Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Trabajadores vinculados a movimientos sociales bloquearon los principales accesos por reclamos salariales

Sitiada por piquetes de los cooperativistas, en la Ciudad casi no se pudo entrar ni salir

Para miles de automovilistas fue un infierno circular por la Región y hubo trazas, como el Centenario y el Belgrano, que colapsaron

los accesos a la ciudad lucieron desbordados por los piquetes en horario pico / gonzalo mainoldi

cooperativas vinculadas a los movimientos sociales reclamaron por sus salarios / gonzalo mainoldi

La Plata vivió ayer una jornada para el olvido. Sitiada por piquetes en sus principales accesos, la Ciudad estuvo trabada durante casi todo el día, con interminables embotellamientos en trazas clave -como los camino Centenario y Belgrano- y con importantes demoras en la Autopista Ricardo Balbín, que le provocaron serios dolores de cabeza a miles de automovilistas.

El motivo fue una protesta de cooperativistas vinculados a distintos movimientos sociales y políticos y que prestan servicios específicos a la Municipalidad de La Plata. Como habían anticipado, a primera hora de la mañana los trabajadores bloquearon los principales accesos a la Ciudad, con lo que las calles se convirtieron en un laberinto. Entrar o salir de La Plata fue, por momentos, una misión imposible.

De la jornada de protesta participaron cooperativistas nucleados en diferentes organizaciones: el Movimiento Justicia y Libertad (CTEP), Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Frente Popular Darío Santillán-CN, La Falcone, CTD-Aníbal Verón, Izquierda Latinoamericana, COPPESY/ADDHES y Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Los cortes fueron desplegados en lugares estratégicos, como la bajada de la Autopista, en el Distribuidor, en Ruta 36 y 520, 116 y 72, también en 44 y 208, 13 y 526 y en 15 y 424, Villa Elisa, lo que ocasionó importantes demoras. Los cortes empezaron a levantarse recién después de las 13, pero en rigor el tránsito continuó siendo complicado durante todo el viernes.

Según indicaron a través de un comunicado “la gestión del intendente Julio Garro viene dilatando las negociaciones desde hace más de un mes dejando plantadas a las organizaciones sociales que en los últimos días se empezaron a movilizar en busca de respuestas”.

Además, justificaron la realización de los cortes “ante la decisión del gobierno local de no dar respuestas a las cientos de familias que son parte del conflicto” y “pretende mantener salarios menores a 5.000 pesos sin dar ningún tipo de aumento, cuando la inflación anual se estima cercana al 30%”.

Las organizaciones ya resolvieron que realizarán la semana que viene un acampe frente al Palacio Municipal salvo que sean convocados por las autoridades comunales para dialogar sobre los distintos puntos que reclaman.

UNOS Y OTROS

Como se sabe, las cooperativas locales realizan distintas tareas de mantenimiento de espacios públicos, limpieza de barrios, separación de residuos y zanjeos. Son aquellas que a través convenio anual dependen de las delegaciones municipales y la dirección de Cooperativas. Para esos trabajadores -alrededor de 5.500- la Comuna dispondrá aumentos que rondarían el 15% promedio y hasta el 22% para aquellos cooperativistas que menos ganan ($4.100). Trascendió que el incremento será escalonado hasta llegar al 11% para los trabajadores que más perciben, con un sueldo que ronda los 8 mil pesos.

Pero por otro lado hay cooperativas que están vinculadas a organizaciones sociales y políticas y suelen ser contratadas para trabajos específicos en el municipio. Son, justamente, las que protestaron ayer. Según se estima, nuclean alrededor de 1.500 trabajadores.

En enero pasado estos grupos recibieron una suba del 11%, pero tras el vencimiento de contratos reclaman que la renovación incluya un nuevo aumento.

Desde el Municipio aclararon que los trabajadores que realizaron la protesta “no son de aquellas cooperativas que prestan servicio en tareas de mantenimiento del espacio público (barrido, poda, entre otros)”, sino de las que están vinculadas a movimientos sociales y políticos. Enfatizaron que la Comuna mantiene abiertas las negociaciones “para discutir incrementos salariales” pero consideraron que “es un reclamo que reviste más a cuestiones de índole política. El Municipio mantiene una mesa de trabajo con ellos en donde se plasman distintas cuestiones vinculadas a mejorar las condiciones de trabajo del sector”, remarcaron fuentes oficiales, aunque aún no se ha llegado a un acuerdo en la cuestión salarial.

5.500
trabajadores nucleados en distintas cooperativas que tienen convenio anual con el municipio recibirán un aumento de entre el 12% y el 22%, se anticipó
11%
de aumento recibieron en enero pasado los cooperativistas vinculados a movimientos sociales, cuyos salarios son menores a $5.000

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...