Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
La Ciudad |Reclamos y hartazgo
Vecinos que ponen “manos a la obra” al no obtener respuestas

Limpian, arreglan y mejoran la infraestructura urbana cuando sus pedidos no son escuchados. En algunos casos hasta pagan obras

Vecinos que ponen “manos a la obra” al no obtener respuestas

Una barrida comunitaria en el mondongo a fines de abril / el dia

22 de Mayo de 2022 | 03:08
Edición impresa

La calle con pozos que pasan a cráteres o se transforma en pista de carreras, las hojas que forman un colchón para la preocupación ante las lluvias de otoño, un baldío devenido agujero negro para la seguridad del barrio, desagües que no desaguan, pozos sin tapa, juegos de plaza a los que mejor no subir, luces apagadas, canillas secas o veredas con charcos. Son algunos, solo algunos, de los problemas que vienen con el deterioro de la infraestructura urbana y en casos quedan muy lejos, de las soluciones. Tanto, que se extiende en la Ciudad la modalidad de las “manos a la obra” en los propios vecindarios que se cansan de esperar.

En la zona de producción hortícola, los caminos tienen un doble y fundamental rol. Son vía de contacto para la vida cotidiana y también para el sustento, ya que ofrecen la única forma conocida de sacar la producción flori-fruti-hortícola hacia los mercados de concentración o el comercio. Cuando no pasa la máquina que tapa pozos o no hay intervención en profundidad para consolidar el abovedado, la espera hace perder la paciencia y quizás plata.

“Los vecinos de la 211 arreglan la calle de su bolsillo. Muy linda las máquinas de la Municipalidad y por sobre todo su gestión”, ironizó un productor de la zona que junto a sus vecinos se montó sobre el tractor para pasar la pala sobre la calzada. “Esto es Etcheverry. El famoso cordón hortícola”, avisó ante este diario.

Unos años atrás, también se cansaron de esperar e intervinieron la calle en 60 y 173. Hasta los chicos del barrio tomaron la pala en una jornada de feriado, a mediados de agosto. “Transitar desde 167 hasta ruta 36 es casi imposible por los pozos”, decían entonces ante un panorama con veredas llenas de yuyos y basurales.

Bajar el cañaveral

En estos días, también tomaron la decisión de arreglar con sus propias herramientas lo que se les niega en respuesta en la zona de 137, al fondo de Los Hornos. “Nos juntamos varios vecinos a cortar pasto y cañas en la 137 entre 81 y 85 donde nos arrojan piedras, nos rompen los autos y vidrios y hasta han lastimado una criatura. Nadie, por el momento, está haciendo nada”, dijo un vecino y volvió a pedir asistencia para el despeje en una zona donde se suman denuncias por daños a vehículos. “Que no tengamos en breve que padecer alguna muerte”, advirtió sobre el peligro de las pedradas a vehículos en marcha por la 137 y sus adyacentes.

“La Policía dice que no puede hacer nada. La municipalidad no nos corta las cañas ni los pastos y estos pibes siguen haciendo maldad total nadie les hace nada”, lamentó el frentista.

El fenómeno tiene ya una larga cadena de intervenciones en los barrios. El otoño ya se expresaba en abril con la clásica suelta de hojas del arbolado urbano y luego de reclamar por la falta de barrido, vecinos del barrio El Mondongo decidieron tomar la pala, la escoba y limpiar ellos mismos las calles.

“Uno cumple con sus obligaciones, paga los impuestos. Sin embargo, desde hace un par de meses que no tenemos noticia de los barrenderos que solían andar por el barrio”, le contó en aquella jornada de fines del mes pasado uno de los frentistas que salió con la escoba y la bolsa de consorcio en las inmediaciones de 63 y 118.

El frentista manifestó su malestar e inquietud por la acumulación de hojas en la temporada de otoño, con la posibilidad de que se obstruyan así los conductos pluviales. Lo mismo hicieron unos días después, con carácter de declaración y reclamo público, vecinos que forman parte de la asamblea de Barrio Norte. Según plantearon, la hojarasca amenazaba con taponar los desagües en la zona de 9 y 33. Allí, las experiencias con las inundaciones en las últimas décadas tienen a todos en guardia con el correcto mantenimiento urbano.

Más en soledad, pero quizás con la paciencia agotada, en un edificio de la avenida 13, a metros de Plaza Paso, tomaron con criterio propio el control de tránsito. Al estilo de los separadores de carriles para ciclovías, demarcaron en la calle, con bolardos de plástico, el límite imaginario del acceso a la cochera. Así, buscan evitarse el trámite de queja y denuncia cuando les tapan esa vía a su garage con autos mal estacionados.

Con esfuerzo en la organización e impacto sobre el bolsillo vecinos de Villa Elvira que sufren el anegamiento en la calle, la vereda y hasta sus casas se optaron por hacer una “vaquita” para pagar la obra que se diseñó y se ejecutó con mano de obra que también allí se encargaron de buscar. Todo se resolvió, según contaron a mediados de febrero, en la cuadra de 600 entre 116 y 116 bis, en Villa Montoro, luego de varios años de padecer con las lluvias copiosas. “Nos cansamos de tomar agua de parado con cada tormenta”, dijo Ariel.

En la otra punta de la Ciudad, en el enclave Don Carlos de Hernández, avisaron que le cambiarán el diseño a las calles 138 y 141, entre 501 y 507. “Vamos a tirar tierra o colocar lomos de burro para que no haya más picadas”, indicó un vocero vecinal, harto de las carreras de motos en las tardes, cada fin de semana.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Una barrida comunitaria en el mondongo a fines de abril / el dia

En la calle 211, Etcheverry, tractor y mano de obra vecinal / el DIA

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla