Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
ELDIA |DEPORTES
Estudiantes gana y da pelea

Con lo justo, venció 1 a 0 a Colón de Santa Fe, y quedó en un puesto expectante en la tabla de posiciones, a dos fechas del final del torneo Inicial. El equipo albirrojo tuvo una muy floja actuación ante un rival que venía de capa caída. Pero un cabezazo frontal de Desábato selló la victoria en el Estadio Ciudad de La Plata. Ahora el domingo deberá visitar al puntero del campeonato, San Lorenzo

26 de Noviembre de 2013 | 00:00
Edición impresa
EL GRITO DE GOL DEL CHAVO DESABATO, QUE LE DIO EL TRIUNFO A ESTUDIANTES EN EL UNICO
EL GRITO DE GOL DEL CHAVO DESABATO, QUE LE DIO EL TRIUNFO A ESTUDIANTES EN EL UNICO

comentario Por Aníbal Guidi

Estudiantes jugó poquito, casi nada: Colón no jugó nada. Y dentro de un partido tan bajo técnicamente, sin matices y carente absolutamente de juego asociado y emociones, la única diferencia fue ese cabezazo de Leandro Desábato, a los 16’ del primer tiempo, tras un córner que ejecutó Verón desde la derecha, que terminó inclinando la balanza para los albirrojos.

Lo demás fue la nada. El tedio ganó todo y para muestra cabe solamente señalar que en el segundo tiempo casi que no patearon al arco hasta el instante final.

Porque en el cierre, Estudiantes pudo haber aumentado con un cabezazo de Klusener que se fue cerca del palo izquierdo, o bien lo pudo haber empatado Colón (¿hubiera sido justo?) cuando en la única jugada bien urdida y que fue de derecha a izquierda, hubo un remate de Curuchet que, en su afán por rechazar, Desábato la fue a estrellar contra el palo izquierdo de un ya vencido Rulli. Tan mal anda el sabalero que ni el tiro del final le salió.

Por esas cosas de este fútbol tan irregular que ha caracterizado este torneo Inicial, con el triunfo de ayer Estudiantes llegó a los 26 puntos y quedó a cinco del líder San Lorenzo, a quien deberá enfrentar el próximo domingo en el Nuevo Gasómetro. Mientras que estiró a 15 partidos su invicto de local, con 8 triunfos y 7 empates.

El sabalero, que venía de una semana tremenda por graves problemas económicos, quedó a solo un punto de la zona de descenso, al tiempo que acumula once fechas sin ganar, con 2 empates y 9 caídas.

Frente a ese equipo que está cerrando las posiciones, y que a priori asomaba como un simple trámite para los albirrojos, en la práctica resultó algo totalmente distinto y, de no haber mediado ese tremendo cabezazo de Desábato -alto y al medio-, que fusiló a Montoya, ahora esa producción tan inexpresiva del equipo de Pellegrino sería motivo de ácidas críticas. El equipo tuvo un arranque prometedor, llegó, marcó y, cuando parecía que resolvía el pleito con amplitud, de pronto se frenó.

Y con el freno de mano anduvo ayer mucho tiempo, casi una hora, en donde no se le cayó ninguna idea y, para colmo, se contagió de la inexpresividad de su adversario. “Hay que poner el cerebro en remojo”, fue la advertencia de su capitán, molesto, en camarines.

Colón ni siquiera se rebeló ante la adversidad que lo está carcomiendo de a poco, pero porque su rival se eclipsó totalmente, le manejó la pelota todo el tiempo, aunque sin darle la necesaria profundidad, pese a que tenía ciertas facilidades si atacaba por los costados. Los gritos de Verón y de Desábato no hizo que sus compañeros volvieran a aquella realidad del comienzo, y asomaron todos esos problemas que no han podido todavía ser superados en los entrenamiento en City Bell.

Marca endeble en el medio, problemas para recuperar la pelota, dificultades para manejarla e individualidades que fueron desmoronándose de a poco. Es un equipo que da la sensación que puede dar más, pero muere en el intento. Ese arranque prometedor, a pleno toque, fue languideciendo hasta desaparecer de la escena. Y como no fue a rematarlo, Colón se le animó en el cierre y casi le da un dolor de cabeza. Lo salvó el palo. Con la vieja fórmula (centro de Verón y cabezazo de Desábato) se abrazó al triunfo y sueña con prenderse más arriba. El domingo tiene esa posibilidad, pero jugando así le será muy difícil.


Notas relacionadas

¿Los pibes sí o los pibes no?

“Hay que poner el cerebro en remojo”

“No hicimos un buen partido”, dijo Vergini

“Nos costó dar dos o tres pases seguidos”

Las claves del partido

Los DT bajo la lupa

“Nos faltó manejar más la pelota”

El valor de los tres puntos

Breves pinchas

Los dos clásicos, en Mar del Plata

El plantel ya piensa en el Ciclón

A la carga por un punta

Volvió aquella fortaleza del Unico

Mejor cosecha que rendimiento

Nadal dejó ver las fotos del sábado


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla