Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La historia detrás de la decisión del presidente

Cómo se gestó el decreto que pidió Vidal y eliminó las colectoras

Cómo se gestó el decreto que pidió Vidal y eliminó las colectoras

Mariano Pérez de Eulate

mpeulate@eldia.com

Desde octubre del año pasado, en algunas mesas políticas del oficialismo provincial se barruntaba la posibilidad de que las diversas vertientes del peronismo bonaerense ensayaran un acuerdo de unidad para presentar un sólo candidato a gobernador contra María Eugenia Vidal, más allá de la cantidad de postulantes presidenciales que finalmente se anotaran para las Primarias Abiertas de agosto.

En el vidalismo se olía eso no sólo por los rumores que llegaban sobre charlas constantes entre las segundas líneas del Frente Renovador massista y el cristinismo (muchos asados entre intendentes y legisladores de ambos espacios), sino porque se conocían perfectamente los alcances del decreto 443 firmado por la ex presidenta Cristina Kirchner en el 2011 que habilitaba la posibilidad de las colectoras.

Con el caso jujeño de Gerardo Morales como experiencia propia, los primeros actores del macrismo que olfatearon ese escenario posible fueron los intendentes del Conurbano, capitaneados por el de Vicente López, Jorge Macri.

Intramuros, sin hacerlo público por una cuestión estratégica, el temor a la unificación opositora en Buenos Aires fue una de las explicaciones políticas que en su momento esgrimieron los jefes comunales para presionaron durante semanas a la Casa Rosada para que desde allí se habilitara un desdoblamiento electoral en la Provincia, de manera de elegir los cargos bonaerenses antes de los nacionales.

Los malos números de ponderación social del presidente Mauricio Macri en el Conurbano y el efecto ancla sobre el resto de los candidatos de Cambiemos fue, acaso, el argumento principal que se puso aquella vez sobre la mesa. Es lo que vienen reflejando las encuestas. Pero la información respecto a aquellas charlas subterráneas habría pesado bastante, explican fuentes del oficialismo.

FORTALECIMIENTO

Con la firma del decreto que prohibe las colectoras, al que adhirió la Provincia, cada aspirante presidencial deberá presentar su propio candidato a la gobernación. Fue un pedido expreso de Vidal a Macri para impedir el fortalecimiento de una única opción peronista.

Eso hubiera provocado que la pelea provincial sea aún más dura de lo que será para el oficialismo, tal como acaba de confesar la propia Vidal. Pero llegó tarde, sobre el filo del límite para hacer la convocatoria a elecciones e indefectiblemente será leído como una incorrección política similar a la que en su momento cayó el kirchnerismo. El decreto de Macri existe por el temor a perder la gobernación, más allá de que la argumentación oficial dice que se concibió para mejorar el proceso electoral.

Es que el tironeo entre el vidalismo y la Nación en torno al desdoblamiento electoral que finalmente no fue y al eventual “Plan V” (que la gobernadora, con buena imagen, fuera por la Presidencia), sumergieron al oficialismo en un devaneo absurdo durante mucho tiempo, que lo desenfocó de este “pequeño” detalle.

La desesperación de Vidal para eliminar las colectoras se aceleró cuando en La Plata tuvieron la certeza de que las conversaciones entre el peronismo/kirchnerismo y Alternativa Federal eran un hecho cierto. Hubo, incluso, una foto pícara a principios de abril con Massa y algunos intendentes del PJ. Fue en Escobar, con la excusa de un encuentro sobre las Pyme. También hubo una reunión más privada.

Según fuentes de Cambiemos, Vidal se reunió con el Presidente y tuvieron una charla de contenido bastante dramático. Al punto que la gobernadora habría dicho que, con esas reglas de juego que podrían ser muy provechosas para el PJ, ella no jugaría la carrera por la reelección. Y que volvería a darle un lugar más preponderante en su vida al rol de madre. Podría dar fe de esto Horacio Rodríguez Larreta, que se sumó al encuentro, confirmó la posible ofensiva peronista y hasta tiró un nombre del eventual rival de Vidal que alguien le sopló al oído. Y que no era el cristinista Axel Kicillof.

Es que el rumor de la posible fórmula a la gobernación conformada por Kicillof y Malena Massa fue sólo una de las especulaciones que salieron a la luz cuando se empezó a hablar del postulante provincial compartido entre las tribus del justicialismo.

En Cambiemos no sorprende tanto el diálogo de Massa con intendentes del PJ porque se sabe que es fluído, sino el hecho de un posible acercamiento de éste con CFK. Es que más de una vez el de Tigre juró que jamás estaría en un mismo espacio -en este caso, aliados- con la ex presidenta porque no le perdona el famoso incidente con el espía de la Gendarmería que se metió en su propia casa durante la campaña del 2013. El lomense Martín Insaurralde sería una suerte de nexo entre Massa y la mesa chica de Cristina, básicamente su hijo Máximo.

 

Si llegaste hasta acá, es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad. Suscribite a uno de nuestros planes digitales y seguí leyendo más www.eldia.com

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...