Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Beber agua de mar: una tendencia polémica que llegó a la Ciudad

Quienes la consumen dicen que equilibra el organismo y aporta nutrientes y minerales esenciales. Sus detractores advierten sobre los riesgos a la salud, ya que no está incluida en el Código Alimentario

Beber agua de mar: una tendencia polémica que llegó a la Ciudad

para que un producto se incluya en el Código Alimentario tiene que tener normas de producción normalizadas y estandarizadas

Por: María Laura López Silva
vivirbien@eldia.com

5 de Enero de 2020 | 06:11
Edición impresa

El mar es un recurso abundante para el ser humano. Desde su fauna para alimentarnos hasta el placer que produce tomar un baño en sus aguas. Quien se haya parado alguna vez a su orilla seguramente vivió la sensación hipnótica que produce su inmensidad, el sonido de las olas y el aroma que se desprende de la bruma en el aire. Pero ahora la última tendencia es beberlo. Sí, como leyó: ingerir este líquido salado diluido en agua potable sería beneficioso para la salud según algunos especialistas aunque otros ponen el grito en el cielo. Veamos.

El uso de agua de mar con fines medicinales se conoce desde hace siglos. Históricamente se le han atribuido numerosas propiedades como cicatrizante, antiséptico y desinfectante. Hipócrates, padre de la medicina, describió su uso por vía externa en afecciones de la piel, y tratamiento del dolor. En el siglo XVI, el rey de Francia, Enrique III, recibió tratamientos marinos por consejo de su médico. El primer libro sobre talasoterapia ( método curativo de algunas enfermedades que se fundamenta en el clima y los baños marinos) fue escrito en Oxford por el doctor Richard Russell en 1753, titulado El uso de agua de mar en las enfermedades de las glándulas.

En 1897, René Quinton, fisiólogo y naturalista francés fue por más: realizó los primeros experimentos del uso del agua de mar en sus pacientes por vía intravenosa y bajo supervisión hospitalaria.

El tenista Rafael Nadal fue noticia en 2015 cuando bebió ampollas de agua de mar hipertónica en plena ronda del Open de Australia. Se trataba de agua de mar envasada por Laboratorios Quinton, una firma española que la extrae del golfo de Vizcaya, la procesa y envasa para el consumo de los deportistas.

Hace un año y medio, las médicas María Alejandra Rodríguez Zía junto a María Teresa Ilari Valentí y el licenciado Mariano Arnal, escribieron el libro El agua de mar, de Fundación Aquamaris, donde explican por qué el agua del mar es uno de líquidos más completos del planeta, cómo se debe beber para lograr los efectos curativos y todas las afecciones que pueden ser tratadas con esta bebida.

“El agua de mar permite superar muy sencillamente lo que se conoce como hiponatremia hipotónica, fenómeno que se produce cuando se transpira en demasía y por lo tanto se pierden minerales esenciales como sodio y potasio. Esta pérdida ocasiona calambres y lesiones, y acelera el inicio de cansancio y fatiga severa en el deporte de alto rendimiento”, explica la médica clínica y endocrinóloga Rodríguez Zía, quien además agrega que “todo apunta, y cada vez con más determinación, a que la ingesta de agua de mar en las formas que mejor acepta y agradece nuestro paladar, puede ser una de las más potentes herramientas que nos ayuden a luchar contra la obesidad y contra la hipertensión y la diabetes que la acompañan”.

Si bien algunos países de Europa como España y de Latinoamérica como México y Puerto Rico está aprobado el consumo de agua de mar para uso culinario y como complemento nutricional, en Argentina no es legal comercializar el agua marina ya que no está incluida en el Código Alimentario.

Pese a eso, el número de consumidores de agua marina crece en el país y, siempre al top, La Plata no se queda afuera.

Griselda Donatucci, investigadora independiente que recopila testimonios y entrevistas sobre los beneficios del consumo de agua de mar. Tiene un canal de YouTube donde comparte videos comentando los beneficios del consumo del agua marina, cómo obtenerla y a qué médicos especialistas leer o consultar. Además es una de las referentes de Agua de Mar La Plata, un grupo de Facebook cerrado que se creó en 2016 donde casi 500 personas se organizan para conseguir el líquido.

“El uso del agua de mar para mejorar la salud es algo antiquísimo. Yo comencé mis investigaciones en 2013 y llegué a recopilar más de 500 testimonios sobre las distintas aplicaciones del agua de mar . Uno de los referentes en este tema es el médico René Quinton, pero también el doctor español Ángel Gracia”, cuenta Griselda y relata su experiencia: “Yo tenía síndrome de fatiga crónica y fibromialgia. Empecé a investigar qué podía ayudarme porque la medicación tradicional no me convencía. Ahí me enteré que el agua marina contiene 118 elementos de la tabla periódica y sales minerales que el organismo necesita para su nutrición. Por eso lo primero que sentí cuando empecé a tomarla fue una expansión de energía y mejoré mis síntomas. Pero no es algo que se divulgue porque estamos hablando de una medicina gratis”.

¿Se puede juntar el agua de mar así no más? No. “Para recolectarla hay que hacerlo en una playa lo más limpia posible, que esté lejos de zonas portuarias y barcos. Tampoco tiene que haber llovido ese día y la arena de la costa tiene que estar limpia. Lo ideal es meterse en el agua lo más profundo que se pueda”, cuenta Griselda. Pero además, una vez que se obtiene el agua, hay que dejarla decantar en el envase durante dos o tres días para luego trasvasarla sin los sedimentos.

Por eso los bebedores de agua de mar locales se unieron y consiguen bidones de “gente confiable” que obtiene el agua siguiendo el siguiente protocolo: hay que meterse al mar hasta los hombros y una vez allí se introduce un recipiente tapado hasta la altura de las rodillas. A esa profundidad se destapa y se le permite entrar el agua de medio nivel, ya que, según explican en el grupo, “las grasas y aceites son menos pesados que el agua, por lo que se encuentran en la superficie. En el fondo se hallan los sedimentos y las arenas. A nivel medio se encuentra limpia y apta para beber”.

“Al ser una fuente equilibrada naturalmente de electrolitos, el agua de mar es un gran recurso para múltiples funciones metabólicas y de regeneración de tejidos, especialmente el plasma sanguíneo. A su vez, es un tónico nervioso y conductor eléctrico”, destaca Cecilia Eyssartier, doctora en ciencias biológicas y profesora en nutrición.

Para esta especialista, una buena forma de obtener agua marina segura para el consumo es diluir rocas de sal andinas o del Himalaya (que se colectan en lugares donde hace millones de años estuvo el mar) en agua a punto de saturación, que se puede incorporar a jugos y licuados. Este líquido se convierte en “una solución que tiene alrededor de 88 minerales que se asemejan a la composición de minerales de nuestra sangre. La función de esta agua es aportar los minerales que nuestro organismo necesita para un montón de procesos biológicos como absorber el hierro, fijar el calcio y metabolizar las grasas, que son parte de la promoción de la salud en general. Esto se podría incorporar con la ingesta de vegetales, pero por el proceso de producción que se utiliza mayormente, a veces no lo hacemos”, explica por su parte el profesor en nutrición Luis Monterubianesi.

“Entendemos que ni la sal ni ningún alimento es una panacea en si mismo, pero en este caso, una sal integral o plasma marino incontaminado es imprescindible para la vida”, destaca Eyssartier.

Natalia Fidalgo es una de las administradoras del grupo Agua de Mar La Plata y aclara de entrada que allí comercializan nada: “ Solo nos organizamos para hacerla llegar hasta nuestra localidad. No aceptamos publicidad de ningún tipo ni venta de artículos. Tampoco asesoramos sobre el consumo del agua de mar ni dolencias específicas”.

“Te revitaliza. También la uso como colirio, alivia al instante el ardor en los ojos producto de aires acondicionados o polvillo primaveral. Además la utilizo en mis duchas diarias y me deja muy suave el cutis. Cuando la bebo a la mañana es un gran desintoxicador. Para tomarla la uso Isotónica: una medida de agua de mar hipertónica en 3 medidas de agua”, detalló Fidalgo que no encontró contraindicaciones en el consumo de este líquido.

Algo similar cuenta Graciela Rossi, miembro del mismo grupo de Facebook. “Me llegó la noticia de que estaba la terapia de agua de mar entre algunos de mis compañeros de Tai chi hace bastante tiempo. Tomaba cloruro de magnesio, para ayudar a que los intestinos estén limpios. Dado que no es de mi agrado el sabor, más si sus beneficios, me comentaron lo del agua de mar, pero no la consumí en ese momento ya que no sabía dónde adquirirla. En enero de este año conocí en Mar Azul a una persona que hacía bastante consumía y me hablo de ello. Así que sin dudar cargue una botella ahí nomas y comencé a tomar. Me dije a misma `Cuántas veces he tratado agua de mar y nada me ha pasado´. Un poco eso y otro poco intuición empecé a tomarla. Después me fui informando de todos los beneficios que tiene, las formas para consumirla y toda la historia que tiene esta práctica. Yo siento que me restaura energéticamente. Me cierra eso de que restaura la salud de manera natural, por eso no le agrada a la industria farmacológica.

En el libro de la Fundación Aquamaris los especialistas indican que las formas de preparar y beber el agua marina dependerán del fin terapéutico o nutricional que se persiga. La administración de agua de mar por vía oral puede tener estos dos formatos: isotónica o hipertónica. La primera es el agua de mar que tiene igual salinidad que el cuerpo humano y se prepara con tres partes de agua potable y una de agua de mar en un litro. Puede utilizarse como agua de beber, o añadida a los jugos naturales y a las infusiones. En tanto el agua de mar hipertónica tiene un nivel o ‘tono’ de salinidad superior al nuestro. Corresponde al agua de mar pura, sin diluir y se utiliza como regulador del tránsito intestinal, purgante, digestivo, antes de las comidas para reducir el hambre y la ansiedad, como dentífrico o enjuagues en la cavidad bucal, en la cocina para salar los alimentos y para tratamientos tópicos en forma de baño o apósitos.

Riesgos

Más allá de estas voces a favor del consumo del agua de mar y sus beneficios para la salud, hay especialistas que están en contra de la tendencia de consumirla y sobretodo de rocolectarla del mar y consumirla directamente.

“En 2018 hubo un pedido de un laboratorio que produce agua de mar en Europa para que se la incluya en el Código Alimentario Argentino. El tema se trató y a fines de 2019 se archivó en al Comisión Nacional de Alimentos, es decir que no se aprobó, por lo que no es legal al venta de este tipo de líquido en el país”, resalta Gabriela Flores, licenciada en nutrición y responsable del Área de Alimentos del Programa de Alimentación Saludable y Prevención de Obesidad del ministerio de Salud de la Nación.

La licenciada explicó que en otros países su comercialización es legal porque se piden varias especificaciones para controlar la contaminación. En Europa, las empresas que venden el agua de mar la filtran, procesan y diluyen, además de extraerla de sitios muy específicos.

“Considerando que en el océano hay fauna marina que vive ahí y realiza todos sus procesos biológicos en ese agua, es muy riesgoso que la gente recolecte agua y la beba sin realizarle ningún control”, enfatiza Flores y cree que el boom del consumo tiene que ver con el marketing: “la ofrecen como un suplemento dietario para recuperar sales y minerales que el organismo pierde tras la actividad física. Pero en realidad, la concentración de minerales de esos productos son ínfimos y cualquier persona puede obtener mejores nutrientes de las frutas, verduras o legumbres”.

Otro factor de riesgo que analiza la licenciada es el alto contenido de sodio. En promedio, el agua de mar tiene 35 gramos de sales minerales por litro de agua. Esta es una concentración mayor que la que puede soportar nuestro organismo. “En el país consumimos el doble de la cantidad de sal recomendada por la Organización Mundial de la Salud, lo que genera un alto riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares. El agua de mar tiene un alto contenido de sodio y puede generar esos problemas”.

Los especialistas en salud y nutrición explican que uno de los inconvenientes para comercializar el agua marina en el país tiene que ver con que para que un producto se incluya en el Código Alimentario tiene que tener normas de producción normalizadas y estandarizada, es decir, que un jugo que se compra en Jujuy es igual al que se vende en Mendoza. Pero con el agua de mar no sucede lo mismo, ya que por más que en la definición sean parte del océano, hay diferencias entre las aguas de San Clemente y las de Puerto Madryn.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

para que un producto se incluya en el Código Alimentario tiene que tener normas de producción normalizadas y estandarizadas

En españa está aprobado el consumo de agua de mar y se comercializa

“Te revitaliza. La uso como colirio, alivia al instante el ardor en los ojos producto de aires acondicionados o polvillo primaveral. Cuando la bebo a la mañana es un gran desintoxicador.”  Natalia Fidalgo  - Administradora del grupo Agua de Mar La Plata

“El uso del agua de mar para mejorar la salud es algo antiquísimo. Yo comencé mis investigaciones en 2013 y llegué a recopilar más de 500 testimonios sobre las distintas aplicaciones del agua de mar”. Griselda Donatucci - Investigadora independiente

“Yo siento que me restaura energéticamente. Me cierra eso de que restaura la salud de manera natural, por eso no le agrada a la industria farmacológica”. Graciela Rossi - Miembro del grupo Agua de Mar La Plata

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla