Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Bicicletas: un medio de transporte cada vez más elegido

Tanto de eléctricas como de los modelos tradicionales, crece su demanda y las variedades que ofrece el mercado se diversifican

Bicicletas: un medio de transporte cada vez más elegido

Eléctricas o a pulmón. La bicicleta es un clásico / Shutterstock

24 de Noviembre de 2019 | 08:39
Edición impresa

La bicicleta está de moda. Por salud, economía y meramente placer, cada vez son más quienes eligen este medio de transporte. En la Ciudad el fenómeno se traduce en la creación de las bicisendas, que son muy utilizadas y agilizan el tránsito, además de darles seguridad a los conductores de este tipo de vehículos.

Y como no puede ser de otra manera, esta moda aplica también a las bicicletas eléctricas, que fueron furor en en la feria Eurobike, que reunió en la ciudad alemana de Friedrichshafen a más de 1.400 expositores procedentes de 60 países.

Con vistas a las demandas de la movilidad, conceptos como el “bike-sharing” y el leasing de bicicletas fueron tratados en profundidad en esta feria internacional.

Una cooperativa de comerciantes presentó la idea de “sharea” -surgida de la fusión de las palabras “share” (compartir) y “área” (área)- que describe la intención de los operadores de grandes edificios de viviendas de ofrecer en el futuro a sus inquilinos una oferta de movilidad eléctrica integrada.

Además, se insistió en que también en edades avanzadas no hay por qué renunciar a la bicicleta. Los “rickshaws” o bicitaxis sirven para que aquellas personas que ya no puedan pedalear puedan seguir sintiendo la brisa en la cara. El modelo de la firma Van Raam promete ser fácil de maniobrar y también puede ir marcha atrás.

Las bicicletas de carga, por su parte, siguen siendo tendencia. La cantidad de expositores de estos vehículos prácticamente se duplicó con respecto al año pasado.

Pequeña y como ayuda práctica en la vida cotidiana se presenta, por ejemplo, la Steps de E-Muli. Esta bici busca convencer sobre todo con su canasto plegable, su diseño austero y la integración del nuevo motor shimano. Su remolque Cargo fue rediseñado por el especialista Croozer. El cuadro de aluminio es, con ocho kilos, muy liviano a pesar de su base estable. Puede cargar hasta 40 kilogramos.

Y luego están los scooters (monopatines) eléctricos, de los que habla todo el mundo y que despiertan opiniones encontradas.

Gracias a sus grandes ruedas, el AER 557 Adult Electric Scooter de AER Electric Company promete un manejo relativamente seguro.

Pero también puede ser sin motor: con un cuadro negro y cables blancos, se presenta el Joker de Puky. Es una patineta moderna, con el que la empresa apunta a un público adulto. Con ruedas de 16 pulgadas, el Joker también promete buenas características de conducción.

CUIDADO Y MANTENIMIENTO

Con un par de arreglos y repuestos, la vieja bicicleta puede convertirse en un transporte nuevo y veloz.

Sin embargo, el caso es distinto para las bicicletas eléctricas, también conocidas como e-bikes o pedelecs, después de algunos años.

¿Qué pasa cuando la batería se echa a perder y ya no hay repuestos? ¿Cuánto cuidado necesitan las bicicletas eléctricas, que con el correr del tiempo se imponen cada vez más?

Los cuidados y reparaciones básicas son como los de una bicicleta común. Es decir que regularmente hay que aceitar la cadena, chequear los frenos y la presión en las ruedas, recomiendan los expertos.

Sin embargo, en el caso de las bicicletas eléctricas, se recomienda un poco más de cuidado, ya que debido a una fuerza motriz más alta, partes descuidadas de la bicicleta como la cadena o el piñón se pueden desgastar más rápido.

Dependiendo del motor y de los accesorios, pesa más que una bicicleta común. En promedio, estos vehículos pesan entre ocho y 12 kilos. Esto se nota especialmente en las ruedas, cuya goma se desgasta antes porque soporta velocidades mucho mayores.

Por eso, que las ruedas tengan la presión correcta y que se las controle meticulosamente es más importante aún. Muchas ruedas ya vienen preparadas desde fábrica para cargas más pesadas. Estos neumáticos suelen comercializarse como “aptos para e-bikes” o “e-bike ready”. Si se va a buscar un repuesto, hay que estar atento a esto.

Se recomienda también mantener bien limpios los engranajes de la cadena. Lo ideal es limpiar la bicicleta después de cada uso para que la suciedad no se asiente, es decir, lo más posible y cuando sea necesario. Lo que no hay que hacer de ninguna forma es usar para ello limpiadores de alta presión.

Lo mejor es llevar la bicicleta al taller al menos una vez al año para un buen chequeo. Lo mismo rige para las bicicletas eléctricas, pero en su caso, una vez al año es lo mínimo. Si se usa la bicicleta durante todo el año, lo mejor es llevarla al taller al menos dos veces al año, en otoño y en primavera.

En la mayoría de los casos, el motor no se rompe solo. Suelen ser bastante fuertes y estar preparados para rendir durante bastante tiempo. Sin embargo, a veces se ve en el display un código de error.

Lo más común es que simplemente se haya desajustado algo, como un sensor en la rueda trasera a la que le falta velocidad. En caso de que uno desconozca el código de error, se puede revisar en Internet qué significa.

Lo mejor es llevar la bicicleta al taller al menos una vez al año para un buen chequeo

 

Por lo general, los motores de las bicicletas eléctricas requieren de poco mantenimiento. La mayoría de los problemas usuales se solucionan fácilmente con un comerciante especializado, que suele estar formado en cada sistema específico.

Pero en el caso de defectos más grandes, hay que devolver el motor al fabricante. Algunos entregan de inmediato uno nuevo, salvo que se compruebe que el motor resultó dañado por un uso indebido.

En el caso de las bicicletas eléctricas más antiguas, a veces el motor puede recalentarse, sobre todo en ascensos muy largos si se acelera poco y se deja que el motor haga todo el trabajo.

En esos casos, el sistema de enfriamiento no da abasto y el motor se apaga. Esto puede suceder también a veces con los pedelecs más modernos.

Es difícil saber cuánto aguantará un motor, ya que depende el uso individual que le de cada quien a su bicicleta. A fin de cuentas, las bicicletas eléctricas se popularizaron hace unos siete, por lo que tampoco se sabe aún tanto sobre ellas.

(dpa)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Eléctricas o a pulmón. La bicicleta es un clásico / Shutterstock

705658840

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla