Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Nadia Epstein es la nueva expulsada de la casa de "Gran Hermano 2007"

Recibió más del 91 por ciento de los votos para que abandone la casa

Nadia Epstein es la nueva expulsada de la casa de "Gran Hermano 2007"

Nadia junto a Jorge Rial, minutos después de abandonar la casa de Gran Hermano.

El contundente porcentaje con el que el público decidió que Nadia Con un 91 por ciento de los votos del público, Nadia Epstein se convirtió en la nueva expulsada de la casa de "Gran Hermano 2007".

El público determinó que la joven, convertida en la "mala" de la historia luego de sus encontronazos con Marianela, fuera la octava persona en quedar eliminada del reality show de Telefe, en una elección para la que se recibieron más de 500 mil votos.

El resultado de la votación pareció cantado desde el inicio del programa, ya que Nadia casi no tuvo presencia en los compactos con los sucesos más importantes de las últimas horas dentro de la casa.

Lo que fue inesperado fue el altísimo porcentaje de votos que tuvo la manipuladora participante, en un resultado al que el conductor Jorge Rial calificó de "histórico".

Leandro Maldonado, el otro nominado, sacó apenas un nueve por ciento de los votos y acaparó parte del protagonismo de la "gala de expulsión" por su compleja relación con Sebastián y Mariela.

Luego de varios desencuentros y situaciones ambiguas, Leandro se reconcilió con "Sebas", el integrante de la casa que declaró abiertamente su homosexualidad. Después, Leandro y Mariela finalmente dejaron de lado los coqueteos y sellaron su relación con besos.

Pero Sebastián se enojó al verlos durmiendo juntos y expresó en el confesionario -y con lágrimas en los ojos- su deseo de abandonar la casa voluntariamente.

Otro momento de tensión fue el que mostró una pelea entre Juan y Griselda. El cordobés, hasta ahora uno de los habitantes más queridos y amables de "la casa más famosa de la Argentina", insultó a su compañera y la trató de mala persona.

A su vez, ella intentó candidatearlo para abandonar la casa con la "nominación espontánea" aunque, según se reveló, el recurso ya había sido usado por otro de los participantes.

Sobre el final del programa, y tras conocerse el resultado de la votación, Nadia abandonó la casa y fue recibida por una comparsa de Concepción del Uruguay, antes de sentarse a dialogar con Rial.

"Tenía muchas ganas de salir. Espero que no me maten. Soy la mala (risas). Me encanta. Mala pero sincera. A Marianela tenía muchas ganas de sacarla de la casa. No me acuerdo bien si ella me dijo 'gato' porque fue al principio del juego. Por ahí escuché mal. (Ser mala) fue algo que surgió. ¿Soy muy mala?", declaró con picardía la ex concursante, quien confesó que antes de dejar la casa le robó un saco a Marianela.

AHORA EMPIEZA OTRO JUEGO

Epstein abandonara en la noche del lunes la casa más famosa del país muestra a las claras que ella es la gran villana de "Gran Hermano". Sin embargo, una vez expulsada estará aún más tiempo en pantalla que antes, gracias al aceitado derrotero mediático que envuelve al programa y que se verá potenciado por la fuerte personalidad de la participante.

Esa es, quizás, la mayor ironía de esta edición del reality show de Telefe y Endemol. Mientras los televidentes votan para que un integrante del programa sea expulsado, lo que en realidad consiguen es que -en vez de sacarlo de la pantalla- su presencia se multiplique a cada hora y en varios canales.

"Gran Hermano, el Debate", "AM", "Intrusos", "Bendita TV", "Acoso textual". Todos estos programas se retroalimentan de "la casa que late" y de los vericuetos de sus participantes, tanto adentro como afuera de sus muros.

Tal como sucedió con los conflictos y polémicas de los concursos de talento de "ShowMatch" el año pasado -como las peleas entre Florencia de la V y Laura Fidalgo en "Bailando por un sueño" o los duros entredichos de Nazarena Vélez y Patricia Sosa en "Cantando por un sueño"- durante este verano "Gran Hermano" copó la pantalla chica. Y la bendijo con el preciado rating.

La Gala de Expulsión de anteayer -a pesar de tener un resultado casi cantado, pues no se dudaba de que Nadia era la que abandonaría la casa- no sólo se trepó a lo más alto del día en rating, sino que fue el programa más visto del ciclo.

En sus más de dos horas de extensión, el programa promedió 30,7 puntos de rating, con un pico -pasadas la medianoche- de casi 35, según la medidora Ibope.

El reciente levantamiento de "Hechizada" obligó a Telefe a adelantar el horario del programa, lo que sin dudas potenció su audiencia, alejándolo de las mediciones de Canal 13. La diferencia de rating anteayer entre las dos emisoras se acrecentó notoriamente: más de diez puntos en toda la noche.

A pesar de que sólo pasaron horas desde que Nadia Epstein abandonó la casa, ya existen rumores que indicarían que Jorge Rial -un ojo experto para detectar escándalos y personajes de resonancia mediática- la tentaría para tener una participación fija en su ciclo "Intrusos".

LA MALVADA DE GRAN HERMANO

Los guionistas sostienen que una de las claves de una telenovela exitosa es contar con una buena malvada. En el caso de la actual edición "Gran Hermano" la ley se cumple a la perfección: la expulsada del lunes, Nadia Epstein, se convirtió en 55 días de encierro en la más odiada fuera de la casa y su expulsión coronó al ciclo con el nivel de audiencia más alto del programa.

Medio millón de personas usaron sus celulares -asumiendo para eso un cargo extra en sus facturas y alcanzando un guarismo histórico del 91.5 por ciento- para hacer que Nadia abandone la casa. Si bien a la salida la esperaba una murga que le dio la bienvenida al exterior, en varios hogares su expulsión fue vivida con alegría.

Y es que esta bailarina y cajera de un local bailable de 25 años -madre de dos hijas- se convirtió en pocos días en la malvada del reality. Un estilo frontal y directo la llevó a constantes peleas dentro de la casa, enfrentamientos de los que no estuvo exento el conductor del ciclo, Jorge Rial.

El episodio más comentado -tanto dentro como fuera de la casa- fue cuando Nadia acusó a Marianela Mirra de haberla llamado "gato". El apodo sería una referencia al pasado de Nadia, quien reconoció ser bailarina y habitué de boliches como "Cocodrilo".

A pesar de los dichos de Nadia, el programa no mostró hasta ahora si esa burla existió. Además, Marianela fue puesta a prueba con el "voicegraph" -el detector de mentiras que adquirió el ciclo y que utilizó con insistencia la semana pasada- que dictaminó que ella no habría insultado a Nadia.

Ante la falta de pruebas la pregunta que le quedó flotando al televidente es, ¿fue todo una confusión o estrategia de Nadia para crear conflictos dentro de la casa?


Debe iniciar sesión para continuar

cargando...