Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TIPS NUTRICIONALES

Cuánto comer durante el embarazo

Cuánto comer durante el embarazo

Es importante tener una alimentación equilibrada

El tema de la alimentación durante el embarazo suele tener algunos mitos y creencias. Muchas mujeres suponen que son meses en los que debe comer por dos; otras creen que deberían comer lo que nunca les gustó, por el bien del bebé en gestación; hay algunas futuras mamás que se alimentan sano por naturaleza; y otras no pueden dejar de comer hamburguesas y pizzas. Más allá de la salud de la madre, también hay que pensar en el nivel de nutrición para el bebé.

“Las bases de la alimentación saludable se establecen durante los meses de gestación”, afirma el doctor Frank Jochum, especializado en niños y adolescentes y nutrición.

Es decir que alimentarse de un modo saludable durante esos nueve meses le hace bien a la madre y al bebé. Entonces, ¿en qué consistiría la alimentación saludable? “Las recomendaciones no son muy distintas de lo que se sabe a nivel general”, apunta la nutricionista Margarita Morlo. Por ejemplo, las comidas frescas son mejores que los alimentos procesados, lo ideal es ingerir tres porciones de verduras y dos porciones de frutas por día, mejor comprar productos integrales en lugar de refinados porque contienen muchos minerales, vitaminas y fibra.

Jochum tampoco cree que sea necesario hacer una dieta especial durante le embarazo. Sin embargo, destaca que las futuras mamás deberían tener en cuenta algunas cuestiones fundamentales: “Para el desarrollo del cerebro del bebé son importantes los ácidos grasos insaturados de cadena larga, que pueden ser aportados, por ejemplo, por el pescado”, apunta. Morlo completa diciendo: “Lo ideal son el arenque, el salmón y la caballa”. También es fundamental que las embarazadas cubran su necesidad de ácido fólico, pero este suele recetarse en comprimidos.

En lo que también coinciden los especialistas es que lo que no es necesario es aumentar la ingesta de calorías. Al menos no de un modo significativo. “No hay que comer por dos”, apunta Morlo. “Sólo durante el segundo tercio del embarazo deberíamos comer 250 calorías más pro día y durante el último tercio 500 calorías más”, explica.

Es bueno desterrar de entrada el mito de “comer por dos”, sobre todo en casos de sobrepeso, resalta la doctora Regina Ensenauer, especializada en nutrición infantil. “Los estudios demuestran que tener mucho sobrepeso al inicio de un embarazo aumenta el riesgo de que el niño también sufra de sobrepeso”, alerta.

El sobrepeso no es malo en sí mismo, sino que se recomienda evitarlo porque puede disparar enfermedades como la diabetes de tipo 2 o problemas de presión y circulatorios, entre otros.

Para evitar este tipo de problemas, Ensenauer recomienda pensar en la alimentación antes de encarar un embarazo. “Es mucho más conveniente comenzar una gestación cuando uno tiene un peso y un metabolismo normal”, apunta.

Por otra parte, Ensenauer señala que tampoco sería bueno que las embarazadas que sufren de sobrepeso intenten reducirlo por cualquier vía. “El embarazo no es un buen momento para adelgazar. Podría generar falencias en la madre y en el niño”, comenta.

La doctora recomienda que estas mujeres, en lugar de hacer dieta, se alimenten de un modo balanceado y se muevan lo más posible.

Más allá de estos casos, es fundamental que las embarazadas ingieran suficientes vitaminas y minerales, y si sienten que están perdidas o no saben cómo hacerlo, mejor recurrir a un nutricionista.

“Lo que come la madre le llega a través de la placenta al bebé”, explica Jochum, por eso es tan importante no subestimar el valor de una buena alimentación durante esos meses, explica y agrega: “Durante el embarazo y hasta el segundo año de vida el cuerpo registra procesos de programación del metabolismo que serán decisivos para los comportamientos que adoptará el niño a la hora de alimentarse”, advierte. Ese período es conocido como los mil días clave.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla