Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CLIMA ASTROLÓGICO

Temporada libra

Cuál es el aprendizaje y el trabajo a realizar durante el mes en que el sol pasa por el signo de la balanza. Cinco tips para aprovecharlo

Temporada libra

Por SOLEDAD ZENGOTITA

vivirbien@eldia.com | @lecturasdecielo

Desde finales de septiembre hasta finales de octubre, los astrólogos decimos que estamos en “Temporada Libra”. Es decir que más allá del signo bajo el cual nacimos, en este momento del clima astrológico, a todos nos corresponde hacer el “trabajo libriano”. ¿De qué se trata?

RE-EVALUAR y RE-ACOMODAR

Libra es la mitad exacta del Zodiaco. Es el momento en que, a medio camino del viaje, paramos a estirar el cuerpo, recargar nafta o volver a preparar el mate. Quizás nos damos cuenta de que hasta ahora llevamos la cartera a los pies y eso nos tuvo incómodos todo el trayecto. Entonces la acomodamos en otro lado para que la segunda parte del viaje sea mejor. El año astrológico empieza en marzo y la temporada libriana nos invita a evaluar cómo lo llevamos hasta acá y que ajustes necesitamos hacer para la segunda mitad.

EL FAMOSO EQUILIBRIO

Es famosa la asociación de Libra con la balanza y el equilibrio. Este símbolo representa nuestra capacidad de sentir bienestar y paz interior. Sin embargo, no hay que malinterpretarlo como algo estático: la armonía consiste en aprender a estar abiertos a lo que trae la vida y saber cambiar el ritmo cuando hace falta. Esta época del año es ideal para registrar de qué se trata para nosotros “estar en eje” y danzar con la vida. Aprender a ser gentiles con nosotros mismos y darnos lo que necesitamos para estar bien es una tarea muy importante en este momento.

DUDAS Y DESEOS

Otro mito sobre la energía libriana es que se manifiesta como duda o indecisión. Es cierto que esta zona de nuestra Carta Natal es esa parte que suele considerar “la otra cara” de cada asunto. Pero existe una diferencia fundamental entre estar abiertos a tener en cuenta otras perspectivas, y olvidar lo que nosotros deseamos realmente. El momento libriano del año nos da la oportunidad de ser receptivos al “otro platillo” de la balanza sin olvidar la importancia que tiene el nuestro, para no caer en la indefinición.

EL ARTE DE LA NEGOCIACIÓN

Continuando la lógica del punto anterior, aprender a escuchar el “otro punto de vista” nos lleva al desarrollo de nuestra capacidad para negociar. De esto se trata la “justicia” libriana, que también es un símbolo de esta energía. El arte de la negociación con los demás consiste en aprender a ceder en la misma medida en que le pedimos a los demás que lo hagan. Volvemos así a las ideas de bienestar y equilibrio: para sentirnos bien, necesitamos aprender a encontrar el punto justo entre nuestros intereses, necesidades o posturas y las de los demás.

RELACIONES CO-OPERANTES

Uno de los talentos de nuestra zona libriana es la sociabilización. Esencialmente, los seres humanos somos vínculo. Necesitamos de otras personas permanentemente, porque no podemos ocuparnos de todo en la vida. Nuestra parte libriana sabe que la independencia personal siempre se da en el contexto de nuestra interdependencia social. Este es un buen momento del año para abrirnos a relaciones y asociaciones nuevas, en las cuales despleguemos el talento de “hacer juntos”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla