Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Pequeños artesanos: ideas para jugar con los chicos

Con lo que haya en los cajones se pueden armar actividades para que los niños se entretengan y desarrollen su imaginación

Pequeños artesanos: ideas para jugar con los chicos

Manos a la obra, grandes y chicos pueden armar el túnel de cartón

3 de Mayo de 2020 | 07:49
Edición impresa

Estar una o dos semanas durante todo el día con los niños es algo que conocen los padres en la época de vacaciones. Sin embargo, cuanto más tiempo permanecen cerradas las escuelas y jardines de infancia debido al aislamiento que demanda el coronavirus, más se ve desafiada la creatividad.

Pero no hay que volverse loco. De acuerdo con los pedagogos, las vivencias más simples pueden ser divertidas para los chicos. Aquí presentamos algunas ideas para entretenerlos.

Túnel de cilindros de cartón: la mayoría de la gente tiene actualmente bastante papel higiénico en casa. Por eso, una buena alternativa es hacer túneles para bolitas con los cilindros de cartón que quedan después de usar el rollo de papel higiénico o papel de cocina.

Para poder observar el recorrido de las bolitas, se pueden recortar pequeñas ventanitas.

Los rollos se pegan luego con cinta adhesiva en forma de zigzag o serpiente en una puerta o pared, de modo que la bolita vaya encontrando su camino de rollo a rollo. No hay límites a la hora de ordenarlos y hacer formas. De rienda suelta a su imaginación.

Olimpíada hogareña: es ideal para que los niños gasten energías aunque se encuentren dentro de casa. Cualquier cuarto de la vivienda puede convertirse en una pequeña sala de entrenamiento o ser usado para algún tipo de juego. Una propuesta puede ser, por ejemplo, vendar los ojos de los niños y hacerlos adivinar en qué lugar se colocó algún objeto de la casa.

Los padres también pueden esconder papelitos con distintos números y tareas. En un punto central de la casa se van tirando los dados. El jugador debe encontrar el número que salió y realizar la tarea correspondiente.

Descubrir animales e insectos: si se tiene un jardín, se puede jugar con los niños a descubrir qué camina y vuela alrededor, desde mariposas y lombrices a pájaros. Muchos de estos animales e insectos también se pueden fotografiar.

Si no tiene jardín, es posible jugar en casa. Siempre hay alguna arañita pequeña en una esquina o un pequeño escarabajo encima de los muebles. Otra propuesta es que luego dibujen lo que encontraron.

Inventar un idioma: los niños pueden ser estimulados de distintas formas. Se les pueden proponer consignas para pintar objetos, pero también se los puede incentivar para que inventen un idioma. Por ejemplo: “¿Cómo piensas que podría ser el idioma de los árboles?”. Esto puede llevar a que el niño imagine todo un lenguaje completamente distinto.

Jugar al correo: si hay que cuidar de varios niños, se puede construir una estación de correos. Esto genera movimiento y comunicación. Los niños pueden armar un teléfono clásico de latas con una cuerda y dos envases o crear sellos dibujados a mano. Luego, en un juego de roles, se reparten los papeles: uno trabaja en la estación de correo, otro escribe cartas y otro las reparte. Los padres también pueden participar.

Hacer manualidades: otra opción es preparar pequeños regalos, como bolsitas de lavanda para la ropa. O hacer pequeñas bolitas de semillas para plantar. Para ello hay que mezclar las semillas de flores con cinco partes de tierra y dos partes de arena para gatos. Si hace falta, añadir un poco de agua.

Formar bolas pequeñas como si se tratara de albóndigas y dejarlas secar al sol. Guardarlas en un lugar fresco y seco. Una vez secas, se conservan entre uno y dos años.

El juego de la cámara: un juego ideal para estar al aire libre, pero que también se puede adaptar a las cuatro paredes de la casa. Primero hay que mostrar una imagen al niño. Luego, éste debe cerrar los ojos y es llevado a un lugar lindo. Cuando se le aprieta suavemente el lóbulo de la oreja, debe abrir los ojos y pintar lo que recuerda de esa imagen.

Fabricar coches con envases: con viejos cartones de leche, maderitas y tapas de frascos se pueden fabricar autitos de juguete muy divertidos. Sólo hay que pinchar con un alambre grueso el cartón, atravesar una maderita o un marcador viejo y colocar las tapitas a los dos lados para que ruede.

Personalizar los juegos: os juegos clásicos como el “memoria” se pueden personalizar. Para ello solo hay que elegir fotos de la familia, amigos o mascotas y colocarlas boca abajo sobre la mesa. Un desafío puede ser, por ejemplo, encontrar aquellas dos imágenes que, aunque no sean iguales, retraten a las mismas personas.

Para los niños de más edad, puede ser mucho más interesante jugar con fotos que con las clásicas fichas del juego para niños.

Por otra parte, los niños a los que les gusta dibujar pueden pintar incluso en un cartón sus propias versiones de los juegos favoritos. (DPA)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Manos a la obra, grandes y chicos pueden armar el túnel de cartón

Los chicos se entretienen con actividades simples

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla