Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
NOCHE INTENSA Y METALERA EN LA CIUDAD

Rata Blanca: “No necesitamos el escándalo, lo que tenemos es real y es entre nosotros y la gente”

La banda de hard rock regresa a la Ciudad en el marco de la celebración por los treinta años de vida. Y prometen todos los clásicos

Rata Blanca: “No necesitamos el escándalo, lo que tenemos es real y es entre nosotros y la gente”

Rata Blanca vuelve a La Plata el viernes: se presentarán en la sala de 58 entre 10 y 11 / Gonna Go

Por PEDRO GARAY

pgaray@eldia.com

Rata Blanca vuelve a La Plata el viernes, para presentar un show íntimo en la sala de 58 entre 10 y 11 antes de salir de gira por Latinoamérica y en el marco de los festejos por los 30 años de la banda de rock/metal fundada en 1987 por Walter Giardino, iniciando un camino de tres décadas durante el cual el combo se convirtió en la banda de metal más importante de habla hispana.

¿Un milagro en este país de las crisis cíclicas que todo lo destruyen? “Una banda que logra el éxito ya es un milagro. Lo de Rata no se cómo se llamarlo”, se ríe Giardino, 12 discos de oro, 10 de platino y 3 de doble platino después del comienzo de todo, pero, dice el guitarrista, todavía “en ascenso”.

“Hay gente que nos venía a ver 30 años atrás y que todavía la vemos, pero el público de Rata Blanca se renovó mucho: la gente que está pegada a la valla no envejeció, siguen siendo pibes. No pasó lo mismo arriba del escenario”, cuenta Giardino. “Es maravilloso: podemos considerarnos una banda en ascenso, seguimos agregando shows en las giras afuera, y seguimos sintiendo esa misma energía juvenil que nos daban los chicos de los 80, los 90”.

Gracias a esa vigencia, la banda partirá pronto a una gira por Latinoamérica, Estados Unidos, y Europa, para continuar con la celebración por las tres décadas de vida de la banda de heavy metal. ¿La clave? “Haber hecho las cosas bien: la música es la que hace que uno esté donde esté, no hay otro secreto. Y cuando la música se queda durante 30 años, es porque tiene un contenido emocional y una intensidad que le llega a distintas generaciones”.

Pero, más allá de la música, Giardino reconoce que para navegar las crisis nacionales hizo falta “esfuerzo y un margen de heroísmo” para persistir en un panorama que, además, se empeñó en ningunearlos.

“Preguntale a Messi que opina sobre el mismo tema...”, dice con una risa irónica Giardino, consultado sobre el reconocimiento de la banda en Argentina. “Messi sufre cuando se pone la camiseta argentina. Argentina es muy difícil para el que hace las cosas. Hay mucho campeón sin corona y mucha gente que opina sin saber”.

“Fotos, videos... todo lo que no sea la música sobra, pero hoy tiene más peso que tocar bien”

 

De todos modos, Giardino tiene la sabiduría de los años y afirma que “nosotros estamos muy contentos con nuestra posición: sabemos que lo que tenemos, es absolutamente real, y es entre nosotros y nuestra gente”.

“Nosotros seguimos chicos de barrio. Y muchas veces en Argentina se mezcla todo con todo, busca intelectualizar lo que no es necesario... Todo eso hace un panorama que hizo que Rata se mantuvo un poco al margen”, explica Giardino sobre la vida de Rata Blanca al costado del camino del canon musical nacional. “Seguimos siendo iguales que cuando comenzamos, manteniendo los mismos principios. Y un montón de cosas demuestran que no estábamos equivocados. Y mal no nos fue”. El guitarrista agrega que “al que no le gusta Rata, no le gusta, pero a esta altura me importa el respeto, no la aceptación o caerle simpático a todo el mundo. Y el respeto lo logramos”.

El respeto lo logró la banda por prepotencia de trabajo: nunca dejaron la música. Y nunca incurrieron en el escándalo para venderse, algo que quizás conspiró contra su consagración en el mainstream. “Fuimos demasiado astutos”, afirma al respecto Giardino: sin escándalos, la banda quizás no se metió en las tapas de los diarios, pero también consiguió durar 30 años en los escenarios, vigente y prometiendo incluso nuevo material. Quizás antes de fin de año.

“Nunca sentimos que necesitamos eso del escándalo. Pero te reconozco que hicimos algunas cosas mal en el tema marketing, nunca lo tuvimos en cuenta, siempre lo vimos como algo hasta vulgar”, sigue Giardino. “En mi caso, hasta me molesta grabar videos, sacarme fotos: todo lo que no sea el show, los discos, lo veo como algo que sobra. Pero lamentablemente hoy tiene más peso a veces que tocar bien”.

Rata Blanca llegará el viernes a La Plata, con la promesa de “un show de hard rock con un setlist muy potente, y con algunas canciones que siempre están: ser una banda clásica insume ese sacrificio, ser rehén de un montón de canciones. El show de Rata es como ver una película que te gusta mucho, y la volvés a ver después de un tiempo y volvés a disfrutar”, dice Giardino. Y agrega: “Lo más importante es la intensidad con que se hacen las cosas en el escenario. La gente sabe que con Rata tiene eso asegurado”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla