Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
¿Una Reina anoréxica?

22 de Junio de 2014 | 00:00
¿Una Reina anoréxica?

En un país como España, donde dos de cada diez universitarios están en alto riesgo de padecer desórdenes alimentarios como anorexia o bulimia, la sospecha de que la ahora Reina Letizia sufre de la primera de estas enfermedades ha puesto los pelos de punta a la Casa Real española.

Acostumbrada a nunca admitir ni negar esos rumores que periódicamente amenazan con manchar la corona, la Casa Real se vio obligada en su momento a emitir una carta firmada por su Jefe de Relaciones con los Medios, en la que se negaba categóricamente que la esposa del entonces príncipe Felipe de Borbón sufriera de esa enfermedad, haciéndose además mención de que en España la preocupación por los trastornos alimenticios es grande.

RUIDOS PELIGROSOS

Provista de un carácter obsesionado por la perfección y una notoria hiperactividad, Letizia se ha caracterizado siempre por su esbelta figura.

Desde sus épocas de periodista televisiva ha sido vista como una mujer estilizada y bella, pero una foto tomada durante un verano la mostró preocupantemente delgada, con brazos esqueléticos, la cara muy angulosa y los omóplatos tan marcados que parecía, ciertamente, una persona enferma.

Y ni la prensa española ni la de otros países como Francia e Italia dejaron pasar la oportunidad, comenzando con los cuestionamientos, y preguntándose si Letizia no sufría del ‘mal de las princesas’, es decir de anorexia.

El diario español El Mundo publicó después un artículo donde se preguntaba si se trataba en verdad de una enfermedad o si esa sospechosa delgadez no era más bien resultado del intenso entrenamiento que soportan las mujeres a quienes les toca convertirse en princesas.

Paradas durante mucho tiempo en actos oficiales, usando tacones de diez centímetros, con los hombros hacia atrás y la cabeza recta, todas posturas que pueden causar la ilusión de extrema flacura porque los omoplatos se notan mucho y, si la masa muscular escasea, producen un efecto chocante a la vista. Sin embargo, más allá de las especulaciones y de los comentarios, en algunos casos hasta maliciosos, la verdad acerca de la delgadez extrema de la ahora Reina nunca se supo.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla