Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Investigan a empresarios por una presunta estafa con un fideicomiso
Investigan a empresarios por una presunta estafa con un fideicomiso
15 de Enero de 2020 | 02:42
Edición impresa

La justicia penal platense investiga una presunta estafa con fondos que tenían como destino la construcción de un complejo de 12 dúplex en City Bell. Aunque recién trascendió en los últimos días, la denuncia está radicada “desde hace más de un año”, dijeron distintas fuentes, en la fiscalía 7 a cargo de Virginia Bravo.

Los denunciados son los empresarios Luciano Andrés Carreón y Sebastián Galli (ex jugador de rugby en el Club San Luis) y el contador Ignacio Mercado (también jugador de rugby marista y hermano de Eugenia, la ex secretaria del camarista Martín Ordoqui imputada en una causa por presunto pedido de dinero a cambio de beneficios procesales). El denunciante es Matías Ávila, quien, según figura en la causa, en 2016 invirtió una suma en dólares para comprar unas seis propiedades a construir a través de un fideicomiso, con cheques que entregaban en una oficina de Plaza Paso. Aparentemente, y después de un año de “no tener resultados”, Ávila quedó excluido de los fideicomisos, por lo que planteó un reclamo por la vía civil.

Recibió parte de lo invertido, aunque las sumas quedaron consignada en un expediente judicial, “pesificadas y con descuentos por gastos”, se informó, lo que impulsó a Ávila a presentar la denuncia penal ante la UFI de Bravo.

Desde la defensa, representada por los abogados Alfredo Gascón y Miguel Molina, explicaron que el denunciante “se retiró voluntariamente de la inversión incumpliendo con lo pactado y a mitad del emprendimiento”, por lo que los responsables de la empresa Isica S.A “vendieron las acciones y consignaron los fondos en una cuenta, tal lo convenido en una cláusula del contrato que fue ejecutada”.

Por ahora la causa no tiene imputados y se encontraría en la etapa de los peritajes contables, con información que ya presentaron el denunciante (los acusa de “desviar fondos”) y la defensa, según la cual “todo se reduce a un desacuerdo comercial”. La Justicia tiene la última palabra.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla