Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |Un terreno de varias hectáreas en 3 y 4 entre 604 y 607 y otros predios vecinos
Barrio Aeropuerto bajo tensión: identifican varios focos con intentos de toma de lotes de propiedad privada

Según un relevamiento, en una de las movidas de mayor volumen participan unas 250 personas que, en una amplia mayoría, tienen residencia en la zona. Todo empezó a mediados de enero y desde entonces hay custodia policial en los puntos calientes

Barrio Aeropuerto bajo tensión: identifican varios focos con intentos de toma de lotes de propiedad privada
22 de Mayo de 2022 | 03:09
Edición impresa

En un escenario con dinámica propia, los intentos de usurpación que denuncian en un vecindario del Barrio Aeropuerto alcanzan una amplia área que incluso puede exceder los límites de ese enclave: según un informe oficial, más allá de un predio de seis hectáreas sobre el que se focalizaron las denuncias vecinales y operativos, delimitado entre las calles 3 y 4 entre 604 y 607, hay otros seis focos identificados sobre los que desde enero se ha ejercido presión para usurpar.

El panorama tiene en alerta a vecinos del área, en particular en las torres monoblock situadas sobre uno de los márgenes, hacia la calle 609. Todo aparece detallado en un informe realizado por el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia. Se puntualiza sobre intentos de ocupación en un área circundante hasta unas diez cuadras más allá de ese predio cuya propiedad es de una familia radicada en la misma zona, según indicaron fuentes policiales. Los focos están señalados en 11 y 610, 2 y 609, 4 y 609, 116 y 609, 115 y 604, y 1 y 614.

Tal como ocurrió en el caso de la megatoma de Los Hornos, a partir de febrero de 2020, mientras en la Justicia se daba curso a las denuncias por usurpación y la Policía disponía operativos de desalojo y custodia de las tierras, un equipo de técnicos y funcionarios de los ministerios de Desarrollo, Gobierno y Seguridad se reunió con personas que se presentaron como referentes de quienes avanzaban, casi a diario, sobre esos terrenos de propiedad privada. De esos encuentros surgió el planteo de realización de un relevamiento para definir al grupo que lleva adelante la presión sobre la tierra.

De los estudios se desprendió un planteo de solución del problema: la compra de tierra para la construcción de urbanizaciones en las que se asigne una vivienda a quienes intentan tomar terrenos. “Los tres ministerios acordaron avanzar en una respuesta definitiva que considerara la posibilidad de comprar tierra en caso de no disponer de tierras fiscales para el alojamiento de las familias”.

Tras un análisis sobre el mercado de tierras en la zona, se señalaron 9 opciones de compra de predios privados por valores que pueden superar los 100 mil dólares por hectárea, según se señala: en la zona de 28 y 630, Arana, un campo de 4 hectáreas por u$s 38.000 por hectárea; en 27 y 610, un predio de casi dos hectáreas de uso rural, con 48 parcelas a razón de u$s 6.000 por parcela; un campo de 10 hectáreas ubicado sobre la calle 625 y 159, con precio de 18.000 u$$ por hectárea; una parcela de 11 hectáreas en ruta 11 y 656 a razón de 70.000 dólares por hectárea; un predio de 2.85 hectáreas en 13 entre 603 y 605, en zona residencial con un precio de u$s 126.000 por hectárea; una parcela rural 4,60 hectáreas en 630 y 115 con un valor de 400.000 dólares; un terreno de 4 hectáreas en 122 y 648 por 430.000 dólares; un predio de 6 hectáreas en 90 entre 18 y 19, a razón de 75.000 dólares por hectárea; o un terreno de 3 hectáreas en 90 y 143, con cotización de 50.000 dólares por hectárea.

Desde el Ministerio se indicó que para avanzar “es necesario el compromiso de la Municipalidad de La Plata”. Según se expresó ayer desde la Comuna, nada de eso habrá. “Consideramos que se debe prevenir, desalentar, judicializar, combatir e instar a la punición de las intrusiones ilegítimas que azotan al distrito, tal como sucede en toda la provincia de Buenos Aires”, dijo la secretaria de Planeamiento, María Botta.

En ese sentido, aclaró que “el Municipio mantiene su compromiso para con el estado Provincial, en lo que concierne al acceso justo al hábitat de todo ciudadano desamparado, pero sin que esto convalide a la delincuencia que se busca apropiar de tierras que no le son propias”, amplió sobre el rechazo a la intervención de la Provincia.

“El Municipio ha tomado conocimiento de que los intrusos han intentado ocupar un inmueble ajeno a su propiedad, en forma absolutamente ilegal y violenta, y del que no ostentaban ningún derecho posesorio o de tenencia, lo que podría configurar una conducta delictiva intolerable”, sostuvo la funcionaria y añadió que “el inmueble objeto de intrusión resulta de propiedad privada de un ciudadano particular, quien ha sido víctima de los incesantes, reiterados y masivos intentos de ocupación sobre un bien de su propiedad”.

En el caso de Los Hornos se planteó un trabajo conjunto que luego dio lugar a denuncias de la Municipalidad contra la gestión Provincial.

La fuente consultad en Desarrollo indicó que sin respuesta a la convocatoria, avanzaron con asistencia de alimentos y ropa de abrigo en la zona.

El relevamiento se realizó, según se indica, sobre ofertas del mercado inmobiliario que, en casos, requieren de trámites de habilitación para la utilización como área residencial de tierras con categoría de uso rural.

Terreno judicializado

Más atrás, según se señala en el informe, a mediados de febrero, se llevó a cabo un relevamiento con motivo de la ocupación en un lote de calle 2 desde 607 a 609 que “se encuentra actualmente judicializado”. Para entonces, la toma llevaba aproximadamente un mes y “se acordó un retiro voluntario de las 76 familias a la espera de un censo que nos permita pensar de conjunto una respuesta apropiada desde los distintos organismos del Estado Provincial”, se detalla sobre el acuerdo. Así, mientras en el vecindario circundante veían preparativos de usurpación a diario, en el informe se cita que las familias que antes habían estado en proceso de instalación, “realizan ollas populares en las cercanías de la porción ocupada, pero sin un campamento permanente para no tener conflictos por desalojos”.

En un jardín de infantes de la zona, se avanzó con el estudio. “Se relevaron 64 familias de las 76 que estaban, en principio, registradas por la Organización Izquierda Socialista Latinoamericana. Es de este total que se parte para analizar los datos que nos arrojan un total de 242 personas en la ocupación”.

De ese total, 110 eran menores de 18 años (45,5% del total), se señala en el informe del Ministerio de Desarrollo. A la vez, se detalla que hay una mayor población de mujeres: 58.2% , de las cuales el 34% (18) están solas y tienen a cargo menores en edad de niñez o adolescencia.

Del barrio y trabajo informal

Del total de familias, el 92% son del mismo barrio a donde fueron a tomar un lote, según la encuesta del Ministerio y el 8% declaró procedencia de otros sectores de la ciudad. Este dato junto con las edades que se registraron, en su mayoría jóvenes, “puede interpretarse que la ocupación es producto del propio crecimiento intrafamiliar de los barrios cercanos y la imposibilidad de pagar un alquiler para tener una vivienda que les permita cierta independencia o evitar situaciones de hacinamiento”, se concluye.

Siempre según ese relevamiento, el 45,3% de las familias alquila, el 26,5% habita una casa prestada y el 23,5% convive con más familiares. Luego, un 3% también “ocupa” el lugar donde vive. Finalmente, una familia estaba en situación de calle cuando se hizo el relevamiento.

En términos laborales, se detectó que el 31% de las personas consultadas en esa toma tienen trabajos informales: changas de manera esporádica, lo que reporta ingresos variables, sin aportes jubilatorios, seguridad social u otros derechos laborales. Luego, el 26% está sin trabajo, el 21 % trabaja en cooperativistas (prestaciones para el Estado) y el 13% son monotributistas. Sólo el 6% dijo tener un empleo formal en relación de dependencia y el 3% tiene ingreso por jubilación o pensión.

Surge también del trabajo que el 36% de las familias percibe ingresos como remuneración por su trabajo en combinación con programas sociales (Asignación Universal, Tarjeta Alimentar, ente otros), el 28% sólo como remuneración por su trabajo, el 23% sólo por programas sociales y un 8% percibe la pensión de madre de 7 hijas o hijos.

Así las cosas, los ingresos, son bajos: el 11% del grupo percibe menos de 10 mil pesos mensuales, el 68% entre 10 mil y 20 mil, el 17% más de 30 mil.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

En febrero, chapas y lotes demarcados antes del desalojo / EL DIA

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla