Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
INFORMACION GENERAL

Escándalo en Junín por maestros amenazados

Fue en un colegio religioso de Junín. Investigan a una secta ultracatólica

Nueve docentes de un colegio religioso de la ciudad bonaerense de Junín denunciaron haber recibido amenazas de muerte, luego de que una profesora de biología de la institución educativa impartiera una charla sobre la prevención de enfermedades sexuales.

Algunos de estos docentes fueron puestos bajo custodia policial, mientras la policía local investiga si las virulentas intimidaciones recibidas por escrito y por teléfono provienen de una secta ultra-católica.

Los indicios indican que algunos miembros de la comunidad educativa quedaron indignados por el contenido de la clase sobre salud reproductiva para adolescentes que se dictó en el colegio, y decidieron intimidar a la planta docente, para que cesen en este tipo de charlas informativas.

Según consta en la denuncia policial, los maestros, pertenecientes al colegio "Padre Respuela", recibieron varias cartas y llamados telefónicos intimidantes.

Uno de los mensajes recibidos por los docentes decía "te vamos a matar a vos y a tus hijos si seguís con actitudes rebeldes a la causa de Dios", y estaba firmado por la "Santísima Virgen María". Otra de las notas que les dejaron a los docentes señalaba "te vamos a sacrificar junto a tus hijos... Y va a ser en nombre de Dios. No es pecado".

Algunas de las amenazas incluso aparecieron dentro del libro de registros de asistencia del colegio, y quedaron en manos del fiscal Alberto Félix Arostegui, quien ordenó la intervención de los teléfonos de los docentes.

Las sospechas de que podría tratarse de la obra de una secta, llevaron al fiscal Arostegui a solicitar la presencia en Junín de una brigada de la policía bonaerense especializada en "delitos religiosos".

Como consecuencia del hecho presentó su renuncia el cura párroco Alejandro Gwerder, integrante de la Arquidiócesis de Mercedes-Luján y representante legal del colegio.

Además, ante esta situación, unas 200 personas, entre vecinos, padres y alumnos del establecimiento, realizaron un abrazo simbólico al edificio en solidaridad con los docentes amenazados. La causa, en manos del fiscal Arostegui, fue caratulada como "amenazas reiteradas".

AMENAZAS Y LICENCIAS

Los docentes del colegio católico, que dictaban clases sobre educación sexual y prevención del sida, permanecen desde entonces con licencia psiquiátrica en sus domicilios, donde tienen custodia policial.

Según se señaló, los mensajes "denotaban fanatismo religioso, al tiempo que hacían referencia al movimiento de sus hijos y de toda su familia", dijo Susana Boguey, delegada de SUTEBA en Junín.

"Sos una pecadora y la muerte de tus hijos serán sacrificios a la Virgen", refería uno de los mensajes recibidos por los docentes, quienes dictan distintas asignaturas, pero que además dan clases sobre educación sexual y uso de preservativos para prevenir el sida.

El resto de los docentes de la escuela resolvieron ayer no dictar clases en solidaridad con sus compañeros, mientras que el fiscal Alberto Arostegui investiga el origen de las amenazas, para lo cual intervino todos los teléfonos celulares de los maestros y una línea fija del establecimiento escolar.

En tanto, una brigada de la policía bonaerense especializada en "delitos religiosos" se instaló en Junín e investiga una de las hipótesis que señala a un grupo religioso como el origen de los mensajes intimidatorios, e investiga a quien se señala como uno de los principales sospechosos de haber instigado las amenazas, el apoderado legal del colegio, el párroco Alejandro Gwerder.

El religioso "hace dos años que se hizo cargo del colegio e impuso una educación católica muy ortodoxa, al tiempo que amedrentaba a los docentes, discutía y hasta llegó a irrumpir en medio de las clases de educación sexual que brindaban los maestros", destacó Boguey.

Gwerder, quien pertenece a la arquidiócesis de Mercedes-Luján, presentó la renuncia a su cargo de apoderado legal al tomar estado público las investigaciones, y luego de que una marcha de alumnos, padres y docentes, de la que participaron unas 200 personas, apoyó a los nueve docentes amenazados.

Fuentes allegadas a la investigación dijeron que el fiscal Arostegui "no tomará declaraciones indagatorias por el momento", y espera a que uno de los alumnos "testimonie qué vio cuando Gwerder amenazaba a los docentes".

El apoderado del colegio "venía de otras parroquias donde también tuvo conflictos por sus actitudes, vino a esta escuela acompañado por personas de los lugares anteriores donde estuvo y se rodeó de un grupo minoritario de padres que lo apoyaban", señaló una dirigente de SUTEBA, quien destacó que el gremio, además de solicitar el esclarecimiento del caso, denunció que muchos docentes de colegios privados de Junín también son amenazados cuando deciden plegarse a huelgas.

Los llamados intimidatorios "describían exactamente el movimiento de los hijos de los docentes y los amenazaban para que renuncien a sus funciones", detalló por otra parte una fuente de la investigación.

MARCHA DE SILENCIO

En tanto, una marcha de silencio en repudio a las amenazas sufridas por parte de los docentes del Colegio "Padre Respuela" y para pedir su esclarecimiento, se llevó a cabo y culminó con un abrazo a la escuela.

Al inicio de la marcha, un vocero de los convocantes de la movilización tomó la palabra y, a través de un megáfono, pidió a la gente que la caminata se hiciese en "silencio y oración", no "una marcha política, ni fanática o una marcha que no tiene nada que ver con nuestros ideales cristianos".

"Vamos a abrazar a la escuela, no a destruirla. Al contrario, después de este abrazo la escuela volverá a ser el Colegio Padre Respuela que todos queremos", siguió diciendo el orador, quien se identificó como docente del establecimiento educativo al decir "les quiero hablar a los alumnos, a mis alumnos, a los que fueron, los que son y los que serán alumnos míos: si no caminamos así, no les enseñamos nada. Demuéstrenle a la comunidad de Junín que en el Colegio Padre Respuela, no sé si mucho, pero se enseña".

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla