Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
Toda la semana |LOS ANIMALES SON UN INTEGRANTE MÁS DE LAS FAMILIAS REALES
Perros, gatos y elefantes: la realeza se desvive por sus mascotas

Las mascotas siempre estuvieron en los castillos y palacios, pero ahora protagonizan las redes sociales y eventos oficiales

Perros, gatos y elefantes: la realeza se desvive por sus mascotas

Guillermo Alejandro, rey de los Paises Bajos, con Nala y Skipper

Por: VIRGINIA BLONDEAU
vivirbien@eldia.com

6 de Septiembre de 2020 | 08:41
Edición impresa

El mejor amigo del hombre, sin duda. Porque si, como les contamos en la entrega pasada, las mascotas perrunas fueron los dueños de los palacios de siglos lejanos, hoy son, además, protagonistas de las redes sociales.

Es imposible imaginar, por ejemplo, a la Familia Real Noruega sin Milly Kakao. Ya sorprendió en 2009 que la Casa Real emitiera un comunicado informando que había un nuevo integrante en la familia pero mucho más sorprendidos estuvimos cuando pudimos seguir, a través de las cuentas de la princesa Mette-Marit, el nacimiento de los nueve cachorros que la simpatiquísima labrapoodle (un cruce entre labrador retriver y caniche) tuvo en 2013. Milly Kakao y sus cachorros han aparecido en casi todos los posados y los hemos visto crecer junto a Ingrid Alejandra y Sverre, los dos hijos de la pareja heredera. Incluso hemos compartido la angustia del día en que Muffins Krakeable se perdió en la nieve. Mette-Marit alertó de su desaparición a través de Instagram pero no hizo falta buscarlo mucho: volvió solo después de dar un paseo y se instaló cómodamente en la camioneta, que sabiamente habían dejado con la puerta abierta.

Sus vecinos, la Familia Real de Dinamarca, son también muy apegados a sus “niños perrunos”. El fallecido príncipe Enrique no se despegaba de sus dachshunds. Nelly, Tilla y Helike estuvieron, incluso, presentes en la capilla en el que se le dio el último adiós en 2018. Hoy acompañan a su viuda, la reina Margarita, en todos sus paseos y fueron los únicos de la familia presentes cuando, en plena pandemia, festejó solitaria y austeramente, sus 80 años.

“Me encanta acariciar tu pelaje y verlo caer, suave, mi querida, tan especial para mí”. Este poema dedicaba el príncipe Enrique a Evita, una salchicha que siempre guardó un especial lugar en su corazón. Claro que, así como no hay duda que amaba a sus mascotas al punto de decir que le gustaría reencarnarse en un perro salchicha, su espíritu provocador le hizo confesar en una entrevista que había comido carne de perro y que no sabía mal. Habrá sido, supusimos todos, en su infancia en Indochina, donde esta práctica era bastante común.

Sus hijos, Federico y Joaquín, han seguido el ejemplo de Margarita y Henri y han incorporado a sus mascotas como uno más de la familia. Y nos brindan siempre entrañables fotos de sus hijos con sus “hermanos perrunos”.

Muy fan de los teckel o dachshund es, también, Carlota Casiraghi, un amor heredado de su madre, la princesa Carolina de Mónaco, a quien solemos verla con sus dos mascotas en brazos. Carlota, “fashionista” como es, los lleva a pasear con una correa que imita una ristra de salchichas de copetín y la funda de su celular es una foto entrañable de su cachorro.

Su tía, la princesa Estefanía de Mónaco, llevó su amor por los animales mucho más allá: cuando en 2010 se enteró de que Baby y Nepal, dos elefantes de un zoo, iban a ser sacrificados por tener tuberculosis, les hizo un lugar en Roc Agel, el rancho familiar para que se recuperaran. Y no solo fue beneficioso para ellos: según su hermano, el príncipe Alberto, los animales fueron también terapéuticos para la princesa que pasaba por ese entonces una gran depresión. Nepal falleció hace dos años pero Baby aún hoy alegra sus días. Estefanía pasó parte de su alocada juventud en una caravana de circo e incluso su pequeña hija hacía un espectáculo con un elefante. Hoy es la presidenta del Festival Internacional de Circo de Montecarlo y lucha contra la prohibición de que haya animales en el espectáculo. Sostiene que en la mayoría de los circos se los trata con muchísimo cuidado y que lo que hay que hacer es castigar a quien no lo haga de esa forma. Mientras tanto, ella continúa con su fundación Association Baby et Nepal cuya labor puede seguirse por las redes sociales.

La princesa Estefanía de Mónaco llevó a dos elefantes a un rancho familiar

 

En los Países Bajos no se quedan atrás en cuanto a familia perruna porque aunque Skipper y Nala no tengan tanto protagonismo, han aparecido en el posado de los 50 años del rey y en algunos videos con las niñas.

“¡Noticias de nacimiento! Anoche nacieron siete cachorros de labrador. Son cuatro machos y tres hembras. Los cachorros y la madre, Nala, están bien. Uno de ellos seguirá con nosotros y a los otros seis se les encontrará un cálido hogar cuando sean lo suficientemente grandes”.

Esta noticia apareció en la cuenta oficial de Instagram de la corona holandesa el 24 de junio de 2018 y sorprendió a todos ya que en las cuentas oficiales no suelen publicar noticias del ámbito privado. Hacía apenas unos días que la reina Máxima había viajado a Buenos Aires porque su hermana menor se había suicidado así que el nacimiento de los pequeños habrá reconfortado a ella y a sus hijas, tan unidas con su familia materna. Finalmente se quedaron con Luna, así que una familia de tres labradores corretea hoy por el palacio.

Si hay alguien, dentro de las testas coronadas, que ha dado muestras de su sobrado amor a los animales, esa es la reina Sofía. Aunque nació en Grecia y nunca olvidó sus raíces, al casarse con un príncipe español, se hizo española en cuerpo y alma. Una sola cosa nunca pudo asumir como propia: la afición ibérica por los toros. A la plaza, ni ella ha acompañado al rey Juan Carlos ni Letizia, la actual reina, acompaña ahora al rey Felipe. En eso coinciden nuera y suegra. No así en su amor por las mascotas hogareñas. Mientras que Sofía ha estado siempre rodeada de mascotas perrunas y gatunas, se ha abrazado con koalas y ha adoptado perros de la calle, a Letizia hubo que convencerla para que dejara entrar un animalito a casa. Finalmente, llegó Sara, una schnauzer miniatura que le fue regalada a Leonor cuando hizo su primera comunión. Todos estamos deseando conocerla pero el hermético manejo de la Casa Real en las redes sociales no permite ni la más mínima hendija para espiar sus vidas privadas. Lo que se rumorea es que Letizia es tan perfeccionista que Sara ha recibido desde cachorra un programa de adiestramiento exhaustivo.

El hecho de que el rey Juan Carlos sea un gran aficionado a los toros y a la caza mayor ha suscitado siempre controversias. Ya conocemos bien sus luces y sus sombras así que esto no se contrapone con el gran amor que siempre ha demostrado a sus mascotas. ¿Su preferido? Arky, un pastor alemán que lo acompañó en el mejor retrato, a nuestro entender, de Su Majestad: el que le hizo Lord Snowdon, el marido fotógrafo de la princesa Margarita de Inglaterra, en 1990. Unos años antes, en 1986, Arky había demostrado que detrás de esa estampa imponente se escondía un buenazo. En 1986 los príncipes de Gales, Carlos y Diana, llegaron con sus hijos a pasar unos días de verano a Palma de Mallorca con la familia real española. Harry tenía dos años y Arky lo superaba en peso y altura pero la fascinación fue tal que no paró hasta que su padre lo subió arriba del perro como si fuera un pony. Su nuevo amigo ni se inmutó. Y es que Arky era un amor. Dicen que solo se llevaba mal con el perrito de aguas que por ese entonces tenía la reina Sofía, presagiando, tal vez, lo que años más tarde ocurriría con sus propios dueños. Claro que Arky, en fidelidad, le llevaba al rey varios cuerpos.

Si en la entrega pasada vimos como la reina Victoria y sus hijos amaron a sus perros de compañía, su tataranieta, la reina Isabel II, no se queda atrás. De niñas, ella y su hermana jugaban con los perritos de la casa y hay muchísimas fotografías que lo demuestran. Cuando cumplió 18 años su padre, el rey Jorge VI, le regaló a Susan, una corgi que se convirtió en la matriarca de una estirpe que acompañarían a la reina durante toda su vida.

¿Por qué en especial esa raza que, aunque conocida, no es tan común en estas tierras? Según nos cuenta la adiestradora y conocedora de comportamiento canino Silvana Rodríguez Muises, los corgis fueron creados para el pastoreo porque al ser de pequeña estatura, ágiles y rápidos, pueden pasar por entre las patas del ganado sin salir lastimados. Pero seguramente lo que más haya atraído a la reina es que se trata de perros activos, inteligentes, cariñosos y que rara vez ladran, un tema muy importante para los integrantes de una familia real más propensa al susurro que a la grandilocuencia.

Los dachshunds Nelly, Tilla y Helike estuvieron en el velatorio del príncipe Enrique

 

Claro que también le trajeron algunos disgustos: mordieron al relojero real, a los custodios y al cartero. De modo que tales travesuras se convirtieron en un asunto de estado y un político escocés presentó una moción para que se pusiera a la entrada de palacio el clásico cartel “Cuidado con el perro”. Y es que parece que la carga genética existe pero también hay hábitos adquiridos y los perritos de la reina fueron siempre unos verdaderos consentidos.

De los treinta corgis descendientes de Susan que tuvo Isabel II, los que alcanzaron el estrellato son, sin duda, Willow, Monty y Holly. Ellos fueron los que aparecieron en el famoso sketch en que el mismísimo James Bond (interpretado por Daniel Craig) va a buscar a Su Majestad para llevarla en helicóptero al estadio londinense para que inaugurara los Juegos Olímpicos de 2012. El golpe de efecto al ver en vivo este paso de comedia fue tal que muchos nos preguntábamos si era realmente la reina o una doble. Si no lo vieron, les recomendamos que lo busquen en las redes porque vale la pena.

Verán también el importante papel que juegan sus mascotas. Analiza Rodríguez Muises que los corgis “acompañan en su caminar a la reina Isabel y la observan constantemente, la siguen donde quiera que ella se dirige. Ésta no es una conducta aprendida sino que acompañan a la persona que se ocupa más de ellos y de sus cuidados, convirtiéndose en un referente para ellos. Lo que sí es parte de un entrenamiento específico es el truco de rodar en el suelo que se observa en uno de los canes”.

Los perros de Isabel II aparecieron en un sketch de los Juegos Olímpicos de 2012

 

Todos los descendientes de la reina han incorporado algún animalito a su familia. Los duques de Cambridge, Guillermo y Kate tienen a Lupo y Meghan trajo a sus mascotas cuando se casó con Harry pero es la duquesa de Cornualles, esposa del príncipe Carlos, la más mascotera de la familia. Camila es patrona de varias instituciones relacionadas con perros de servicio y, también, de protectoras y rescatadoras de animales. Incluso ella misma ha adoptado perritos que habían sido abandonados.

Ninguna duda tenemos, después de esta semblanza, del protagonismo que estos adorables integrantes de las familias reales tienen en cada palacio. Y menos duda aún tenemos de que ellos devuelven con creces el cariño que reciben sean sus dueños príncipes o mendigos, les toque vivir en un castillos de ensueños o en la más sencilla de las cabañas.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La princesa Estefanía de Mónaco ocupándose de Nepal y Baby

La reina Margarita de Dinamarca con sus teckels

Los príncipes de Gales vistan a la familia real española en Palma de Mallorca

Retrato del rey Juan Carlos I con Arky

Camila, duquesa de Cornuales, con su perrito adoptado en una asociación de rescate

La reina Isabel II, Daniel Craig y los corgis en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres

Guillermo Alejandro, rey de los Paises Bajos, con Nala y Skipper

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla