Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Así no

Gimnasia jugó mal, se desordenó y perdió en el Bosque frente a Talleres. El equipo de Troglio no genera juego y si preocupación.

Así no

Es difícil explicar como un partido malo y controlado durante 60 minutos termina siendo un 0-2 en contra. El Lobo mostraba frente a los cordobeses las mismas cartas del resto del torneo -poco fútbol, nulo abastecimiento a Silva, ataque con balas de fogueo-, intentó algo diferente con las salidas de los internos y paradójicamente la salida de Faravelli y Ayala terminó por empeorar al equipo: se hizo largo, desordenado y perdió toda presencia en el centro del campo. ¿Se equivocó Troglio? No hay cambios buenos o malos, salen bien o mal. Evidentemente, salió mal.

Preocupación. Eso generó el resultado. Obviamente, también el rendimiento de la última media hora. El desorden dio paso al voluntarismo y a las ganas, sin claridad. Que Silva marque o Rinaudo conduzca deben ser bonus tracks, de ninguna manera la esencia del juego de los futbolistas. Así, parece estar Gimnasia hoy. Al revés. Además, extraña a Alemán y Rosales no es ni el 5% de lo que mostró en entrenamientos. Ayala no termina de mostrar su jerarquía ni su pegada, aunque queda claro que no es conductor. Silva lucha. Faravelli no aparece. El Monito aún no es Mono. Y lo peor es que afuera no asoman soluciones inmediatas. Hoy Tifner y Cataldi parecen lejos de desbancar a los volantes interiores (Faravelli y Ayala) al menos con este sistema táctico. Más allá de gustos personales, Gimnasia no parece jugar mal por el 4-3-3. ¿Cambiará en Tucumán?

Parece achicarse el crédito de titularidad de algunos jugadores. Rosales permaneció en cancha los 90 minutos más por lo que puede hacer que por lo que hizo. ¿Si no es él, quién? Melo que entró flojito, Bonifacio que tiene otras características, otro punta (aunque Guevgeozián no parece ser delantero para contragolpear. Hoy, la habilitación del venezolano Jan Hurtado comienza a ser casi imperiosa.

Gimnasia jugará dos finales, en Tucumán y quince días después en Paraná. No debe permitirse otro partido como este: tal vez Talleres haya sido un correctivo dado justo a tiempo.

GIMNASIA (0): 31.-Alexis Martín Arias; 4.-Facundo Oreja, 23.-Maximiliano Coronel, 3.-Gonzalo Piovi, 32.-Matías Melluso; 16.-Víctor Ayala, 21.-Fabián Rinaudo, 8.-Lorenzo Faravelli; 10.-Santiago Rosales, 9.-Santiago Silva, 33.-Matías Gómez. DT: Pedro Troglio. Suplentes: 15.-Sebastián Moyano, 24.-Germán Guiffrey, 25.-Lucas Licht, 20.-Hernán Tifner.

TALLERES (2): 22.-Guido Herrera; 25.-Leonardo Godoy, 4.-Miguel Araujo, 2.-Carlos Quintana, 30.-Facundo Medina; 32.-Tomás Pochettino, 8.-Andrés Cubas, 5.-Pablo Guiñazú; 20.-Juan Ramírez; 9.-Junior Arias, 27.-Brian Montenegro. DT: Juan Pablo Vojvoda. Suplentes: 1.-Mauricio Caranta, 6.-Juan Cruz Komar, 7.-Nahuel Bustos, 26.-Ian Escobar.

GOLES: ST 24′ Andrés Cubas (T), 48′ Mauro Ortiz (T)

CAMBIOS: 10′ Gonzalo Maroni por Tomás Pochettino (T), 12′ Ezequiel Bonifacio por Lorenzo Faravelli (G), 20′ Alejandro Melo por Víctor Ayala (G), 23′ Mauro Ortiz por Brian Montenegro (T), 25′ Mauro Guevgeozián por Facundo Oreja (G); 38′ Joel Soñora por Juan Ramirez (T).

AMONESTADOS: Miguel Araujo, Gonzalo Maroni (T); Lorenzo Faravelli, Santiago Silva (G)

ESTADIO: Juan Carmelo Zerillo.

ÁRBITRO: Silvio Trucco.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...