Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA “MADRE DE TODAS LAS BATALLAS”

Se consolida la grieta en el voto entre sur y norte del Conurbano

Cambiemos logró triunfos en la Primera y el kirchnerismo se hizo fuerte en la Tercera

El mapa político del Conurbano bonaerense, el territorio de mayor peso electoral del país, volvió en los comicios legislativos de ayer a mostrar una fractura en el voto entre la región del norte y la del sur.

En la Primera sección, Cambiemos consolidó su presencia en los distritos más cercanos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en algunos de los cuales, como Vicente López y San Isidro, logró perforar el techo de los 60 puntos.

En la Tercera sección, del sur del Gran Buenos Aires, el kirchnerismo volvió a mostrar su dominio electoral. Si se toma en cuenta el resultado de la pelea mayor, la del tramo de senadores nacionales, la boleta de Cristina Fernández de Kirchner se impuso en todos los municipios de esa región, con la excepción de Lanús, que gobierna el macrista Néstor Grindetti.

En total, Unidad Ciudadana cosechó victorias en 17 de los 28 municipios que componen el Gran Buenos Aires.

RESISTENCIA AMARILLA

Los intendentes fueron protagonistas de la “resistencia amarilla” en el Conurbano. Además de Lanús, la boleta de senadores nacionales de Cambiemos se impuso en Morón (Ramiro Tagliaferro), Pilar (Nicolás Ducoté), San Isidro (Gustavo Posse), Tres de Febrero (Diego Valenzuela) y Vicente López (Jorge Macri), todos distritos gobernados por Cambiemos

El único que desentonó, en ese marco, fue Martiniano Molina, de Quilmes, donde Esteban Bullrich terminó, al cierre de esta edición, detrás de la ex presidenta Fernández, aunque Cambiemos ganó en la pelea por el Concejo.

En tanto, Cristina se hizo fuerte en la Tercera, con resonantes triunfos que, con todo, no le permitieron obtener una victoria a nivel provincia. Los mejores números los obtuvo en José C. Paz, en Florencio Varela y en La Matanza, donde rompió el techo de los 50 puntos.

El mayor caudal de votos lo cosechó en La Matanza, gobernado por la intendenta peronista Verónica Magario, donde 50,11 por ciento al cierre de esta edición.

Entre los intendentes peronistas que garantizaron triunfos de Cristina Fernández en sus distritos también destaca Martín Insaurrralde, de Lomas de Zamora, el segund municipio en cantidad de electores de la Tercera sección.

Gustavo Menéndez, de Merlo, también se mostró ganador, ya que en su distrito, la boleta de Unidad Ciudadana quedó a pocas décimas de los 50 puntos, poco más de lo que sacó el kirchnerismo en Malvinas Argentinas y Moreno, dos municpios vecinos.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...