Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ORDEN

El placard perfecto

Consejos para que el guardado de la ropa nunca sea un problema

A la hora de planificar un armario, hay que distinguir entre lo que se usa seguido y lo que se usa ocasionalmente

Muchos vestidores se pueden diseñar hoy día a gusto del cliente

A la hora de diseñar un armario o vestidor hay que tener en cuenta todas las variables, como sábanas o ropa de cama

Comprar un armario es como armar puzzles de 100 piezas. Hoy día, estos muebles se fabrican a medida del cliente de forma individual y ofrecen muchas variantes. Un estante ya no es desde hace tiempo solo un estante. Pero, ¿cómo se hace?

LA MEDIDA: ¿CUÁNTA ROPA TENGO?

Lo mejor es sacar toda la ropa del viejo armario y medir las pilas de ropa. El nuevo mueble debería ser lo suficientemente grande como para que las pilas puedan ser guardadas de forma práctica y visible. En general, se recomienda un espacio de al menos un metro cúbico por persona. Esto representa un armario de un metro de ancho, 54 centímetros de profundidad y dos metros de altura. Mejor es un armario con 1,5 metros cúbicos de volumen: esto representa 120 centímetros de ancho, 60 centímetros de profundidad y 220 centímetros de altura.

LA DISTRIBUCIÓN: ¿QUÉ TIPO DE ROPA TENGO?

No sólo es definitoria la masa de ropa, sino su tipo. No es lo mismo tener preferencia por los suéteres y camisetas que por los abrigos largos y camperas. También hay que estar atento si se prefieren las prendas más largas, como abrigos, vestidos de noche o enteritos, ya que demandan percheros. Además, hay que tener en cuenta las medidas de las prendas. En muchos casos, la gente también guarda en el vestidor sábanas, toallas, abrigos de invierno e incluso la aspiradora.

Algunas prendas están mejor colgadas de una percha, otras dobladas y otras apiladas. Vestidos, trajes y blusas están mejor colgados.

Pulóveres y jeans pueden doblarse. Mucha gente olvida, por otra parte, que los suéteres y sacos de lana se deforman más rápidamente colgados de una percha.

Por lo general, a la hora de repartir la ropa, lo mejor es diferenciar entre las cosas que se usan a diario y el resto. Desde el piso hasta una altura de 60 centímetros van aquellas cosas que no se usan a diario. Debido a que es más cómodo, lo que se usa más seguido debería estar a una altura de 60 a 170 centímetros. El resto de las cosas, como sábanas o toallas, se pueden guardar en los estantes más altos.

¿QUÉ TIPO DE ESTANTES?

Cuántos estantes construir dependerá de cuán alta es la pila de ropa doblada. Ikea parte de la base de que diez camisetas dobladas entran en un estante de 25 centímetros de alto, mientras que diez pantalones o pulóveres necesitan 30 centímetros de altura.

Quien quiera acortar la parte para la ropa colgante para colocar más arriba o bien abajo un espacio para zapatos o ropa de cama debería tener en cuenta que los vestidos largos más percha miden 180 centímetros y los vestidos cortos 120. Si sólo se tienen blusas o blazers se necesitan 80 centímetros de altura más percha. Los hombres necesitan para su saco y sus camisas unos 100 centímetros. Y para pantalones colgados 60 centímetros y 70 centímetros para mujeres.

Para un armario estándar se recomiendan un perchero, estantes y al menos dos cajones. Los cajones son prácticos para medias y ropa interior así como pañuelos y bufandas. La parte interior de las puertas también puede servir para acomodar corbatas o pañuelos largos.

¿CÓMO SE MONTA?

Hay que ir al ebanista con las medidas y en algunos casos, este cuenta con un programa de computadora para ir diseñando el mueble a medida.

Si todo esto no le resultó claro, deje el que tiene y, si no puede con el orden, mire el especial de Marie Kondo en Netflix. Seguro le dará algunas ideas.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...