Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SUMARA DIPUTADOS Y SENADORES DESDE DICIEMBRE

Cambiemos mejora su representación en las dos cámaras del Congreso nacional

En Diputados está cerca del quórum propio; en Senadores se consolidó como la primera minoría

El oficialista interbloque Cambiemos se consolidará a partir del 10 de diciembre como la primera fuerza de la Cámara de Diputados, con 107 representantes, de acuerdo a los resultados provisorios de las elecciones en las que se pusieron en juego la mitad de las bancas del cuerpo.

Así, el interbloque oficialista queda más cerca del quórum de 129 diputados, número necesario para iniciar una sesión y para tener mayoría simple al momento de la votación de los proyectos.

En tanto que el Frente para la Victoria continuará como segunda fuerza con 67 bancas, cuatro menos que las que posee actualmente.

El Frente Renovador, junto a sus aliados parlamentarios de UNA y el peronismo no kirchnerista, terminaron en las PASO con una virtual paridad de bancas al sumar 27 y 25, respectivamente, aunque el reordenamiento del peronismo definirá en los próximos días cual será la tercera fuerza de la Cámara.

El interbloque UNA, que actualmente integran massistas, delasotistas, dasnevistas, moyanistas y provinciales neuquinos y que avisora un futuro incierto, se reducirá de 37 a 27 integrantes; en tanto que el Justicialista pasará de 17 a 25; el Movimiento Evita se reducirá de 5 a 4; Libres del Sur pasará de 3 a 1.

Entre los bloques que representan a gobiernos provinciales, los santiagueños mantendrán sus seis bancas; los misioneros pasarán de 3 a 4; los socialistas santafesinos perderán 3 bancas y quedarán con sólo una; en tanto que los Rodriguez Saá, en San Luis, al revertir el resultado de las PASO continuarán con 3 escaños.

La izquierda con dos bancas por la provincia de Buenos Aires ganadas en detrimento del massismo, y una por Jujuy, tendrá desde diciembre una representación de 5 integrantes. En tanto que el Partido Intransigente, con su sorpresiva banca por Mendoza, volverá a tener presencia en el Congreso Nacional.

En la disputa por 127 bancas, la coalición oficialista arriesgó 41 de sus 89 bancas (propias y de aliados incondicionales) y obtuvo 60; el kirchnerismo puso en juego 32 y ganó 27, sobre las 72 bancas que posee.

Con el nuevo escenario, Cambiemos y aliados sumarán 108 bancas; el frente para la Victoria 67; el Frente Renovador-UNA, 27; el Justicialismo, 25; el Frente Cívico por Santiago, 6; el Movimiento Evita, 4; el renovador misionero, 4; la Izquierda 4; el peronismo puntano, 3 y Evolución, con 2.

EN EL SENADO

En el Senado de la Nación Cambiemos obtuvo ayer nueve bancas más de las que ponía en juego y logró quitarle la mayoría absoluta al peronismo, que perdió diez escaños.

El macrismo obtuvo el triunfo en Buenos Aires, Santa Cruz, Jujuy y La Rioja, mientras que obtuvo el senador por la minoría en Misiones, Formosa, San Juan y San Luis.

De ese modo, el bloque de Cambiemos en la Cámara alta sumó doce bancas, de las tres que ponía en juego en este turno electoral.

El peronismo, en cambio, retrocedió en el número de bancas y, además, deberá resolver la fuerte interna que se dio en el bloque del Frente para la Victoria que encabeza el rionegrino Miguel Angel Pichetto por el ingreso de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Desde la decisión de Cristina de competir por fuera del peronismo se agudizaron las diferencias internas entre los ultrakirchneristas y los peronistas no kirchneristas.

El interbloque Cambiemos, compuesto por radicales, PRO y peronistas, encarará los próximos dos años con 25 legisladores, mientras que el Frente para la Victoria tendrá 32, muy lejos de los 42 que tenía al principio del gobierno de Macri y a cinco del quórum necesario para sesionar.

Sin embargo, si ocurre el cisma que desde hace varias semanas se viene cocinando en el seno del FPV, lo que a partir de diciembre podría llamarse Bloque Justicialista podría sumar 21 senadores, mientras que la facción encabezada por Cristina Fernández de Kirchner, que pasaría a llamarse Unidad Ciudadana, llegaría a 11 legisladores.

El resto de las bancadas les corresponderán a partidos de origen provincial, como el Movimiento Popular Neuquino, el Frente Renovador de la Concordia de Misiones o el Frente Cívico de Santiago del Estero y a los representantes peronistas de San Luis, Salta y Chubut.

 

Alfonsín ´85
Será la primera vez desde 1985, tras la vuelta de la democracia en el ´83, que un gobierno no peronista logra triunfar en elecciones de medio término en casi todo el país y principalmente en las provincias con más caudal de votos, como Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...