Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
AVANCES EN LA INVESTIGACION 22 AÑOS DESPUES

AMIA: tras hallazgo de una prueba clave, buscan identificar al atacante

Así lo aseguró el padre de una de las víctimas. Se confirmó que usaron una Trafic para la explosión

AMIA: tras hallazgo de una prueba clave, buscan identificar al atacante

Otra prueba certifica que estalló un cochebomba en la sede de la mutual judía en julio de 1994

Luis Czyzewski, padre de una de las 85 víctimas del atentado a la AMIA, consideró que “hay una alta posibilidad” de que se encuentre el ADN del atacante suicida entre los restos orgánicos congelados y esquirlas de la explosión que hallaron los investigadores en dependencias de la Policía Federal.

Czyzewski resaltó que el ahora abogado Carlos Telleldín, ex reducidor de autos y primer detenido por el atentado, “no va poder decir más ‘la Trafic no existió’” porque “uno de los temas tan dudosos era cómo había sido la explosión” de la AMIA.

“En los alegatos, policías y Telleldín pusieron en duda los datos de una Trafic; eso ya no se discute más”

“En los alegatos de policías y Telleldín se pusieron en duda los datos de una Trafic; eso ya no se discute más. Hay que reflexionar si todos los que actuaron lo están haciendo o no, esto demuestra que no. Se encuentran (las pruebas) 22 años después, es algo realmente sorprendente”, agregó.

Además, consideró que el hallazgo “va a permitir seguir adelante con la individualización de los ADN. Si aparece otro puede ser de una víctima más o que pertenezca el suicida. Yo estimo que un fallecido más es muy difícil, creo que hay una alta posibilidad de que sea del suicida”.

Czyzewski también resaltó, en diálogo con radio Mitre, que el trabajo de los fiscales es “meritorio”, aunque consideró que “si no supimos avanzar en algo así, Argentina parece ser un país menos serio”.

“Para los familiares escuchar temas como este es un poco duro, en el sentido de escuchar sobre autopsias, cuerpos, hay que tener dureza para escucharlo y analizarlo”, concluyó.

Los investigadores de la causa AMIA encontraron abandonado en un freezer de la Policía Federal un balde rojo con restos orgánicos congelados y esquirlas de la explosión, que permitieron probar que el atentado fue cometido con una Trafic cargada de explosivos. Con esos elementos, la UFI AMIA dio por probada la existencia del coche bomba de la camioneta Renault Trafic que el 18 de julio de 1994 voló la mutual judía, en base al estudio del conjunto de restos metálicos que habían sido extraídos del cuerpo de varias de las 85 personas fallecidas en la explosión.

Según un adelanto del examen pericial de esos materiales realizado por la Gendarmería nacional, existe concordancia entre la estructura de esas esquirlas con la de aquellas piezas de la Trafic recogidas en el lugar y peritadas en 2002.

Esta diligencia fue hecha por el Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental de la UFI-AMIA (GERAD) que detectó entre la información desclasificada en 2015 un video donde los profesionales del Cuerpo Médico Forense habían documentado y analizado su trabajo en la investigación.

Para los fiscales a cargo de la UFI-AMIA, Sabrina Namer, Roberto Salum y Leonardo Filippini, el hallazgo implica un fuerte respaldo científico para la cuestionada hipótesis sostenida por la fiscalía que condujo Alberto Nisman hasta su muerte, en circunstancias hasta ahora no esclarecidas, en enero de 2015.

COMO FUE LA BUSQUEDA

La búsqueda de las esquirlas metálicas se inició luego de que el GERAD, conducido por el fiscal Juan Patricio Murray, encontró ese video de la autopsia entre la información desclasificada el año pasado. En la grabación de la autopsia se podía ver el momento en el que los profesionales del Cuerpo Médico Forense, entre los que se encontraba el perito Osvaldo Raffo, extraían las esquirlas y las separaban para su posterior análisis.

En la grabación de la autopsia se podía ver el momento en el que los profesionales del Cuerpo Médico Forense, entre los que se encontraba el perito Osvaldo Raffo, extraían las esquirlas y las separaban para su posterior análisis.

En el video, los forenses indicaban que los restos metálicos “habían salido del componente activo de la bomba” y que su extracción se produjo “para un estudio posterior a fines de identificación del artefacto infernal”.

La búsqueda de las esquirlas comenzó a materializarse el 19 de agosto último cuando los fiscales de la UFI-AMIA requirieron al laboratorio de la Policía Federal (PFA) un informe completo sobre todos los elementos de prueba en poder de esa agencia.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...