Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

¿Víctima de la interna?

Agustín Alayes deja de ser el Secretario Técnico de Estudiantes. La renuncia se vincula directamente con las diferencias que existen en la dirigencia desde finales de 2016. 

¿Víctima de la interna?

“En todo grupo hay opiniones distintas” se escucha desde siempre en la calle, y es verdad. Pero en determinadas ocasiones esas posturas ganan terreno y protagonismo. Aquí un caso concreto.

Ya desde el año pasado brotaba por lo bajo que no todos los dirigentes estaban plenamente de acuerdo con algunas medidas adoptadas por algunos pares de CD, y en aquel entonces (diciembre) el fusible fue Claudio Bernard, que tras presentar su renuncia fue convencido por el propio Verón para dar marcha atrás y continuar en el cargo.

Se instalaba una sensación de calma, pero no, todo lo contrario. “Diferencias en el modelo de gestión”  marcaban en off y de manera pública los directivos que formaron el grupo  “disidente”.  Agustín Russo, el propio Bernard, Sergio Buscemi, Martín Di Bella y Héctor Nieves, entro otros, se pararon frente al bloque integrado por aquellos que están en el día a día con el fútbol:  Diego Ronderos, Osvaldo Lombardi, Juan Martín Aiello y Mariano Vázquez Mangano, y obviamente Alayes desde su función. 

La venta de González Pirez, el frustrado pase de Mariano Andújar a Boca y más cuestiones relacionadas siempre al fútbol, fueron cayendo cada vez peor y hasta se llegó a hablar de renuncias masivas en el grupo que no acude diariamente al Country de City bell.

¿Qué piensa Verón?  Es la gran pregunta sin respuesta pública. Pero en la última reunión de Comisión Directiva que se llevó a cabo en febrero, el Presidente dejó en claro y con un tono poco amigable que estaba cansado de las diferencias y también que las mismas tomaran la calle del Mundo Estudiantes.  A tal punto creció la bronca de la brujita que le pidió calma a sus compañeros de Comisión porque no quería cansarse él.

Y cuando las aguas parecían detenerse un poco llegó la renuncia de Alayes, tras casi 5 años en el cargo: “Fue meditada y pensada con bastante tiempo. Estoy convencido de la decisión que tomo. No tengo nada que decir de Verón, es mi amigo”. 

¿Cuál será su futuro?  Solamente él y sus acciones futuras lo saben. Puede volver con el saco de dirigente o sumarse junto a Verón a la órbita de las selecciones juveniles. Hoy son posibilidades, nada concreto.

¿Cuál será el futuro político de Estudiantes?  En octubre hay elecciones y si bien faltan hojas del almanaque, son varios los que desde adentro aseguran que no pueden garantizar la continuidad de Verón. Es muy distinto seguir con él a la cabeza, a que se presente un grupo con su apoyo desde afuera.

Grupos, diferencias, egos y medidas que amagan con tener consecuencias. En el medio un club, un estadio por terminar, y un plantel que junto al cuerpo técnico siguen asombrados y con bronca por la salida de quien consideran muy importante para la estructura general, más allá de un mercado de pases.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...