Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
El comercio platense volvió a encenderse por un día y pide diálogo con el Gobierno

Numerosos locales, que desde hace más de 60 días no pueden trabajar por integrar rubros considerados no esenciales, reclamaron un paquete “serio” de medidas económicas para poder “salvar al sector”

23 de Mayo de 2020 | 02:18
Edición impresa

Locales de ropa, zapaterías, marroquinerías y joyerías, entre otros rubros no esenciales, pasadas las 18,30 de ayer tenían las persianas levantadas y las luces encendidas. No estaban abiertos. Lo tienen prohibido. Sus propietarios o arrendatarios estaban protestando porque desde hace más de dos meses que no pueden trabajar. Entre “facturación cero” y ganancias que oscilan entre el 8 y el 25 por ciento en el caso de quienes venden on line, los comerciantes platenses “prendieron sus negocios” para hacerse oír frente a una situación que califican como “insostenible”.

En ese contexto, desde la Federación Empresaria de La Plata (FELP), que nuclea a todos los centros comerciales del Partido, pidieron una mesa de diálogo con las autoridades provinciales “para que nos escuchen”, pues el comercio está asistiendo a “su propio funeral” sin voz ni voto.

“Estimamos que entre un 25 por ciento y un 30 por ciento de los locales comerciales va a cerrar”, dijo a este diario el presidente del Centro Comercial de City Bell, Martín Bizet.

¿Y los que no? “Quedarán con deudas imposibles de remontar, por lo que se necesita un paquete serio de medidas económicas”, puntualizó el dirigente y comerciante.

Enumeró, asimismo, varias de las medidas que solicita el sector para no sucumbir, pero antes advirtió que la protesta de ayer no fue sólo para que se vea “la cantidad de locales que estamos dispuestos a abrir por necesidad económica: también hay una necesidad psicológica. Hay gente que está con mucho estrés, pasando momentos muy delicados”, enfatizó.

En esa línea, el titular de la comisión de centros comerciales de la FELP, Alberto Catullo, reconoció que “somos conscientes de que abriendo ahora no nos vamos a salvar, pero al menos se mueve la caja y se recupera la dignidad del trabajo”.

El encendido de los locales comerciales contrastó con muchas persianas bajas en pleno centro de la Ciudad. Y ese efecto fue buscado por los referentes del sector. “Prender las luces tiene un doble sentido. Por un lado, mostrar a los que estamos con la necesidad de abrir. Por el otro, a los que ya, lamentablemente, no van a volver a hacerlo”, explicaron los organizadores.

Martín Bizet aclaró que “con esto no estamos pidiendo la apertura inmediata de los locales, porque entendemos que la salud es muy importante. La apertura tiene que ser escalonada, controlada, siguiendo los protocolos que ya hemos presentado ante el Municipio y que han sido aprobados, y que también han llegado a las autoridades provinciales”, recordó, para dejar en claro que si bien ponen en primerísimo plano la salud, “la salud sin economía es inviable, imposible”.

Un paquete de medidas

Una de las medidas centrales que reclaman los comerciantes es la exención de impuestos provinciales y municipales por el resto del año, contó Bizet.

Luego dijo que “hay que evitar que por el poco movimiento que tenemos nos sigan cobrando ingresos brutos”.

Asimismo, hizo mención a que “la Comuna sigue mandando la factura para pagar publicidad y propaganda y aranceles municipales a comercios que están facturando cero o menos de un 10 por ciento”.

“También hay que atender a los impuestos inmobiliarios que llegan a locales comerciales que están inactivos desde hace más de dos meses”, añadió.

“Lo que queremos es una mesa de diálogo donde se nos escuche y podamos llegar a un entendimiento”

Gustavo Celestre, Presidente de la FELP

 

Dirigiéndose al Gobierno central, habló de la necesidad de “pedirle a Nación que se haga efectiva la ayuda para abonar el 50 por ciento de los salarios” ya que sólo “ha llegado al 20 por ciento de las Pymes, el 80 por ciento aún no la recibimos”.

Otro problema “grande” que señalan desde los centros comerciales es la “dificultad para acceder a los préstamos de 150.000 pesos a tasa cero. Lo pudo sacar muy poca gente, debido a que el sistema te excluye si detecta movimientos bancarios por otra actividad”, ejemplificaron. “Necesitamos préstamos blandos y posibles de sacar”, indicaron.

Finalmente apuntaron que “el Estado nacional debe definir qué va a pasar con los alquileres, ya que no podemos postergar el pago de 4, 5, 6 meses para octubre o noviembre, porque para entonces se va a hacer una bola de nieve imposible de afrontar”.

Alquiler, impuestos, tasas, sueldos, cargas sociales, créditos con proveedores, son los principales elementos que citan los comerciantes a la hora de graficar que “hoy en día tener un local comercial es tener una máquina de acumular deudas” y que “si no se toman medidas de fondo por parte de las autoridades” muchas deudas quedarán impagas, aseveraron en el sector.

Diálogo

Ayer a la tarde, el titular de la FELP, Gustavo Celestre, dijo a este medio que “lo que nosotros queremos es realmente una mesa de diálogo, un espacio donde se nos escuche para avanzar en un entendimiento sobre nuestro reclamo”.

“Queremos, nada más y nada menos, que nos escuchen. Porque no reclamamos una apertura de la noche a la mañana. Pero la situación del sector es muy angustiante, y consideramos que hay rubros que pueden volver a funcionar reabriendo en forma pausada y cumpliendo a rajatabla todos los protocolos de seguridad”, remarcó.

“Hoy, una vez más, reiteramos que ante todo queremos respetar las normas. Pero también decimos que necesitamos abrir”, insistió el dirigente empresario.

Completó: “Nuestra idea es cumplir con los protocolos que hemos elevado al Municipio, tratar de empezar la apertura con una flexibilización del comercio en distintos rubros, y realmente ir despacio, controlando que no haya un desmadre de ningún tipo, sobre todo en la parte sanitaria”.

Bizet, en tanto, opinó que “el Estado piensa que las Pymes tienen las espaldas suficientes para soportar esta pandemia y aislamiento y nos pide que hagamos un esfuerzo, pero el comercio platense es una micropyme, un emprendimiento, que no tiene esa capacidad de ahorro. Y menos aún después de los últimos seis años, que fueron muy malos; sobre todo los últimos cuatro. Los que quedamos abiertos estamos con el agua al cuello, más bien diría que con al agua hasta la altura de la boca”, remató.

 

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

En las principales calles comerciales del centro de la Ciudad, así como en City Bell y Los Hornos, los comerciantes hicieron oír su voz ante la grave situación que atraviesan / César Santoro

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla