Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Séptimo Día |MIRADA ECONOMICA
El dólar y la psicología...

Por MARTÍN TETAZ (*)

El dólar y la psicología...

El dólar y la psicología...

6 de Noviembre de 2011 | 00:00

De acuerdo al modelo cognitivo desarrollado por los doctores Aaron Beck y Albert Ellis, un ataque de pánico es la consecuencia de un pensamiento automático que se activa o dispara a partir de un conjunto de creencias centrales que los sujetos han construido a lo largo de su infancia y adolescencia para poder explicar el funcionamiento del mundo que los rodea.

Aunque las creencias de las personas no necesariamente concuerdan con la realidad de cómo efectivamente funcionan las cosas, lo cierto es que fueron construidas a lo largo de sus experiencias porque en algún momento ofrecieron una explicación satisfactoria de lo que les sucedía.

Convengamos que la economía argentina ha sido tan volátil y sus crisis tan recurrentes que no es difícil pensar que muchos ahorristas hayan construido la creencia de que "cada 10 años hay una crisis" o que "después de las elecciones siempre se devalúa" o, para ponerlo en términos menos académicos, el famoso "esto se va todo a la m..."

Una vez que la idea ha prendido con fuerza de creencia, de nada sirven los ministros de economía que le hablan al corazón, ni tampoco los que invocan la razón y mucho menos los que proponen zanjar la cuestión "apostando" a que la percepción está equivocada.

CUADRO CLINICO

Casualmente, uno de los cuadros clínicos que habitualmente cursan conjuntamente con el ataque de pánico es la llamada "Agorafobia" o ansiedad extrema por encontrarse en lugares o situaciones de las cuales el escape o la huida podrían resultar difíciles.

Si realmente la corrida masiva hacia el dólar que hemos estado experimentando en las últimas semanas es producto de una especie de "ataque de pánico" de los ahorristas, pues la peor solución posible es bloquearles la salida, puesto que les estaríamos dando a las personas una señal que reforzaría su creencia central de que el dólar a 4,25 no va más, multiplicando así el pánico.

La segunda chance es que no sean los pequeños ahorristas temerosos los que están poniendo en jaque la estabilidad cambiaria de nuestra moneda, sino que se trate de una movida de los grandes inversores y fondos golondrina, para especular con la caída de la moneda argentina.

La especulación puede tener dos vías: el mercado del dólar a futuro o el de los bonos de la deuda argentina. En el primer caso supongamos que los inversores apuestan a que el dólar se va a 5 pesos para fin de año; pues entonces si tengo alguien comprometido a comprarme dólares a ese valor para el 30 de diciembre, me conviene comprar ahora todos los dólares que pueda a 4,25 ganando así 75 centavos por cada dólar, por lo que las grandes colas en las casas de cambio obedecerían a oportunistas que se quieren ganar esos 75 centavos por cada dólar de dinero fácil. En el segundo caso, los inversores podrían estar especulando con que el gobierno no podrá pagar sus próximos compromisos de deuda, haber vendido bonos que no tenían (vender corto en la jerga) y apostar al default para conseguirlos muy baratos cuando los tengan que entregar.

No obstante el dólar a futuro cotiza en a 4,32 para fin de año en el ROFEX y nadie en su sano juicio piensa que el gobierno no tiene el dinero para hacer frente a los compromisos de deuda de los próximos meses.

La tercera posibilidad es que los agentes económicos sean absolutamente racionales y hayan aprendido en Harvard, en Salamanca, o en tercer año de la escuela secundaria, que el precio del dólar en el mediano y largo plazo depende del equilibrio entre la oferta y la demanda de divisas. Luego, si la demanda de dólares crece porque a la economía le va bien y a la gente le gusta consumir un montón de bienes que nosotros no fabricamos y debemos entonces importar (electrónicos, películas de Hollywood, medicamentos, viajes al exterior, o chucherías por 2 pesos), al tiempo que la oferta de dólares cae porque Brasil devaluó 20% y es ahora más competitivo y barato que nosotros, la crisis europea hace que los fondos de inversión no quieran venir a los países riesgosos como el nuestro (tenemos 785 puntos de riesgo país; casi 4 veces el riesgo de Brasil) y el precio de la soja, que es nuestro principal producto de exportación esté a 438 dólares en Chicago, cuando hace dos meses cotizaba a 532, pues entonces es razonable concluir que el precio de equilibrio entre oferta y demanda de dólares no es más 4,25 como hace dos meses atrás, puesto que todas las condiciones cambiaron y para mal.

SOSPECHAS

Mi sospecha es la presión sobre la demanda de dólares se debe fundamentalmente a esta tercera razón aunque está siendo retroalimentada por un cuadro de pánico generalizado, al que las medidas recientes del gobierno le han hecho menudo favor.

Creo que el gobierno se ha tomado este tema como una batalla política, como lo ha venido haciendo en realidad con todos los temas, y que por lo tanto lo resolverá achicando al máximo el mercado formal (donde se seguirá operando el menudeo alrededor de 4,30) y dejando que el ajuste se haga en el informal, que será el que reflejará el verdadero costo de conseguir un dólar en la República Argentina.

Salvo que yo me equivoque y en los próximos días el gobierno me demuestre lo contrario y meta presos a todos los vendedores de dólares informales... No pasó en Venezuela, no creo que pase en Argentina tampoco.


(*) El autor es economista, profesor de la UNLP y la UNNoBA, investigador del Instituto de Integración Latinoamericana (IIL) e investigador visitante del Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS)

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla