Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Vidas reales: dignas de películas

Reyes, reinas y sus herederos fueron protagonistas de innumerables ficciones. Algunas memorables y otras no tanto. Todas pueden disfrutarse durante estos largos días de cuarentena

Vidas reales: dignas de películas

Cartel de Sissí y Ludwig con Romy Schneider como protagonista

Por: VIRGINIA BLONDEAU
vivirbien@eldia.com

3 de Mayo de 2020 | 07:48
Edición impresa

Hay vidas que son de película… incluso muchas de ellas son más ajetreadas e interesantes que las que se cuentan en la novela más lacrimógena. Por eso, en estos tiempos en que los días son eternos, vamos a asomarnos al devenir de personajes que vivieron intensamente.

Les proponemos bucear por redes, servicios de streaming y archivos de canales de televisión para encontrar series y películas que retratan a nuestros amigos reales de hoy y de la historia para conocer sus dichas y desdichas.

Recordarán los lectores que en la última entrega viajamos por Viena y pudimos ver la omnipresencia de la famosa emperatriz de Austria, Elizabeth. Es ella la protagonista de las películas más románticas sobre el mundo royal que se hayan filmado. Las “mujercitas” de las décadas de los ´60 y ´70 las recordarán en blanco y negro a través de la pantalla de los viejos televisores o, si tuvieron suerte, las vieron en la pantalla gigante de los cines.

Sissí, Sissí emperatriz y Sissí y su destino son los tres títulos que se estrenaron en Alemania en 1955, 1956 y 1957 respectivamente y que pueden verse por YouTube. Son ingenuas y edulcoradas en apariencia, pero puede adivinarse un trasfondo complejo en la relación de Sissi con su suegra e, incluso, puede vislumbrarse la personalidad voluble de la emperatriz. La actriz que la personifica es una adolescente Romy Schneider, quien tuvo una vida aún más trágica que el propio personaje que interpretó, que la fagocitó y del que trató de desprenderse durante toda su vida. El personaje había sido, en parte, impuesto por su madre, una actriz alemana con una carrera en decadencia que hizo de madre de Sissí en la ficción y así recuperó su lugar en el mundo del cine. Romy, luego de filmar la saga, se enamoró del actor francés Alain Delon y formaron la pareja artística y sentimental más bella e icónica del mundo del cine. Ella, al igual que Sissí, sufrió en carne propia la muerte de su único hijo y ni una ni otra pudieron superarlo. Las dos tuvieron muertes trágicas: Sissí fue asesinada en Ginebra y Romy murió, a los 43 años, de tristeza aunque la versión oficial diga que fue por exceso de drogas y alcohol. La buena noticia es que Netflix está en plena producción de una nueva serie sobre Sissí que promete ser espectacular y que se estrenará en 2021 cuando el confinamiento sea un recuerdo. Igual encontraremos un momento para disfrutarla.

La actriz que hizo de Sissi, Romy Schneider, tuvo una vida más trágica que la de la emperatriz

 

Diez años antes de su muerte, Schneider había vuelto a dar vida a Sissí. Pero ya no como protagonista sino en el marco de la película Ludwig, del director italiano Luchino Visconti. En 1972 Romy tenía 35 años de modo que su interpretación fue el de una Sissí madura, un poco cínica y con su fuerte carácter exacerbado. Sus diálogos con Ludwig, el rey loco de Baviera, no tienen desperdicio. Ludwig fue la última película de Visconti y cuenta la trágica vida de este rey que se convirtió en leyenda. Ludwig, como la película, era poético y tortuoso. El personaje fue interpretado por un brillante Helmut Berger y, aclaremos, no es una película biográfica pasatista pero tiene algunas escenas que sobrecogen por su belleza. La versión original duraba cuatro horas pero la que puede verse hoy es la versión comercial más corta. Es muy difícil de encontrar pero vale la pena su búsqueda. En YouTube hay versiones en italiano y alemán, en el servicio Filmin.es se puede alquilar pero con restricciones y también se puede recurrir a los casi obsoletos DVD que se venden en Mercado Libre. En la búsqueda encontrarán muchísimos documentales sobre Sissí y Ludwig e incluso una miniserie alemana de 2012 llamada Ludwig II difícil de digerir aún con confinamiento obligatorio.

Si viajamos en tiempo y espacio, siempre con la imaginación, vemos que España también tuvo su celuloide de azúcar y para la misma época que las películas austríacas… ¿Dónde vas, Alfonso XII? y ¿Dónde vas, triste de ti? Reflejan la historia de amor de este rey español con María de las Mercedes Orleáns, su efímera primera esposa, y la del matrimonio por conveniencia con María Cristina de Austria. Son casi imposible de encontrar completas pero no se desilusionen… con ver en YouTube algunos fragmentos pueden darse cuenta que, aunque estuvieran completas, no las verían.

España, en cambio, nos ofrece un excelente producto en la web oficial de la Radio Televisión Española (RTVE.es): Isabel, una serie de tres temporadas en que recrea la vida de los Reyes Católicos. El vestuario y la ambientación son fantásticos, la serie ha ganado grandes premios y es ideal para quienes disfrutan del relato histórico. Una pena que no esté disponible para Argentina la serie que la misma productora hizo sobre el hijo de Isabel y que se llamó Carlos, Rey Emperador. Aunque no fue tan bienvenida por la crítica, es de esperar que la RTVE la desbloquee para poder apreciarla.

En Netflix el año pasado se estrenó la serie Los últimos zares, una recreación del reinado de Nicolás II desde su coronación hasta su final trágico. Su boda, sus hijos, su amor por la zarina Alejandra y la influencia del oscuro monje Rasputín se desarrollan en los seis capítulos sin demasiado rigor histórico ni grandes actuaciones pero nos da una idea de los acontecimientos. Sobran, sin duda, las intervenciones de algunos pseudohistoriadores intercalados en la ficción y la historia paralela de Anna Anderson, una mujer que decía ser una de las archiduquesas sobrevivientes cuya historia no tiene ningún asidero. Salvando esas dos cuestiones, la serie es entretenida.

Infinitamente mejor es la película rusa que se encuentra en YouTube (en ruso pero subtitulada en castellano) Los Romanov: una familia imperial. Es de 2000 y relata el último año de Nicolás y su familia. Por momentos puede parecer lenta pero el ambiente, los escenarios, los paisajes y los personajes están perfectamente logrados. Hay que decir que es una hagiografía que finaliza, incluso, con imágenes documentales de la canonización de la familia imperial. Pero aún con esta mirada parcial es una película interesante.

Para recrear a la realeza no hay nadie como los ingleses. Es raro que pase un año sin que nos brinden alguna biopic en serie o película, mejor o peor, de alguno de sus “royals”. En Netflix la serie The Crown es insoslayable. Si aún no la vieron, hoy es el momento de empezar. Nos cuenta la vida de la actual reina, Isabel II, desde la boda con Felipe (aunque hay flashbacks a su infancia) hasta… aún no se sabe. Está disponible hasta la temporada 3 y se esperan dos temporadas más. Hay rigor histórico, excelentes actuaciones, cuidadas ambientaciones, tragedia y humor. Una recreación fantástica de la segunda mitad del siglo XX a través de este personaje indiscutible.

La misma reina había sido recreada por los mismos guionistas en la película The Queen, una celebrada obra en la que se muestra el cimbronazo que significó para la corona el fallecimiento de Lady Di, los errores cometidos por la misma Isabel II y cómo lograron remontarlos. Es ficción, por supuesto, pero según las crónicas, lo planteado en la película no difiere de la realidad. La actriz que personificó a la reina es Helen Mirren quien con este rol ganó el Oscar y casi todos los premios importantes de 2007. Tan inolvidable fue su papel que hasta el príncipe Guillermo bromeó con ella y la llamó “abuela”. Helen está acostumbrada a esos roles porque con su porte regio ha interpretado a varias monarcas inglesas. Lamentablemente The Queen aparece y desaparece de los servicios de streaming pero hay que estar atento porque suelen darla en los canales de películas.

Lo mismo sucede con la ganadora del Oscar 2010 El discurso del rey. En ella se relata la historia del padre de Isabel II, el rey Jorge VI, quien tenía serias dificultades para hablar en público y una profunda timidez. La película es excelente y suele encontrarse en Google Play, DirectTV o HBO Go. Mientras la buscan, pueden entretenerse con Bertie y Elizabeth, en YouTube y gratis, que abarca un período más extenso del rey Jorge VI. Es entretenida, bien actuada y cuenta la relación del rey con su esposa y con su hermano, el duque de Windsor.

A pesar de que la historia del duque de Windsor, aquel rey inglés que abdicó por amor y se casó con las dos veces divorciada (un pecado para la primera mitad del siglo XX) Wallis Simpson, es tan cinematográfica, aún el séptimo arte le debe una buena película. Hay muchas, muchísimas… y de todos los tiempos pero ninguna destaca ni en actuación ni en desarrollo del argumento. Teníamos esperanzas con W.E., dirigida por Madonna, quien estaba obsesionada con el personaje de Wallis, pero también fue un fiasco.

La reina Victoria puede ponerse contenta porque ha aparecido su verdadero alter ego: la actriz Judi Dench, quien la interpretó tanto en Mrs. Brown como en Victoria y Abdul (la primera muy difícil de encontrar y la segunda disponible en Google Play). La primera cuenta la relación de Victoria, una vez viuda, con uno de sus caballerizos, un amor que puede definirse como “platónico con dudas”; y la segunda, que es de 2017, muestra la complicidad de la anciana con un joven sirviente indio. Ambas son adorables. Otra película, La joven Victoria (Young Victoria, 2009), está disponible en Prime Video y es una versión extremadamente romántica del noviazgo de Victoria y Alberto, su esposo y padre de sus hijos. Hermosa para una tarde de lluvia.

Hay muchas más series y películas sobre la monarquía inglesa como Victoria, La locura del rey Jorge, El príncipe perdido, Elizabeth I. Pero, aunque todas ellas son dignas de verse, solo se encuentran fragmentadas en YouTube o en los servicios de streaming sin subtítulos.

Aunque no es específica sobre monarquías recomendamos la película Viceroy´s House, que relata la independencia de la India a través de los ojos del último virrey, lord Mountbatten, un tío muy querido por toda la actual familia real inglesa. Está disponible en Netflix y la protagoniza Hugh Bonneville, uno de los actores de Downton Abbey, la serie inglesa indispensable y que seguramente los lectores ya habrán visto.

Para finalizar con Inglaterra, la historia de amor de Diana con el médico paquistaní, su último amor, está disponible en Netflix. No es una gran película pero indispensable para quien siente admiración por el personaje.

Helen Mirren, con su porte regio, ha interpretado a varias monarcas inglesas

 

Si ven Diana, muy pronto Netflix les va a sugerir que vean Grace, una película sobre la princesa de Mónaco en la que también se relata un episodio del final de su vida. Fue muy polémica porque su hijo, el príncipe Alberto, comenzó prestando colaboración y participando de la producción para luego emitir un comunicado en el que se desvinculaba por no estar de acuerdo con el enfoque y considerar falso el argumento. La productora respondió que se trataba de una película y que no tenía que responder a la realidad. O sea, ambos de acuerdo pero ni unos ni otros quedaron contentos y esta hibridez se refleja en la película. Tanto Diana como Grace, con esas maravillosas vidas que han tenido, están aún esperando películas a su altura.

Reyes, reinas, príncipes y princesas fueron, son y serán personajes inspiradores de cuentos. Romanticismo, historia, tragedia y escándalos los convierten en personajes y el cine los convierte en leyenda. Y así llegan hasta nosotros para sobrellevar estos días en que quedarnos en casa es placentero pero también necesario.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Cartel de Sissí y Ludwig con Romy Schneider como protagonista

Judi Dench protagonizó en dos oportunidades a la reina Victoria

Los últimos zares de Rusia con sus hijos

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla