Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
APLAUSO, MEDALLA Y CHINCHÍN

Ciudad cervecera

De ser una moda, las cerveza se consolida en la Ciudad como una industria que crece y se supera constantemente.

Hace unas semanas se celebró la Copa Cervezas de América en Valparaíso, Chile, donde participaron de más de 1.800 competidores de 16 países y se entregaron en total 180 medallas. Argentina cosechó 41 galardones y ocho de ellos fueron para los productores locales: Astor Birra y Barfüss ganaron dos cada una y cuatro fueron para Romania.

El secreto del éxito, según cuentan algunos de los ganadores de la Copa, no parece ser otro que estudiar, formarse, practicar y brindar hasta que salga la mejor cerveza.

Leonel Ferreyra, creador de Barfüss, empezó a hacer cerveza hace 9 años. Para la primera producción “en serio” le pidió a 25 amigos que le prestaran 20 pesos cada uno, que sería devueltos en cerveza. A partir de ahí no paró. “Nunca imaginamos que íbamos a tener semejante reconocimiento en la Copa de las Américas, sobre todo porque llevamos un estilo americano donde es difícil superar a los especialistas, que son los productores de Estados Unidos”, cuenta Leonel.

Mariano Zapata y Fernando Sánchez son dos amigos que hace nueve años comenzaron a producir la cerveza Romania por hobby y se trajeron el oro para la Ciudad con una birra de guarda que enlataron hace más de un año: “La nombramos Hugo Aris, como se llaman mi papá y el de Fernando, y la venimos rompiendo”, revela Mariano.

Las estimaciones de la Asociación de Cerveceros Artesanales Platenses (ACAP) y de la Asociación de Cerveceros de Berisso, dan cuenta que en la Región hay casi de 400 productores. La Plata encabeza el sector con más de 300 que comercializan, también hay una cantidad muy importante de hombrewers que la hacen para consumo personal. Sigue Berisso, con más de 30; y hay unos siete en Ensenada.

Para Rodolfo Gracía, presidente de ACAP, “el rubro sigue expandiéndose porque el público crece junto con los productores buscando mejor calidad, sabores y aromas. Mientras que el productor de cerveza artesanal quiere perfeccionarse y hacer la mejor birra posible en cada cocción, el industrial busca maximizar los márgenes de ganancia descuidando el producto final”.

“La gente se dio cuenta que las cervezas comerciales no son las mejores. Yo las empecé a hacer para encontrar un buen sabor, y los consumidores quieren lo mismo. Los productores industriales han comenzado a vender otros estilos, queriendo acercarse a las artesanales pero no están ni cerca”, comenta Mariano Russo, un ingeniero civil que junto a su esposa armó Gröber Bier a principios de 2018.

“La cerveza buena es la que probás y te invita a pedir otra”, resume Gabriel Montenegro, de la Asociación de Cerveceros de Berisso.

Pero si bien el gusto es personal, hay algunos tips para conocer la calidad de la cerveza. “Hay parámetros de control de calidad, pero si hablamos del público en general, lo que debe observar es el aroma, color, cuerpo y sabor”, explica Alejandra Tomas Braun, una de las socias de BullyingBeer, otra cerveza artesanal local.

Agua, malta, lúpulo y levadura, los ingredientes básicos de la receta de la cerveza. De ahí en más, las combinaciones que se hagan de ellos derivan en la infinidad de estilos que pueden obtener. Claro que lo artesanal tiene un plus de originalidad. “Por más que se utilice la misma receta, no salen nunca dos cocciones iguales”, destaca Russo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla