Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,08
Dólar Ahorro/Turista $181.63
Dólar Blue $219,00
Euro $122,97
Riesgo País 1961
Toda la semana |Familias con perros y gatos
Vacaciones y mascotas: un tema que cada vez tiene más opciones

¿Viajar con ellas o con quién dejarlas cuando nos ausentamos de casa? Se reedita el dilema de cada verano. La Ciudad ofrece muchas alternativas: desde las tradicionales guarderías hasta novedosas “cat sitters”

Vacaciones y mascotas: un tema que cada vez tiene más opciones

no siempre se puede Viajar con las mascotas

Cecilia Famá

Por: Cecilia Famá
vivirbien@eldia.com

9 de Enero de 2022 | 04:58
Edición impresa

“Bobby, mi buen amigo, este verano no podrás venir conmigo / Hoy escuché cuando papá decía que esta vez no te podré llevar…”. En 1981, la agridulce campaña televisiva del Operativo Sol, que marcó a fuego a una generación de nenes -y a las hinchadas de fútbol hasta la actualidad- era tajante: nada de mascotas en el auto cuando viajáramos a la Costa. Hoy las cosas son diferentes, pero sigue sin resultar sencillo concretar el traslado, y a veces, por más que le busquemos la vuelta, debemos dejar atrás al perro o el gato.

Entonces, empiezan las averiguaciones sobre cuál familiar o amigo podrá cuidarlos, o quién podrá ir a alimentarlos a casa. También las consultas con personas o emprendimientos que se ocupan profesionalmente de estos cuidados, que las hay, desde las que ofrecen servicios más tradicionales hasta más modernos, incluyendo nutrición, paseos y juegos.

La joven platense Bárbara Rizzi cuenta que “¡Desde hace algunos años, viajar a la Costa es con las perritas (Uma y Petit) o no es!”. Para poder lograrlo, tuvo que ponerse en tema y, en consecuencia, considerar varias cosas: “en la ruta, deben usan pretal con una correa especial que va sujeta al cinturón de seguridad, y por supuesto sentarse atrás. Y es obligada una parada para que caminen, tomen agua y hagan sus necesidades. Una vez allá, buscar alojamiento ‘pet friendly’ es cada vez es más fácil, pero eso sí: se reducen las salidas nocturnas. En mi caso no me gusta dejarlas solas en un lugar que no conocen, ni llevarlas al centro si está repleto de gente. Lo bueno es que, al estar durante el día en la playa y en actividad quedan cansadas, entonces tampoco están tan alertas y pueden quedarse unas horas solas”.

“En la playa buscamos zonas pet friendly (que no son todas, pero cada vez hay más) y también tenemos en cuenta horarios, que tengan su lugar de sombra y que estén siempre hidratadas. Todo vale la pena cuando estás en la playa disfrutando con ellas, jugando y descansando. ¡Viajar con perros es un sí en mayúsculas!”, opina Bárbara, que va a todos lados, todo el tiempo con sus dos caniches blancas.

¿Pero qué pasa si no queremos o no podemos llevar a nuestras mascotas de vacaciones? Ahí empieza a surgir un mar de preguntas: si alguien de la familia puede tenerlas en su casa por unos días; si alguien les puede ir a dar de comer y limpiar el hogar o qué tipo de servicios buscar para solucionar el problema.

Hace unos años, la ciudad sólo contaba con un puñado pequeño de veterinarias con guarderías caninas. Espacios tradicionales, con caniles individuales, que cobran por noche de alojamiento y que garantizan una mascota alimentada, limpia y correteando unos momentos al día. Hoy, la oferta es mucho más amplia: desde guarderías sin caniles, en las que las mascotas andan libres por el jardín y hasta adentro de las casas, como si fueran una más de la familia, hasta cuidadores que van casa por casa a alimentar, pasear y jugar con perros, gatos y otro tipo de animalitos y cobran sus servicios por día u hora.

GUARDERÍAS

Las veterinarias con guarderías más tradicionales de la cuidad este año están teniendo un costo de 1.300 pesos por noche de alojamiento. Los animales están en sus caniles -de acuerdo con su tamaño y necesidades- y el alimento no está incluido. Este tipo de lugares tienen como requisitos presentar el calendario completo de vacunación y un certificado veterinario que garantice que la mascota está sana, desparasitada, sin pulgas, etcétera.

Son espacios que además de contar con este servicio durante las vacaciones o fines de semana, lo ofrecen durante todo el año. Los requisitos son los mismos para cualquier tipo de estadía.

También hay personas que tienen emprendimientos de cuidados de mascotas, como Juan (46), que vive en City Bell, es empleado del club Gimnasia y Esgrima de La Plata y cuida perros desde el año 2000, aproximadamente.

“Trato de que los perros estén lo más cómodos posible (ejemplo: tengo aire acondicionado en los caniles). Además, hay un terreno grande y bien protegido para que no se escapen, en el cual pueden jugar y sociabilizar entre ellos. La guardería está en el mismo terreno de mi casa y brindo el servicio todos los días del año. Hoy estoy cobrando 700 pesos por día sin el alimento”, precisa Juan, quien tiene muchísimas anécdotas en estos más de veinte años ofreciendo el servicio. “Muchas veces que vienen perros que los dueños no pueden tener por distintas circunstancias y los quieren dar en adopción… ¡y yo me los quiero quedar! Pero lamentablemente me es imposible. Sí me quedé con una que nos pudo a mi esposa, a mi hija y a mí”, confiesa entre risas.

A DOMICILIO

María Victoria Deluca (39) es platense y desde hace varios años vive en Parque Sicardi. Todos la recomiendan como “cat sitter”, aunque ella confiesa que su emprendimiento no es especista, sino que cuida todo tipo de animales a domicilio.

“Me dedico al cuidado de gatitos, perros y plantas. Una actividad que comenzó hace ya un año pero que es un trabajo que vengo haciendo durante toda mi vida. Vengo de una familia que siempre tuvo muchos animales: gato, perro, tortuga. Tomamos a los animales como miembros. Y siempre estuvimos asistiéndonos entre nosotros cuando alguno viajara. Cuando empecé a hacerlo para otros, me di cuenta de que es algo que ya venía haciendo desde siempre, y me sale como algo fluido y natural”, asegura.

“En principio es algo que hago sola y hace algún tiempo empezó a colaborar conmigo mi hija, Cira (22), que también es amante de los animales y tenemos una gran manada de gatos, perros y tortuga. Dada la gran demanda que hemos tenido para las Fiestas y en este momento, vamos separándonos por zonas”, dice.

El servicio consiste en cuidados de mascotas: “nosotras trabajamos realizando visitas en las que acompañamos, asistimos y brindamos a los animales lo que necesiten en ausencia de sus humanos a cargo. En el caso de los gatitos, vamos una vez por día, les damos su alimento, les cambiamos sus piedritas, les hacemos compañía. En muchos casos, cuando viven en departamentos no, pero cuando viven en casas o PH, están encerrados, así que el tiempo que vamos les abrimos el patio, pueden salir. Regamos las plantitas; en algunos casos jugamos con el gatito”.

“Lo máximo que hemos estado cuidando es de 20 días, que es un montón. Lo hemos hecho, pero no es recomendable”, subrayan. “En el caso de los perros, vamos 2 o 3 veces por día. Los alimentamos, los sacamos a pasear, les jugamos. Eso depende de la personalidad de cada animalito. El cuidado lo hacemos en el hogar de cada uno: este servicio surgió sobre todo con el caso de los gatos, que es muy estresante sacarlos de su lugar. Es donde más nos especializamos, porque están más presentes en nuestras vidas”, advierte Victoria.

“Yo siempre digo que este trabajo está direccionado a un tipo de personas, no es para todos. Porque es un período en el que nosotros estamos ingresando a sus hogares. Tiene mucho que ver con la confianza, el respeto, la responsabilidad. Y también tiene este plus de que en una casa cuyos dueños están de viaje, es un rato en el que hay movimiento, que vamos y les abrimos la casa. Es una gran responsabilidad. Estar entrando al hogar de otras personas”, detalla.

El costo es de 800 pesos la visita diaria dentro del casco urbano. El valor por un gatito o por dos, es el mismo. “Por cuidado de perros, lo hablamos particularmente de acuerdo a la necesidad de la mascota y de la persona a cargo. Depende de si hay que pasearlo o quedarnos un rato más. Cuando es fuera del casco urbano, el valor es 1.200 pesos o se pone un valor a los kilómetros cuando es mucho más lejos y lo sacamos en base a eso. Casi siempre es charlable. En general me contactan a través de mis redes sociales (amigues miau). Ahí comparto todas las experiencias en el cuidado de gatitos, perros y plantas. Subo videos y fotos. La verdad es que es muy hermoso trabajar con animalitos. Es un emprendimiento que trajo mucha satisfacción y felicidad a mis días. Para mí es un placer; es algo que quise hacer y cuando me di cuenta de que estaba la posibilidad, me puso muy contenta”, resume.

El servicio de cat sitter tuvo mucha repercusión acá en la ciudad, sobre todo para las Fiestas y las vacaciones. “Mi emprendimiento se empezó a expandir hace exactamente un año. Fue creciendo mucho, sobre todo este año, cuando la gente pudo empezar a viajar un poco más después de la cuarentena de 2020. Este es el trabajo que hago durante todo el año. Lo hago cuando la gente se va de vacaciones, y también cuando alguien se va por un día a Buenos Aires o por cuestiones de trabajo se ausenta muchas horas de su casa. Yo tengo llaves de las casas de algunas personas a las que asisto en casos en que salen en el día”, describe Vicky, que también ha cuidado gatos en Berisso y otras zonas cercanas a La Plata.

“Estamos abiertas a cuidar a otro tipo de animales”, revela Vicky, desde su casa de Sicardi, rodeada de su manada de gatos y perros: “hemos cuidado conejos, gallinas… Amamos a todos los animales por igual, y creemos que todos necesitan el mismo trato y el mismo respeto”.

“Realizamos visitas donde brindamos y acompañamos a los animales en lo que necesiten”

“Todo vale la pena cuando estás en la playa disfrutando con ellas jugando y descansando”

Las veterinarias con guarderías de la cuidad están teniendo un costo de $1.300 por noche

“Muchas veces vienen perros que los dueños no pueden tener ¡y yo me los quiero quedar!”

“Este trabajo es para un tipo de personas, no para todos, porque entramos a los hogares”

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Uma y Petit, las perritas que viajan de vacaciones con su dueña sí o sí

Muchos perros disfrutan de bañarse en el mar, pero hay que tener cuidado

María Victoria Deluca es una “cat sitter” que hace un año empezó con este emprendimiento

no siempre se puede Viajar con las mascotas

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla