Laurson, ayer en un dormicentro de barrio norte

Segey Spivak Laurson es un artista estoniano en situación de calle que sueña con pintar a la Argentina. “Acá no hace falta la fantasía para inspirarse, todo está frente a los ojos de quien mira sus paisajes”, confiesa el hombre que llegó al país en 1997 y, entre otras cosas, participó de las tareas de completamiento de la Catedral. Ahora, alojado en el parador nocturno Sumando Voluntades, espera hacer un taller de arte para transmitir su conocimiento a quienes como él, un día se quedaron sólo con lo puesto.

Para Nancy Maldonado, titular de la entidad que aloja gente de la calle, es difícil entender que una persona con el talento de Segey terminara en esa situación. “Es un artista muy especial, hizo trabajos muy valiosos que tiene documentados; sin embargo no fue reconocido como se merece y acá lo vamos ayudar para que vuelva a pintar”, asegura.

Como tantos inmigrantes del este europeo, Segey transitó los cambios políticos de la Unión Soviética por un ríspido camino. Sus antepasados fueron terratenientes, algo mal visto por el comunismo. Nació el 15 de enero de 1958 en una prisión. Además fue perseguido por su condición de católico y obligado a pelear en Afganistán donde para salvar su vida, mató a un soldado que luego inmortalizó en una pintura.

Con un castellano que por momentos se entremezcla con los otros seis idiomas que habla, define la guerra como algo terrible. “Me quedé con el cinturón de ese soldado, todavía lo conservo. Fue una etapa muy difícil, era matar o morir”, dice.

Después de formarse en distintas escuelas de arte, entre las que se encuentra la Academia de San Petesburgo, Segey realizó pinturas, esculturas y tareas de restauración en iglesias de su país, en Lyon -Francia-, en Alemania y Suiza. Luego pudo emigrar hacia Marruecos donde conoció a un sacerdote argentino que lo alentó a venir a este país.

“En 1990 llegué a Marruecos y conocí al padre Pablo, me dijo que acá tendría mucho trabajo y así llegué a capital federal y más tarde a La Plata, para trabajar en la Catedral”, afirma el artista.

Una amplia carpeta con fotos y recortes resume parte de su trayectoria. “Hice muchos retratos, uno de los más importantes es el de Monseñor Héctor Aguer que está en el Arzobispado. También pinté íconos para la capilla del Instituto San Vicente de Paul e hice esculturas pequeñas para el museo de la Catedral”, sostiene.

Su preferencia por los temas evangélicos son la razón que esgrime para justificar que su arte nunca fue tras el dinero. “En la casa de Dios uno no puede pensar en cobrar por lo que pinta”, asegura, al tiempo que confiesa que muchas veces plasmó su arte en distintos templos sólo por el plato de comida y el techo.

El desarraigo no le pesa a este argentino naturalizado que en el 2010 obtuvo su documento de identidad. “Ahora soy una persona, no estoy en negro. Muchas veces tuve dificultades porque en Estonia me decían que Rusia me tenía que reconocer y, en ese país, me respondían que el documento me lo tenía que dar Estonia”, cuenta Segey.

No son tantos los sueños que tiene este inmigrante que cada cinco minutos revela que de éste país lo enamoraron además de los paisajes, Susana Giménez y Diego Maradona.

“Quiero pintar, pero no es fácil para mi encontrar trabajo, además muchas veces me robaron todo. Por suerte acá en Sumando Voluntades, encontré gente que me ayuda”, dice con gratitud.

Nancy Maldonado asegura que hará todo lo posible para que vuelva a pintar porque “Segey vino a la Argentina para hacer arte”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...