Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |Tras un pedido de los comerciantes
Marcha atrás con la idea de sacar los escaparates gastronómicos

La Comuna había anunciado que iban a ser retirados gradualmente, pero ahora lo extendería hasta marzo próximo. Quejas

Marcha atrás con la idea de sacar los escaparates gastronómicos

Negocian extender los escaparates hasta marzo de 2023/ s. casali

21 de Septiembre de 2022 | 02:49
Edición impresa

La Municipalidad de La Plata dio marcha atrás con la idea de retirar los escaparates de los locales gastronómicos en el centro de la Ciudad. Por estos días hay diferentes reuniones con comerciantes del sector para extender esta iniciativa hasta marzo próximo. En el medio buscan actualizar el pago de la tasa que deben hacer los propietarios por el uso del espacio público que abarca vereda y un carril de la calle, según pudo saber este diario.

En medio de los reclamos vecinales por el tránsito (calles angostas) y la higiene, muchos locales que adoptaron esta modalidad de atención extendida, pasaron de mesas y sillas al aire libre sobre la calle cuando arrancaron las flexibilizaciones en el último tramo de la pandemia de coronavirus.

Como informó este diario, este mes vence el plazo para la permanencia de los “anexos” en los locales gastronómicos, Ante ese panorama, comerciantes del sector gastronómico pidieron que el permiso continúe hasta marzo del próximo año, para tratar de recuperar lo perdido en pandemia entre la primavera 2022 y el verano 2022-2023, momento en el que estiman que crecerá el consumo en esos espacios.

Ante ese contexto, desde la Comuna le plantearon a los comercios que la tasa que pagan por el uso del espacio público -800 pesos por metro cuadrado- deberá “actualizarse”. Para que ocurra eso deberá intervenir el Concejo Deliberante en tal decisión.

En medio de reclamos por las ocupaciones y la falta de controles, dicen que busca rán que se utilicen elementos adecuados para cumplir con dos propósitos básicos: no entorpecer el tránsito vehicular y brindarle seguridad a los comensales.

El análisis de esta cuestión parte de que muchos locales han reforzado los escaparates con estructuras difíciles de desarmar: metales, maderas, y otros elementos que han tomado gran lugar del espacio público y en varios casos, como ocurre en diagonal 74 y calle 12 han unificado, prácticamente, el local en si con el “anexo” al “aire libre”, que en buena parte de los comercios gastronómicos ya cuentan con techos.

Según se observó en los primeros meses de los escaparates, se había permitido usar un deck de madera, una estructura que se pueda montar y desmontar en el día. Pero otros montaron techos, pisos, paredes, calefacción, iluminación y hay locales que tomaron casi todo sin dejar espacio para los peatones, lo que despierta el reclamo de los vecinos.

pocos cumplen

Parte de la regulación del uso del espacios está marcada en decretos municipales. La norma Municipal regula la ubicación, factor de ocupación de comensales (1 persona cada 2,25 metros cuadrados; separación mínima entre mesas de 2 metros o una separación física) e incluso el diseño (prohíbe elementos fijados al piso en forma permanente, ningún tipo de cubierta fija o móvil, mensajes publicitarios, instalaciones eléctricas y ningún elemento que supere la valla perimetral para separar la zona del tránsito vehicular). A simple vista, son muy pocos los que cumplen con estos parámetros.

Entre abril y mayo, cuando comenzó a bajar la temperatura, se pudo ver la instalación de pisos sobre la calzada, sumaron confort con techos y equipos móviles de calefacción, y techos en la mayoría de los escaparates.

Negociaciones en medio de reclamos

Mientras se desarrollan los encuentros entre funcionarios del Municipio -fundamentalmente del área de espacios públicos- y comerciantes, los vecinos plantean el crecimiento de la basura que queda, tras cada jornada, en la mayoría de las zonas en las que funcionan estos espacios que, a su vez, han reducido el paso peatonal sensiblemente en las veredas.

La presencia de residuos, además de generar olores nauseabundos, puede provocar otros inconvenientes, según apuntan los frentistas.

Cabe indicar que a esas quejas por los problemas con la higiene también se sumaron los planteos realizados por distintos conductores al entender que en muchos casos los “anexos” están al filo del paso de los vehículos.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla