Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |CORONAS EUROPEAS POST PANDEMIA
Realeza activa: escándalos, bodas y vacaciones

Reyes, reinas, príncipes y princesas retomaron sus tareas. Desde apagar incendios mediáticos y judiciales hasta celebrar casamientos y posar para las fotos

Realeza activa: escándalos, bodas y vacaciones

Corinna Larsen, la amante del emérito rey Juan Carlos de España (AFP)

Por: VIRGINIA BLONDEAU
vivirbien@eldia.com

2 de Agosto de 2020 | 08:23
Edición impresa

Si hace unas pocas semanas decíamos en estas mismas líneas que los miembros de las familias reales europeas se estaban desperezando luego del mal sueño de la pandemia, podemos decir ahora que no solo se han despertado sino que han irrumpido con tal fuerza que sus dimes y diretes han sido noticia y motivo de polémica hasta en nuestros medios, tan alejados del tema.

Y si hasta hace poco se hablaba en voz baja de amiga entrañable, socia, testaferro o intermediaria ahora, definitivamente y sin reparos, se habla de ella como “la amante”. Nos estamos refiriendo a Corinna Larsen, la sueca que obnubiló al rey Juan Carlos I de España y que puede hacer caer como naipes a una monarquía que tiene 527 años.

Ya le costó a Juan Carlos su permanencia en el trono. Cuando en 2014 abdicó a favor de su hijo pensamos que era por el desgaste lógico de la edad pero inferimos ahora que demasiados fantasmas lo rodeaban y eran muchas las acusaciones que se veía venir encima. Juan Carlos hizo honor a su nombre y a su apellido.

Siempre se supo que era un “don Juan”, conquistador y coqueteador como todos los reyes borbones que lo precedieron. Ni al pueblo español, ni a su esposa, la reina Sofía, eso pareció importarles. Tampoco a sus amantes (1.500 según una exagerada biógrafa) que, justo es decirlo, siempre fueron exquisitamente discretas. Pesaba mucho más el papel como jefe de estado que Juan Carlos había tenido a partir de 1975. Y es que cuando todos pensaban que no era más que títere del régimen del dictador Francisco Franco, sorprendió con una cintura política envidiable, llamó a elecciones libres y logró devolverle la democracia a España. ¿qué importancia tenía lo que pasaba en su cama?

Lo de Corinna podría haber sido un affaire más, pero claro… la rubia no era ni actriz ni modelo, ni científica ni profesora de canto. Era una “conseguidora”, alguien que hace de intermediario entre compradores y vendedores y cobra por eso. Nada malo si no fuera porque, en este caso, la comisión le puede costar la corona a los borbones. Su affaire con Juan Carlos habrá sido por cariño pero también fue un gran negocio que le permitió acceder a círculos en los que él se movía como pez en el agua: banqueros, jeques árabes, obras públicas. Corina ya tenía experiencia en bodas de abolengo: había estado casada con el príncipe alemán Casimiro zu Sayn-Wittgenstein.

Este breve matrimonio, que terminó en divorcio hace años, le dejó un hijo, un apellido y un título (aunque en Alemania poco importan estos títulos) que se empeña en usar aunque no le correspondan ya. Una princesa “trucha” diríamos nosotros.

Dicen que Juan Carlos, que tenía 66 años cuando la conoció, se enamoró como un chico y que hasta quería casarse. Todo esto tampoco tendría gran importancia legal si no fuera porque esta gente traía y llevaba dinero como nosotros flanes y tupers de la casa de la abuela. Y compraban propiedades y se regalaban para los cumpleaños 65 millones de euros. Y todo, supuestamente, sin pagar impuestos.

Corina Larsen obnubiló al rey Juan Carlos I de España y haría caer una corona de 527 años

 

La relación terminó hace unos años pero es ahora cuando comienzan las investigaciones internacionales que apuntan al lavado de dinero. Corinna quiere salvarse y le echa la culpa al rey viejo, al nuevo y a toda la corona. Juan Carlos calla y su hijo, el rey Felipe VI, hace intentos desesperados para no pagar los pecados del padre. Felipe tiene fama de hombre cabal pero los políticos más radicales tampoco pueden dejar pasar la oportunidad de hacer leña del árbol caído y reformar la constitución para instaurar la república.

Para contrarrestar, el joven rey se ha volcado a su pueblo y está recorriendo España junto a su familia. De sport y hasta vistiendo guayabera va saludando uno a uno a los habitantes de las ciudades más golpeadas por la crisis. Y la reina Letizia nos regala sus looks más “democráticos”. Vestidos vaporosos, low cost o no pero siempre “ponibles”, como si fuera una más entre nosotros. Una campaña de marketing impecable en la que se ve la mano de Letizia. Parece que, después de criticarla durante 16 años por antipática, anoréxica, perezosa y republicana, va a ser la que va a salvar la monarquía. Ella y las niñas, dos rubias tímidas que encarnan el futuro.

Y si de niñas hablamos no podemos dejar de mencionar la polémica que se armó por una portada de una revista argentina en la que aparecían la reina Máxima de los Países Bajos junto a su hija mayor, Catalina Amalia. La foto pertenece a unos de los dos posados y conferencias de prensa anuales que la familia real hace al comenzar las vacaciones de invierno y al comenzar sus vacaciones de verano. Máxima y el rey solos, Amalia, Alexia y Ariana solas, retrato de cada una por separado, el rey y su heredera… así van posando, sonriendo, corriendo por el campo o por la nieve, según cuadre, haciendo mohínes y abrazándose. Las niñas ya son profesionales… lo vienen haciendo dos veces por año desde que nacieron. Y todo sin decir una palabra porque los que hablan son los padres. Este año, incluso, hasta abordaron, en la conferencia de prensa, el espinoso tema del mal uso de las redes que había hecho Alexia, la hermana mediana y más rebelde de las tres. “Es una aprendizaje para ella y para nosotros” dijo Máxima. Y zanjó la cuestión.

La polémica se creó cuando una revista argentina sacó en la tapa una imagen del posado y la acompañó con un título que hacía mención a los quilitos de más que, supuestamente, tenía la princesa heredera, una adolescente de 16 años. Es verdad que las chicas tienen un estilo un poco cursi y anticuado que no las favorece pero son bellas y simpáticas y eso es lo que valdría la pena destacar.

La noticia más linda del post confinamiento europeo viene, sin duda, de Inglaterra. La princesa Beatriz de York, nieta de la reina, se ha casado con Edoardo Mapelli Mozzi, un italiano buen mozo y de sonrisa franca con el que se había comprometido en 2019. Y la noticia será doblemente feliz si anuncian, como se rumorea, la llegada pronta de un bebé. La boda estaba prevista para el 29 de mayo con pompas y circunstancias pero el poderoso virus la truncó. Bea tenía dos opciones: casarse ese día con la asistencia de novios, testigos y cura únicamente o posponerla. Eligieron la segunda opción y pensaron en septiembre pero viendo que el virus no cedía y que el amor era más importante que el boato, se casaron en una ceremonia íntima el 17 de julio pasado. No sabemos si llevaba algo azul y algo nuevo pero podemos asegurar que sí llevaba algo viejo y algo prestado. Porque Beatriz no habrá tenido miles de invitados ni cámaras ni boato pero tuvo el honor de lucir en su boda un vestido de su regia abuela. Una obra de arte de Norman Hartnell que Isabel II había estrenado en 1961. Está hecho de tafetán de seda, en blanco marfil y adornado con satén y brillantes. La abuela le prestó, además, la gran tiara fringe que ella misma usó en su boda. Todo un detalle.

Fotos,…muy pocas. Los novios solos y los novios con los abuelos y nada más. Vimos a una elegante reina Isabel, con su tapadito clásico, y al príncipe Felipe, de 99 años, cuya apostura bien pueden envidiar, mucho más desarrapados. El padre de la novia, el duque Andrés de York, estaba pero en la fotos no apareció. Y es que mejor esconderlo ya que cada día está más comprometido con una red de prostitución y corrupción de menores que se está investigando.

Los daneses también están teniendo un verano movido. Aunque desde que falleció el príncipe Enrique, esposo de la reina Margarita, no hay posado oficial multitudinario, el príncipe Federico y su familia han enviado a la prensa unas fotos de su estadía en el palacio de Grasten. También en Grasten, la reina ha inaugurado una huerta que está dentro de los paradisíacos jardines del palacio. Se puede visitarla, comprar productos y almorzar en el restaurante. Un buen programa para cuando volvamos a viajar. También posó este año el príncipe Joaquín, el menor de los hijos de la reina, pero lo hizo en Caix, Francia. Allí pasaba sus vacaciones con su esposa, la princesa Marie y los hijos de ambos. Y a juzgar por las fotos, también estaban los hijos de su primer matrimonio y, curiosamente, la condesa Alejandra Manley, su ex esposa. Siempre se supo que tenían una relación armónica pero de ahí a pasar unos días juntos hay todo un trecho. Lamentablemente las vacaciones fueron interrumpidas porque 48 horas después del posado, Joaquín tuvo un ictus y tuvo que ser operado de urgencia. Al cierre de esta edición evolucionaba favorablemente.

La princesa Beatriz de York, nieta de la reina, se casó con el italiano Edoardo Mapelli Mozzi

 

Ante tanta novedad “royal” pasaron un poco desapercibidas las fiestas nacionales de Bélgica y Noruega, el cumpleaños de Victoria de Suecia y el regreso al entrenamiento de la princesa Charlene de Mónaco, ex nadadora olímpica, que se prepara para volver a competir con fines benéficos.

En estos próximos meses los veremos poco ya que se han retirado a sus merecidos (o no) descansos. Esperamos que mejoren los enfermos, que se haga verdadera justicia sin importar el rango del acusado, que el virus les de (y nos de) un respiro y que al final del verano europeo vuelvan con brío a mostrarnos sus mejores imágenes.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Corinna Larsen, la amante del emérito rey Juan Carlos de España (AFP)

Los reyes de Holanda posando para las fotos oficiales. De aquí salió la escandalosa tapa de una revista argentina

Beatriz de York y Edoardo

El príncipe Joaquín, hijo de la reina Margarita, en Caix, Francia

Victoria de Suecia festejó su cumpleaños

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla