Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Deportes |SE CUMPLEN 47 AÑOS DE LA MÍTICA SELECCIóN FANTASMA
“A ese grupo no se lo reconoció por el esfuerzo que hizo y eso va a doler siempre”

Néstor Chirdo recordó la preparación en la altura que fue una pesadilla. Olvidados, sin plata, jugaron amistosos para la comida y el hotel

“A ese grupo no se lo reconoció por el esfuerzo que hizo y eso va a doler siempre”

La Selección Fantasma jamás tuvo el reconocimiento merecido / archivo

Walter Epíscopo

Por: Walter Epíscopo
wepiscopo@eldia.com

20 de Septiembre de 2020 | 02:56
Edición impresa

El fútbol argentino ha sido tan, pero tan injusto con tantos “héroes”. Sus dirigencias, el periodismo, la gente, han abrazado a tanto ídolo de barro. Y más en estos tiempos, a tanto millonario con botines flúo y “raros peinados nuevos” (diría Charly García), y se olvidaron de tipos que durante casi 90 días, entrenaron pensando en 90 minutos. Era “el” partido, por que si Argentina no ganaba en Bolivia, por segunda vez consecutiva no iría al Mundial.

Se les dijo Selección “alternativa”, “local”, también equipo “B”, pero quedaron perpetuados en el inconsciente colectivo futbolero nacional como la Selección “Fantasma”. Hace 47 años, un grupo de 15 jugadores se preparó en la altura durante 3 meses para jugar con Bolivia y ganarle en la tan temida altura de La Paz el 23 de septiembre de 1973. Si Argentina no ganaba, repetía lo de 1969 cuando en la altura cayó 3-1 y prácticamente quedó sentenciada para no ir al Mundial de México ´70. Y si Argentina quería ganarle la pulseada a Brasil para organizar el Mundial del ´78, no podía faltar en Alemania ´74.

Enrique Sívori era el DT argentino, y el platense Miguel Ignomiriello era el entrenador alterno y estaba a cargo de los Juveniles. Sívori le indicó a Ignomiriello que armara una Selección “B” con jugadores locales pensando solo en ese partido con Bolivia y se instalara a trabajar en la altura, mientras el Seleccionado “A” con jugadores que actuaban en Europa seguían de gira por España y jugando por Eliminatoria, empatando de visitante con Paraguay, por ejemplo.

Y “Don” Miguel Ignomiriello, lo hizo. Llamó: Arqueros: Fillol (River) y Tripicchio (San Lorenzo). Defensores: Glaría (San Lorenzo), Cortés (Atlanta), Chirdo (Estudiantes), Tagliani (Vélez) y Troncoso (Vélez). Volantes: Merlo (River), Galván (Independiente), Trobbiani (Boca), J.J. López (River) y Bochini (Independiente). Delanteros: Fornari (Vélez), Kempes (Instituto), Poy (Central) y Rocha (Newell’s). Tras algunas semanas de tareas en Jujuy, “Mostaza” Merlo decidió bajarse por que no aguantaba la experiencia; mientras que “JJ” López ni siquiera se subió al avión para viajar al norte en la primera etapa.

Es que si se la denominó Selección “Fantasma”, fue por que nadie de repente supo más de ellos. Ni la opinión pública, ni el periodismo, ni la AFA, que no suministraba el dinero que necesitaban. Para muchos esa preparación fue una experiencia extrema. Estuvieron incomunicados y sin dinero.

Néstor Chirdo hizo inferiores en Estudiantes hasta llegar a jugar en Primera, oriundo del barrio de La Loma, tuvo una extensa carrera en nuestro país y el exterior, y fue uno de los cinco pibes que Ignomiriello llevó, por que venía actuando en la Selección Juvenil. Por momentos sonríe al contar y los recuerdos se agolpan por aquella increíble preparación. “Es verdad, éramos la Selección B, los grandes ya estaban en Europa. Eramos muy jóvenes y nos adaptábamos. En una pieza estábamos los más chicos, Kempes, Tripicchio, Trobbiani, Bochini y yo. Arrancamos en San Salvador de Jujuy unos 10 ó 12 días. Estuvimos en Humahuaca. Luego fuimos a Tilcara donde años después fue la Selección del ´86. La preparación fue durísima a 2.445 metros de altura, no había comodidades y por ahí los que eran más grandes no la pasaban bien”. Al relato de Chirdo se le puede agregar que hicieron fútbol en el Club Estudiantes, en Humahuaca a 3.000 metros, ó en un gimnasio en Mina Aguilar, localidad a 3.900 metros, donde jugaron al fútbol con una pelota de básquet.

Es que lo planeado por Ignomiriello y el preparador físico Carlos Cancela no terminaba ahí, sino que faltaría lo más duro. “Nos fuimos a Perú, a Lima. Luego a Cuzco, llegamos a las ruinas de Machu Picchu. Estuvimos unos 15 días entrenando y de ahí directamente a Bolivia, nos instalamos en La Paz varias semanas, a unas cuadras del Estadio. Pasamos muchas cosas bravas pero el grupo estaba muy fuerte”, dijo.

Es que AFA había pautado amistosos y de allí cobrarían, pero algunos se suspendieron, y ante esto, Ignomiriello y el “Profe” Cancela debieron ingeniárselas y como si fuesen empresarios, empezaron a armar partidos amistosos para poder ganar plata. La ropa se la lavaban los jugadores (y hasta les llegó tarde el envío desde AFA), el utilero debió cocinar más de una vez. No tenían comodidades y todo era un calvario. Caminaban por calles desiertas del norte en momentos de la preparación bajo un sol que quemaba, desde el lugar de entrenamiento al hotel. “Habíamos quedado olvidados y Miguel con Carlitos (el Profe) organizaban partidos para poder pagar el hotel y pagarnos algún viático. Había ido un administrativo de AFA pero estábamos solos. Una vez nos debían mandar la comida desde Buenos Aires, pero el avión no se porqué no paró en La Paz y siguió hasta Estados Unidos. Estuvimos sin comida una semana y pico. Comíamos lo que podíamos”.

Pero más allá de lo que vivían, el objetivo estaba puesto en jugar ese partido con Bolivia. “Lo de Don Miguel fue tremendo. Yo digo que fue un adelantado total con esa preparación, hay que sacarse el sombrero. Fuimos a Oruro, a Potosí, entrenábamos o jugábamos en lugares arriba de los 4 mil metros del nivel del mar, entonces cuando bajábamos a La Paz con 3.600 o menos, estábamos bárbaro”.

Las semanas pasaban y prácticamente no se sabía nada de la Selección en Argentina, a la que ya habían apodado “Fantasma”. Y por eso surgió hacer la foto en un vestuario tras uno de los tantos amistosos para recaudar plata para sobrevivir. Es más, a veces les pagaban menos de lo convenido con anterioridad ya que no le creían que eran Argentina, por que veían que había otra de gira por Europa. “Después de uno de esos partidos, Don Miguel se apareció con esas cartulinas para hacer las cabezas de fantasma, porque ya todos nos llamaban así. Y ahí salió la foto, con algunas Copas que íbamos ganando también”, dice Néstor mientras sus nietas Ana y Agustina escuchan atentamente el relato. El impacto de la foto publicada en un diario boliviano fue muy fuerte.

Las anécdotas son muchísimas. ¿Una? Arreglaron con una marca de autos un canje, les dieron 5 para ir a jugar un partido a cambio de publicidad, pero todo terminó mal. Argentina ganaba 2-1, le dan un penal al equipo local faltando un par de minutos para el final, y el “Hueso” Glaría no tuvo mejor idea que ir al punto del penal, agarrar la pelota y salir corriendo. Sus compañeros lo siguieron. ¿Resultado? La gente se enojó mucho, los jugadores argentinos se subieron a los autos y los hinchas los siguieron tirándoles de todo por lo que devolvieron los 5 autos destrozados. Pero tanto sacrificio lejos de la familia. Sin plata y jugando amistosos que armaba el cuerpo técnico para tener efectivo. Viajando en trenes o colectivos desvencijados al borde de precipicios por caminos peligrosos haciendo cientos de kilómetros hasta Arequipa y Puno, por ejemplo. Durmiendo en lugares incómodos, comiendo mal, descansando peor, los hizo muy fuertes como grupo y pensaban solo en ganarle a Bolivia y cumplir la misión. Pero llegaría otro momento clave cuando la preparación estaba por terminar y el objetivo estaba cerca.

Solo 24 horas antes del partido a la concentración arribó el técnico Sívori con algunos jugadores de la Selección “A”. Esto generó tensión ya que Sívori quería hacer jugar a varios de los muchachos del equipo “A”. Chirdo afirma, “a La Paz fue la Selección A, varios se descompusieron y no pudieron jugar, otros respondieron. Lo que pasa es que querían hacer las cosas que hacíamos nosotros y no era posible. Nosotros ya estábamos adaptados. Igual con los muchachos no hubo problemas, estaba todo bien”.

Pero no fueron horas fáciles. Hubo pruebas para varios de los jugadores, algunos no resistieron, pero otros sí, como Bargas, Telch, el Ratón Ayala y Carnevali. Hubo discusiones, y “Don” Miguel se encerró en una pieza con Sívori hasta las 6 de la mañana. ¿Motivo? El arco. Sívori quería respetar a Carnevali que atajaba en España; Ignomiriello al Pato Fillol que ya se veía que sería un monstruo y había atajado durante toda la preparación en la altura. Al final atajó Carnevali, y de los once iniciales ante Bolivia, cuatro de la Selección “A” fueron titulares, y los siete restantes fueron de la “Fantasma”. Hubo desazón y bronca en algunos muchachos por haber hecho toda la preparación y a último momento quedar afuera, pero lo importante era el grupo y ganar.

Y ese 23 de septiembre en el Estadio “Hernando Siles”, con terna arbitral brasileña, Argentina ante 30 mil personas formó con: Carnevali; Glaría, Bargas, Tagliani y Cortés; Galván, Telch (C) y Poy; Fornari, Kempes y Ayala. En el complemento, a los 19 minutos Bochini entró por Kempes; y a los 31 minutos Trobbiani (que tenía 17 años, edad de Quinta y aún no había jugado en Tercera) por Telch.

Y la historia se inclinaría para el lado argentino gracias a una tremenda “palomita” dentro del área grande de Oscar Fornari (uno de la “Fantasma”) a los 18 minutos del primer tiempo, quien de cabeza conectó al gol tras un centro desde la izquierda del “Ratón” Ayala. “Fue el gol más importante de mi vida”, declaró una y mil veces, y para siempre el “Pamperito”, que un par de años más tarde llegaría como refuerzo a Gimnasia. Ese gol del delantero sanjuanino fue prácticamente el pasaporte al Mundial de Alemania ´74. Días más tarde la Selección “A” derrotaría a Paraguay en Buenos Aires y la misión quedaría completa. Pero esos 2 puntos en La Paz, fueron vitales.

Chirdo no duda: “Ganamos 1 a 0 con el gol de Fornari, pero si jugaba todo el equipo que venía haciendo la adaptación en la altura, a Bolivia le ganábamos tranquilos y por más goles. En los amistosos que veníamos jugando y goleando, enfrentábamos a equipos donde jugaban muchos de la Selección boliviana”.

Lógicamente hubo festejos, pero el sentimiento nunca fue el mejor. “Al menos yo siento que estábamos olvidados, pero me di cuenta después, porque en el momento, estando entrenando no lo sentimos porque estábamos muy unidos. A la vuelta hubo gente en Ezeiza, fue muy lindo, llegamos juntos la Selección A y la B y el recibimiento fue lindo...”.

Néstor cuenta que durante varios años después el grupo siguió reuniéndose en Capital y recordando aquello. En cuanto a sus sensaciones un año después, el ex defensor señala, “obviamente que en el ´74 vi el Mundial por televisión, y bueno, íntimamente uno sintió que en algo pudo contribuir, te sentías un poco parte, aunque hubiese sido justo la presencia en esa Selección de varios de la llamada Selección Fantasma”. Un año más tarde al Mundial de Alemania ´74 solo 4 fueron del equipo “Fantasma”: Fillol, Kempes, Glaría y Poy. Con un dejo de tristeza, Chirdo pone a flor de piel lo que aún hoy, 47 años después siente: “Sinceramente creo que a la Selección Fantasma, a ese grupo, no se le reconoció el esfuerzo que hizo, y eso va a doler siempre”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La Selección Fantasma jamás tuvo el reconocimiento merecido / archivo

Chirdo con la casaca de la Selección Fantasma y sus nietas Ana y Agustina

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla