Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |LA CUARENTENA ABLANDA EL CORAZÓN
Amor en cuatro patas: boom de adopción de mascotas

Disponer de más tiempo en casa, encontrarse en soledad y la insistencia de los más chicos generó que incorporar un perro o un gato a la familia sea una de las tendencias de este momento

Amor en cuatro patas: boom de adopción de mascotas

Pablo está feliz de haber adoptado a Aria, al igual que gino con Sofía

María Laura López Silva

Por: María Laura López Silva
llopezsilva@eldia.com

24 de Mayo de 2020 | 05:13
Edición impresa

Entre tantas cosas negativas que trajo la cuarentena (a la que algunos ya se están acostumbrando de alguna u otra forma) hay una tendencia que se dio en el tiempo de aislamiento social que es más que positiva. Así como el tiempo libre nos dispuso a hacer las cosas que nos gustan y a terminar aquellas pendientes, muchos sintieron que este era un buen momento para adoptar una mascota.

Estar más horas en casa y no poder ver a los amigos y la familia, llevaron a decenas de platenses a buscar un compañero de cuatro patas y el boom mascotero se activó en cuarentena.

“En los últimos 10 días dimos 15 perros en adopción. No llegábamos a esa cantidad antes del 20 de marzo”, cuenta Aldana Cambruzzi, que desde hace cuatro años dedica gran parte de su tiempo al rescate y tránsito de mascotas, y que hace unas semanas se sumó a Encuentros y adopciones (@encuentros_adopciones_laplata), la cuenta de Instagram de búsqueda de hogar para animales que administra junto Camila Patrón, Marina Lagún y Bárbara Desmarás. Un detalle singular: las chicas sólo se conocen virtualmente, porque entraron en contacto en plena pandemia y nunca se reunieron cara a cara.

“Creo que el fenómeno tiene que ver con la cuarentena. Estalló la adopción. Cuando preguntamos por qué quieren adoptar, nos responden que ahora están más en su casa y pueden cuidar a un cachorrito y dedicarle tiempo para que se adapte. Mucha gente tiene a sus niños muy aburridos y les llevan una mascota. Tampoco la idea es que sea un juguete, sino que aprenda a cuidar al animal y sea parte de la familia. Nosotros manejamos un protocolo que consiste en una serie de preguntas, pedimos fotos de la casa y hablamos por WhatsApp con los posibles adoptantes para tratar de asegurarnos que el perro o el gato que entregamos va a estar en buenas manos”, explica Aldana y destaca que la mayoría de quienes buscan una mascota son “parejas jóvenes que se acaban de mudar juntos. O algunos que viven solos. Aunque también dimos un perrito a dos parejas de más de 60 años”.

Rocío Moreira coincide con la teoría del boom de adopción de mascotas. Ella armó una cuenta de Instagram (@adopción.gatitos.lp) en febrero porque la gata de su hermana había tenido cría y no podían encontrar quién quisiera a los gatitos. “Amo a los gatos, tengo cuatro nada más porque mi novio me mata sino. Pero empecé hace poco con esto y lo único que hago es conectar a los que buscan gatitos con la gente que los tiene para dar”. En estos pocos meses, Rocío hizo posible unas 25 adopciones.

“Empecé a publicar los gatitos en los grupos de adopción y en los primeros días de la cuarentena se concretaron muchas búsquedas. Al principio, con esto de las medidas de protección no sabíamos cómo hacer para entregar los animalitos, pero la gente se las ingenia y los pasa a buscar. Es más, tengo más pedidos que ofertas. También muchos me ayudaron con el tránsito. Ahora que la gente tiene más tiempo adopta y eso es responsable. Me gusta que se genere contacto entre quien lo da y quien lo recibe, y que haya compromiso de castración. Los que más adoptan son personas que viven solas de entre 20 y 30 años y parejas jóvenes”, describe.

Jimena Gorosito (32) es una de las rescatistas de Voluntariado El Rincón (@voluntariado_el_rincon) que funciona hace un año y medio, pero ella se dedica a esto en su tiempo libre desde que tiene 15. “Ahora la gente tiene tiempo porque está en su casa y puede estar presente en la adaptación de un perro, sobre todo con los cachorros. Desde marzo dimos unos 30 animales en adopción”, cuenta y aclara que igual es inconstante la actividad porque depende mucho de los medios económicos que vayan teniendo para poder rescatar animales, darles de comer y llevarlos a la veterinaria. Pero en su experiencia, no es la gente que vive sola la que más adopta: “las parejas jóvenes que no tienen hijos son los que más consultan y después quienes tienen chicos”.

“La magia que tienen los gatos es que dan amor cuando quieren”

Rocío Moreira,
coordinadora de adopciones

 

Y los testimonios terminan de describir el fenómeno que mezcla amor y nuevas experiencias para muchos. Si bien Carina (31) dice que la cuarentena no fue el disparador para adoptar a Sultán, recomienda ciento por ciento tener una mascota en este momento. “Me encantan los gatos, tuve uno bastante tiempo y se lo di a un amigo porque me fui del país durante cuatro años. Regresé en enero y ya tenía ganas de volver a tener un gato. Así que cuando comenzó la cuarentena me puse en campaña para buscar uno, no por el aislamiento en sí, sino porque ya quería, pero la verdad es que fue lo mejor que hice porque es una súper compañía ahora que estamos encerrados. Al principio quería un gato adulto, ya que muchas veces quedan sin casa porque la gente prefiere los cachorritos, pero por suerte no había. Igual a Sultán lo adopté cuando tenía 7 meses”, dice y vuelve a destacar a los felinos: “recomiendo un montón a las mascotas y los gatos en particular, para personas como yo que vivimos en un departamento y trabajamos mucho tiempo, ellos se adaptan mejor porque son más independientes y se manejan. Te dan un montón de amor. Además ahora hay muchísimos animales que necesitan un hogar y los que viven en la calle han sufrido aún más porque la gente ya no les da tanto de comer, no hay tanto movimiento.

Gino (26) es otro amante de los felinos. Adoptó a su gatita Sofía unos días antes de que declararan la cuarentena porque temía no poder hacerlo en pleno aislamiento. “A principio de año me mudé solo y ya estaba con la idea de tener una mascota. Apuré la búsqueda la semana que se empezó a anunciar que iban a tomar medidas de aislamiento social y conozco varias personas que hicieron lo mismo. De alguna, manera el incremento de la soledad dado el contexto de la pandemia generó esto, para no sentirse tan solo. Es una experiencia hermosa tener a cargo una vida que depende de vos. La estoy pasando muy bien con ella en casa”, contó el joven.

Laura (36) adoptó a Roma hace una semana después de analizarlo bastante tiempo. “Yo siempre tuve mascotas pero en familia, nunca tuve una viviendo sola. La idea de adoptar estaba pero siempre había un “pero”: no estaba en casa, no tenía espacio suficiente… y la verdad es que te vas adaptando. Hay que tener paciencia al principio. Esto de estar en casa en cuarentena está bueno para estar presente y que la perrita se adapte a mí, a las cosas, enseñarle dónde tiene que hacer sus necesidades. Además cuando son cachorros y los dejás solos sufren mucho y rompen todo, por eso estando en casa me puedo dedicar. Eso me terminó de decidir”, contó.

Algo parecido le pasó a Pablo (30), un necochense que vive en La Plata hace diez años y durante los últimos dos venía pensando en tener un perro. “El año pasado una amiga se fue de viaje y me dejó su perro por un mes. Ella sabía que a mí me gustaban los animales y además estaba re educado. Esa experiencia fue re linda y me plantó la semillita de la adopción, pero no me animaba por la responsabilidad que implica tener a cargo un ser vivo. Además otra cosa que me frenaba era que trabajo nueve horas por día de lunes a viernes y pensar en traerme un cachorro sin estar en casa me parecía una locura y algo egoísta también”, cuenta y se apura describir cómo le cambió la vida Aria, su nueva perrita.

“La semana pasada vi una publicación en una cuenta de Instagram de adopción de mascotas donde decía que había un perrito para dar y cuando les consulté justo ya lo habían ubicado. Quedamos en contacto y al otro día me avisaron que tenían unos cachorritos. La verdad es que tenía dudas, no estaba ciento por ciento decidido y me asusté porque me contaron que la cachorra era cruza con Pitbull. Hablé con amigos y gente que tiene esta raza, me dijeron que dependía de la crianza y que con sacarla a la calle a pasear (cuando pueda) estaba bien”, relata Pablo que además leyó mucho y terminó diciendo que sí a la perrita. “El sábado a la mañana cuando la fui a buscar se me pasó todo, es súper tranquila, tierna, se manda de las suyas como cualquier cachorro y hay que estar atrás de ella. Cuando me la dieron la llevé a la veterinaria para que me explicaran todo lo de las vacunas, porque tuve perros de chico, pero del mantenimiento sanitario se encargaban mis viejos”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Roma en brazos de Laura

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla